Campeonato mayor

El jonrón de Moracho en el Kenny Serracín

Temas:

Una escena de la inauguración del coliseo chiricano. Una escena de la inauguración del coliseo chiricano.
Una escena de la inauguración del coliseo chiricano. Eduardo Espinosa- LP

A Olmedo Morales Montenegro le llegó una propuesta laboral que literalmente lo ponía en cuenta de 3 y 2. Esto ocurrió en 1978, justo cuando Chiriquí vivía uno de sus mejores momentos en el béisbol mayor.

La situación económica del jardinero central chiricano no era la mejor, así que debía desprenderse de uno de sus grandes amores, el béisbol.

Sus recuerdos florecen ante el imponente y nuevo estadio Kenny Serracín, inaugurado el pasado viernes con un valor estimado de 17 millones de dólares y con capacidad para 8 mil 500 personas sentadas, nada parecido al viejo Kenny y ni hablar del antiguo 3 de Noviembre.

Moracho, como conocen a Morales, tomó su gorra verde y roja y su camisa con letras rojas que dicen claramente Chiriquí, “son las mismas con las cuales jugué mi última campaña defendiendo los colores de mi provincia”, sostuvo mientras acomodaba sobre su cabeza esa gorra sin ningún tipo de letras.

Tras ello, forzó su cuerpo ya nada esbelto, en meterlo en aquella pequeña camisa deportiva, a la que le había cortado las mangas.

Tras varios movimientos con el bate, en la posición izquierda, recordó cómo pegó su primer gran batazo hace 40 años.

Moracho Morales muestra un listado de jugadores destacados. Expandir Imagen
Moracho Morales muestra un listado de jugadores destacados. Eduardo Espinosa- LP

Morales fue el primer panameño aficionado en pegar cuadrangular en el antiguo Kenny Serracín.

En el viejo estadio recién se había levantado el vallado de concreto, así que ningún pelotero de los torneos nacionales lo había hecho.

Esto ocurrió un 13 de marzo de 1977. Previo al partido ante Panamá, el gerente de la Cervecería del Barú de esa época, Chicho Anguizola, había propuesto a los jugadores de la selección chiricana que quien pegara un cuadrangular lo premiaría con 100 dólares.

“Conversamos, Franklin Panco Castillo, Mike Méndez y Nelson González y propuse que quien la botara primero, le tenía que dar 50 a su compañero, un tipo de apuesta, nadie quiso. Mi compadre Panco me dijo que sí”, destacó

Jorge Luis Pacha Sánchez vino con una recta, estaba en cuenta de 2-2, la conecté por el centro y la boté, finalmente derrotamos a Panamá 3 a 2.

“Roberto Cedeño me comentó que fue por la brisa que la boté, yo solo dije, aquí siempre pega brisa y por qué no la botaron ustedes”, agregó.

Contra el ex grandes ligas Juan Berenguer, en el año 1971, pegué un cuadrangular de terreno, porque no había cercado de concreto.

Adiós al béisbol

La radioemisora La Voz del Barú me propuso ser el gerente por un salario mensual de 300 dólares. Sentía que podía continuar jugando en los nacionales y a la vez trabajar.

Aquí vino la decisión, me sentenciaron: “trabajas o juegas” y yo decidí por el trabajo y dejando de ser parte de la selección chiricana tras cumplir con ella desde el año 1971 hasta 1977”.

Por esas cosas extrañas del destino, precisamente el año siguiente, 1978, el equipo chiricano quedó campeón por primera vez en la historia de nuestra pelota, “algo que para mí me dolió en lo personal. Debía haber estado allí, pero igual lo he dicho, me sacrifiqué para que otros quedaran campeones”, sostuvo en tono de broma.

Los fuegos artificiales engalaron la noche. Expandir Imagen
Los fuegos artificiales engalaron la noche. Eduardo Espinosa- LP

Tiempos pasados

El hoy periodista y empresario, considera que todos los jugadores pusieron dentro del campo su granito de arena para hacer del béisbol chiricano algo grande.

“Los tiempos cambian, pero siempre lo he dicho y lo he desarrollado desde muy joven, cuando apenas pesaba 120 libras: el béisbol fue un compromiso, siempre he tratado de hacerlo de la mejor manera, traté y lo logré, me divertí y a la vez hice divertir a la afición que presenciaba los partidos”, agregó.

Mi mensaje que promuevo en los nuevos peloteros es estímulo, “que tienen que desarrollar y hacer un trabajo mejor al que pudimos lograr todos los de las épocas pasadas, tener un compromiso moral y deportivo”. “Me llevo el recuerdo de que fui partícipe de la diversión de los que nos veían, por eso les digo a todos: si vas a jugar disfruta de tus cualidades, de divertirte y hacer al público parte de esa diversión”.

También destacó que “sino vas a satisfacer esas necesidades no lo hagas, debes actuar para que ese público se sienta feliz”.

Trajo a su mente jugadores como Dimerson Núñez, Candela Aparicio, Panco Castillo, de Kiko Serracín, quienes también han aportado al béisbol chiricano.

“Me sentía bien porque ponía en acción mi estilo, lo importante es que el bate suene bien cuando le pegues a la pelota y que te entregues por tu provincia”, apuntó.

Hay un compromiso no escrito el cual se debe cumplir en cada instante del juego y para Morales Montenegro el estudio es factor importante e igual el de lucha. “Nadie ha superado nada si no ha sido luchador constante, pero sobre todo la educación es la base para todo”.

Tras varios imparables llenos de recuerdo, miró hacia el lugar detrás de la valla del nuevo estadio Kenny Serracín y apuntando con un dedo expresó: “Por allá cerca de la vieja catedral, donde hay una alcantarilla, allí cayó la pelota de ese inolvidable 13 de marzo de 1977, hace 40 años”.

Morales junto a Candelilla Aparicio y Bienvenido Cedeño. Expandir Imagen
Morales junto a Candelilla Aparicio y Bienvenido Cedeño. Eduardo Espinosa- LP

Peloteros

Parte de quienes fueron los más sobresalientes jugadores de la categoría mayor, está en un listado que es encabezado por el mejor pelotero aficionado del país, Rodolfo Candelilla Aparicio Calvo.

De igual aparecen dos foráneos, el coclesano Benjamín Salamín, bujía importante en la consecución del primer campeonato de los chiricanos alcanzado en 1978. La otra figura es el veragüense Freddy Herrera, quien fue un pelotero no nacido en Chiriquí.

La casa del béisbol chiricana está lista y se estrena con victoria

Le correspondió al presidente Juan Carlos Varela darle la bienvenida a los 8 mil 500 fanáticos, el máximo aforo del remodelado estadio Kenny Serracín, el pasado viernes en medio de luces y música en la inauguración del coliseo.

Después de los actos, la selección de Chiriquí venció a la de Herrer, 5 carreras a 2 en el torneo mayor de béisbol. No se conectaron jonrones en el compromiso y el lanzador ganador del partido  fue Andy Otero, quien tiró ocho entradas completas en las que permitió 6 hits, recetó 8 ponches y boleó a uno. Cargó con la derrota Yoenis Yera.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

22 Jul 2018

Primer premio

9 0 3 3

DADB

Serie: 12 Folio: 12

2o premio

8375

3er premio

8150

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código