UN GOLEADOR DE RAZA PURA

El histórico Cascarita Tapia

El estadio contiguo al Rommel Fernández lleva su nombre, sin embargo Cascarita no tiene una cortesía para ir a ver los juegos de la selección. ¡Absurdo!

Luis Ernesto Cascarita Tapia es considerado como el futbolista más grande que ha dado el fútbol panameño.

En 2006 la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol lo incluyó en el puesto 74 con 269 goles hasta el 31 de diciembre de ese año, en una lista en la que figuraban 297 artilleros históricos; recientemente el Gráfico de Argentina lo ubicó en el puesto 159 de una lista de 162 máximos goleadores de la historia hasta el 25 de marzo de este año, con una marca de 296 dianas, en las dos listas sus goles comprenden un período que va de 1961 a 1981.

Con el número nueve en su camiseta, este jugador panameño marcó una época en el fútbol cuscatleco en los años 60 y 70, cuando El Salvador era una potencia en el área.

Con el club Alianza, Cascarita Tapia consiguió tres campeonatos seguidos (1964-65, 1965-66, 1966-67) en el fútbol salvadoreño (en ese tiempo los torneos eran largos), erigiéndose en cada uno de ellos en el máximo artillero. Su nombre se coreaba en cada partido. Durante ese tiempo Alianza se codeó con los más grandes de Sudamérica y México, ganó un campeonato de clubes de la Concacaf y enfrentó dos veces al Santos de Pelé.

En 1963, con 18 años de edad, Tapia formó parte de la selección nacional que por entonces dirigió el argentino Raúl Che Álvarez, en un torneo en El Salvador donde el morenito impresionó. Un alto funcionario panameño en El Salvador, Manuel Ruglianchi, lo convenció para que jugara en el Alianza. Lo mandaron a buscar para que hiciera una prueba de dos meses, pero solo necesitó de una semana para convencer en dos partidos que hizo.

Desde ese entonces la historia de Cascarita y Alianza comenzó a escribirse, con el pasar de los partidos se hizo un ídolo, no ha habido un panameño más querido en el fútbol salvadoreño que Luis Ernesto Tapia.

Hoy a sus 67 años de edad Cascarita rememora su pasado glorioso y le echa una mirada al fútbol actual.

–Jorge Rambo Méndez (q.e.p.d.) llegó a decir que Cascarita era el mejor futbolista panameño. ¿De acuerdo?

La gente que jugó conmigo de mi generación me dice que si yo hubiera jugado en estos tiempos a lo mejor fuera millonario, porque estuviera jugando en Sudamérica. Tuve la oportunidad de irme para el Peñarol de Uruguay, me querían de inmediato, pero mi club no lo permitió.

–¿Cómo fue Cascarita Tapia como jugador?

Usaba el número nueve. El chileno Hernán Carrasco Vivanco (que clasificó a El Salvador al mundial de México 1970) fue quien me implantó mi manera de jugar, me enseñó cómo moverme, aprendí mucho allá, mi fútbol se lo debo mucho a San Salvador.

–¿Cómo se desenvolvió en la cancha?

Era interior derecho, jugaba en todo el área, era muy habilidoso, rápido. Conducía bien el balón, nunca fui egoísta. Al mejor jugador que estaba ubicado le daba el balón.

–¿Cuántos goles anotaste, tienes el registro?

No lo tengo, pero hice muchos goles en Centroamérica.

–¿Enfrentaste dos veces al Santos de Pelé?

Fue una cosa grandísima, lo veía en la televisión, aprendí muchas cosas de él.

–¿Dónde lo enfrentaste?

Contra Alianza, en El Salvador, y en Panamá como refuerzo del Marte.

–¿Te llegaron a decir el Pelé Centroamericano?

Sí (me enseñó el álbum de recortes para corroborarlo), me decían el mimado del fútbol salvadoreño, una vez me sacaron para el equipo ideal del fútbol salvadoreño en un concurso donde participaba el público, tuve la puntuación más alta en mi posición.

–En ese tiempo El Salvador era más competitivo, ¿se hacía difícil triunfar allá?

Fueron los tiempos en que clasificaron al mundial, en que enfrentaron a Honduras, en que hubo la guerra, para jugar allá había que ser bueno, porque los aficionados que llenaban los estadios exigían mucho, y más jugando en Alianza.

Había muchos extranjeros, y a los que no rendían los devolvían a sus países, era un fútbol muy exigente.

–¿Cómo fue tu relación con la fanaticada del Alianza?

Ajo, eso para mí era una cosa grandísima, porque... (Cascarita se queda pensando, de repente se le aguan los ojos y se le hace un nudo en la garganta, no puede hablar, me hace una señal con la mano, toma unos segundos para contestar).

Cada vez que iba a la cancha me gritaban ¡Tapia!, ¡Tapia! (vuelve a tomar una pausa). Yo iba a los restaurantes y a la hora de pagar me decían que ya todo estaba pago, me querían demasiado. Todo el mundo quería estar al lado mío, porque siempre me veían en la cancha, nunca en la calle.

– ¿Quién te puso Cascarita?

Era un tío mío (Paye Pérez). A él le decían Cáscara y como él me llevaba siempre a los juegos, la gente en la calle decía: ´Allí va Cáscara y Cascarita´. Eso fue desde chico, en Plaza Amador.

–¿Desde pequeño venía el talento?

Sí, en la liga Plaza Amador con León Cocoliso Tejada jugué en las categorías Zancudo, Mosquito, Infantil, fui subiendo, pero mi primer deporte fue el béisbol.

