FRANCISCO GONZÁLEZ

El líder del pelotón

La escuela, fundada hace 20 años por Francisco González padre, ha sido cuna de varias camadas de ciclistas de la provincia de Panamá.
ENTRENAMIENTO. El entrenador Francisco González padre (cuarto de izquierda a derecha) encabeza el grupo de pedalistas conformado por adolescentes y jóvenes durante una de las sesiones matinales de práctica. LA PRENSA/Eric Batista ENTRENAMIENTO. El entrenador Francisco González padre (cuarto de izquierda a derecha) encabeza el grupo de pedalistas conformado por adolescentes y jóvenes durante una de las sesiones matinales de práctica. LA PRENSA/Eric Batista
ENTRENAMIENTO. El entrenador Francisco González padre (cuarto de izquierda a derecha) encabeza el grupo de pedalistas conformado por adolescentes y jóvenes durante una de las sesiones matinales de práctica. LA PRENSA/Eric Batista

De tres a cuatro veces a la semana en la carretera Interamericana, en el sector de Cañitas de Chepo, en dirección a la hidroeléctrica de Bayano, se puede apreciar desde muy temprano en la mañana (6:30 a.m.) un pelotón multicolor de ciclistas que pedalean sobre sus máquinas de acero con ritmo uniforme.

El grupo conformado por adolescentes y jóvenes generalmente realiza este recorrido por dos o tres horas, tiempo que se incrementa los domingos cuando la sesión se extiende por unas seis horas, al igual que el grueso del pelotón que en ocasiones llega a ser hasta de una 60 personas, cuando se le suman varios adultos.

Los pedalistas que realizan este recorrido durante la semana cubren entre 500 a 600 kilómetros semanalmente.

CUNA DE CICLISTAS

Se trata de los integrantes de la escuela de ciclismo Caminos de Omar, que ha sido cuna de varias camadas de ciclistas del sector este de la provincia de Panamá, específicamente de las barriadas Caminos de Omar, Arnulfo Arias y Cabras, en el corregimiento de Pacora.

El exciclista Francisco González padre es el fundador de esta escuela, al frente de la cual ha estado durante los últimos 20 años y actualmente trabaja de forma permanente con un grupo de 28 ciclistas.

En el grupo hay integrantes del sexo femenino y los domingos suelen incorporarse al pelotón otros ciclistas de mayor edad que practican este deporte en forma recreativa.

SUS DISCIPULOS

De la escuela que fundó González en 1996, y que bautizó con el mismo nombre de la comunidad donde reside (Caminos de Omar), han salido varios pedalistas que actualmente forman parte del Club Rali, como lo son Jorge Castillo, Ulises Vargas y su hijo Francisco.

De sus filas también han emergido varios campeones nacionales de la modalidad de ruta como Alvin Juárez y Nathaniel Concepción, así como Rufino Linares (tres veces campeón nacional de contrarreloj y una de montaña) y Álvaro González (contrarreloj).

En cuanto a las féminas que forman parte del grupo que tiene a su cargo, mencionó a Leydis Cortez, Yovelis Mackay Mónica Pimentel y Karina Vega como figuras que se proyectan como promesas en esta rama.

Sobre Vega, que cuenta con 17 años, comentó que hasta hace poco estuvo liderando la clasificación en la categoría A femenina, la cual perdió a causa de una caída que sufrió en una de las últimas carreras en la que se rompió la boca y se partió uno de sus dientes.

“A raíz de ese accidente, ella ha tenido que dejar de correr por un tiempo y estamos buscando la forma de que se le brinde el apoyo para arreglarle ese diente, pero ella se mantiene entrenado con mucho entusiasmo y ganas de seguir”, comentó González.

“También tengo pedalistas que están marcado en las categorías prejuvenil y juvenil, como Cristhopher Moreno, ya que Caminos de Omar siempre toca podio en los eventos en los que participa”, añadió el entrenador de 45 años de edad.

CONDUCTOR Y ENTRENADOR

González es chofer de camión articulado de la empresa Fundición Centroamericana, pero aun así ha podido alternar su labor de formar ciclistas con sus trabajo, gracias a las facilidades que le brinda la empresa.

Entre las razones que lo impulsa y motiva a realizar esta labor de forma voluntaria y sin cobrar por ello, González destacó que le gusta el ciclismo, deporte que practicó desde muy temprana edad.

Además, señaló que es un fiel creyente que todo el mundo tiene derecho a que se brinde la oportunidad de alguna forma de practicar el deporte que le gusta.

“Yo vengo desde abajo, de raíces muy humildes, y cuando era joven hubo personas que me tendieron la mano y me dieron la oportunidad y hoy en día yo me veo reflejado en muchos de esos adolescentes y jóvenes que entreno sin ningún tipo de lucro”, subrayó.

Además de formar pedalistas, con su labor ha contribuido a rescatar a varios adolescentes y jóvenes que tenían problemas de conducta social y drogadicción.

“Siempre llegan algunos muchachos difíciles y con problemas, y a muchos de ellos he logrado encaminarlos a través de este deporte al camino correcto y varios de ellos hoy en día ya son personas que se han salido de ese tipo de problema y trabajan en diferentes labores en convivencia con la comunidad.

En esta labor, además de entrenador también hay que hacer muchas veces de padre, psicólogo y amigo”.

UN EMPÍRICO DE LUJO

Aunque González se cataloga como un entrenador empírico que transmite sus conocimientos con base a las experiencias acumuladas en sus años de pedalista elite, se considera afortunado de tener detrás de él como mentor y consejero al otrora entrenador nacional de esta disciplina Armando Romero.

“Soy un empírico. No tengo ningún diploma de entrenador de ciclismo, pero detrás de mí tengo al mejor maestro de los tiempos, que es Armando Romero”, puntualizó.

“Como ciclista fui pupilo de Armando y me gané la confianza y aprecio de él por mi perseverancia como corredor, y para mí él ha sido además de entrenador, un padre, maestro y amigo. Él me dio mi oportunidad y eso mismo es lo que yo hago con cada grupo de ciclistas que he tenido en mi cargo”.

En su época de ciclista activo González compitió en el mismo equipo junto al actual director general del Instituto Panameño de Deportes, Javier Tejeira, y participó en en eventos en Costa Rica, República Dominicana y Nicaragua donde fue subcampeón y campeón de montaña y meta volante en la vuelta de ese país.

POCA AYUDA PARA UN DEPORTE CARO

González destacó el hecho de que una de las pocas ayudas que recibe para su escuela de ciclismo es de parte de Ramón Carretero, de la empresa Rali, que le ha donado varias bicicletas cuyos costos oscilan entre los 800 y 2 mil dólares.

Así mismo, la junta comunal de Pacora lo ayuda con el transporte cuando tiene que asistir a alguna competencia.

Los demás costos, como llantas, implementos de competencia, alimentación, hidratación y medicamentos entre otros, corren por su cuenta.

En ese sentido, señaló que el ciclismo se ha vuelto un deporte caro, que está fuera del alcance de las personas de escasos recursos económicos, por lo que hizo un llamado a la empresa privada y autoridades para que le brinden su apoyo, en especial a las nuevas figuras que vienen subiendo y que buscan una oportunidad para abrirse paso en este difícil deporte.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código