–O sea, ¿el Cascarita primero fue beisbolista?

Sí, eso fue lo primero que yo jugué, hacía de campo corto y segunda base, bateaba bien. Jugué en la selección infantil de El Chorrillo, después en la juvenil en la liga de calle 15, después me fui para el fútbol.

–¿Por qué te gustó el fútbol?

Desde muy niño siempre admiré a Pelé, veía los juegos de él y me quedaba embelesado viendo las cosas de él. Mi ídolo fue Pelé, para mí ha sido el número uno del mundo.

–¿Dónde comenzaste a jugar de niño?

En el politécnica, era de Granillo, por los lados de Plaza, tenía 15 años, era en segunda categoría, luego fuimos campeones y yo quedé campeón goleador, y después otra vez y subimos a primera, allí también quedé goleador, y de allí me llamaron a la selección a los 17 años.

–¿Añoras el fútbol de antes , piensas que era mejor?

El de ahora es bueno, antes también, hubo muchos grandes jugadores, pero el de ahora también está bueno.

–¿Es más fácil triunfar ahora?

Pienso que sí, porque ahora se abren más las puertas, mire ahora cuánto jugador panameño está jugando en el exterior, en mi época las puertas no se abrían como ahora, ni había la facilidad de probar en el exterior.

–Un Cascarita ahora en la selección de 2012, ¿cómo te verías jugando?

Sería un nueve haciendo goles, no voy a menospreciar a los muchachos que están hoy en la selección, no me gusta decirlo yo, pero serían goles por partido los que marcaría en nuestro medio. Yo era jugador de área, no se me escapaba nada, aunque tenía mis fallas como todos.

–¿Cuál es el jugador más importante para ti de Panamá?

Admiré mucho a Muquita Sánchez, un jugadorazo; a Montilla. De los de ahora a El Matador Tejada, es bueno, un goleador de área, me gusta su movilidad, su manera de jugar, no es egoísta, siempre ve los claros.

–¿Cuál de los jugadores de de la selección de hoy tiene algo de Cascarita?

El muchacho de Colón Armando Cooper, a él le vi cositas nuevas, pero tendría que mejorar en el sistema de jugar más con sus compañeros, no ser tan individual. A él le vi algo de mí, tiene chispazos, buen driblin y pique.

–Entonces, Cooper tiene más de ti , pero los goleadores son Tejada y Blas, ¿cómo era tu estilo entonces?

Yo venía más de atrás, yo embestía, yo no esperaba, si era un contragolpe ya te estaba picando un poco más adelante de la media cancha, allí iba yo con mi velocidad.

–La mayoría de tus goles, ¿cómo los marcabas?

Por lo regular los hacía en jugadas, ese era mi especialidad, usaba las dos piernas, donde me llegaba el balón, por allí iba.

–De tu tiempo para acá ¿has visto que el fútbol panameño haya adoptado una identidad de juego?

Se ha mejorado porque ahora lo tienen todo, antes a nosotros no nos daban nada, antes para que nos dieran un viático era un problema, hoy hay más incentivo, pero todavía en concreto no tenemos un sistema, porque de repente estamos corriendo y no la traemos. Estas eliminatorias van a ser bien duras y nosotros tenemos jugadores capacitados que lo pueden hacer bien, pero siempre y cuando se juegue con un buen sistema.

–¿Hoy en día los partidos lo ganan los jugadores o los técnicos?

Lo ganan los jugadores, hay sistemas, pero en la cancha son los jugadores los que tienen que poner de su parte.

–Marcaste el primer gol de Panamá en una eliminatoria ante Costa Rica , ¿recuerdas el gol?

Sí, fue en un contragolpe, me llevé a Walter Elizondo y a Marín, por el centro, el portero salió y se la elevé, lo bañé.

–¿Había fanaticada?

¡Qué va! Ojalá los estadios tuvieran llenos como ahora, cuando juega la selección.

–Antes no había televisión, ¿cómo fueron esos tiempos, la gente los conocía como ahora?

Sí me conocían, pero los partidos no se televisaban, a mí siempre me hubiese gustado verme jugar, nunca me vi jugar ni aquí ni en El Salvador, me hubiera gustado verme jugar, solo conservo fotos.

–¿Qué opinas de los nuevos jugadores como Muñoz y Canales, que han triunfado en El Salvador?

No los conozco, pero es grande salir campeón afuera, eso los cotiza, pero que lástima que no los llaman a la selección, deberían de darle una oportunidad.

–¿Cómo ves la actual eliminatoria´

Difícil, no es que no podamos ganar, hay material, pero hay que recordar que Honduras es Honduras.

–¿La camiseta de la selección pesa?

Claro que pesa, porque primero uno entra con los nervios, cuando uno pisa la cancha se van, pero qué pasa, es una responsabilidad ante el país, eso es lo que deben pensar los jugadores, deben entregarse.

–¿En tus tiempos había incentivos?

En mis tiempos no te daban ni para la soda, uno mismo llevaba sus cosas, uno jugaba por amor a la camiseta, pero conmigo hubo pequeñas excepciones.

–¿Pero en El Salvador te fue bien?

Sí. El dueño de mi club me dio un carro, me pagaban todo, tenía buen sueldo y por partido ganado y empatado te daban premios.

–¿Qué le dejó el fútbol?

Buenas amistades, me abrió muchas puertas, conocieron quién era yo, muchos me creían muerto porque ahora le pusieron mi nombre a un estadio gracias a Foncho Méndez, que fue el de la idea, y de toda la generación mía de la liga de veteranos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código