ZAPATA, UN PELEADOR DENTRO Y FUERA DEL ‘RING’

El nuevo inmortal

Hilario Zapata se retiró en 1993, terminando su carrera profesional con un palmarés con 43 victorias (14 nocauts), 10 derrotas y 1 empate.

Temas:

Roberto Durán (Izq.) e Hilario Zapata fueron dos boxeadores panameños que lograron dejar su huella en este difícil deporte. Ambos son miembros del Salón de la Fama de Canastota, Nueva York, Estados Unidos. Roberto Durán (Izq.) e Hilario Zapata fueron dos boxeadores panameños que lograron dejar su huella en este difícil deporte. Ambos son miembros del Salón de la Fama de Canastota, Nueva York, Estados Unidos.

Roberto Durán (Izq.) e Hilario Zapata fueron dos boxeadores panameños que lograron dejar su huella en este difícil deporte. Ambos son miembros del Salón de la Fama de Canastota, Nueva York, Estados Unidos. Foto por: Jazmín Saldaña

Roberto Durán (Izq.) e Hilario Zapata fueron dos boxeadores panameños que lograron dejar su huella en este difícil deporte. Ambos son miembros del Salón de la Fama de Canastota, Nueva York, Estados Unidos. Roberto Durán (Izq.) e Hilario Zapata fueron dos boxeadores panameños que lograron dejar su huella en este difícil deporte. Ambos son miembros del Salón de la Fama de Canastota, Nueva York, Estados Unidos.

Roberto Durán (Izq.) e Hilario Zapata fueron dos boxeadores panameños que lograron dejar su huella en este difícil deporte. Ambos son miembros del Salón de la Fama de Canastota, Nueva York, Estados Unidos. Foto por: Jazmín Saldaña

Zapata hace seis años en el evento KO a las Drogas recibiendo el cinturón de Gran Campeón de la mano del boxeador Óscar De La Hoya. Zapata hace seis años en el evento KO a las Drogas recibiendo el cinturón de Gran Campeón de la mano del boxeador Óscar De La Hoya.

Zapata hace seis años en el evento KO a las Drogas recibiendo el cinturón de Gran Campeón de la mano del boxeador Óscar De La Hoya. Foto por: Archivo

El nuevo inmortal El nuevo inmortal

El nuevo inmortal

Hilario Zapata deslumbró a todos los que tuvieron la oportunidad de verlo sobre el tinglado.

Su velocidad, precisión y forma de esquivar los golpes del contrario fueron su carta de presentación.

Sin duda alguna, fue uno de los boxeadores más dominantes en las categorías bajas.

Por esos logros, el Bujía panameño fue inducido al templo de los inmortales, el Salón de la Fama de Canastota, Nueva York.

En la clase 2016, además de Zapata, serán exaltados al salón de los inmortales el mexicano Lupe Pintor y el boricua Héctor Macho Camacho.

La ceremonia de inducción se llevará a cabo el 12 de junio, en un fin de semana lleno de actividades relacionadas al boxeo, en Canastota.

CÓMO CONOCIÓ LA NOTICIA

Zapata recibió con mucha alegría la noticia que esperaba desde hacía años: su entrada al Salón de la Fama de Canastota, Nueva York.

“Gilberto Jesús Mendoza me llamó y me dijo que fuera a la oficina de la Asociación Mundial de Boxeo”, dijo Zapata con mucha alegría.

“Cuando llegué a la AMB me dice, ‘¿estas listo para esta noticia?’ Le respondí que sí”, indicó Zapata. “Luego me dice, ‘eres el nuevo miembro del Salón de la Fama”.

No dudó ni un segundo en agradecerle a Dios por la oportunidad de entrar al Salón de la Fama, un lugar exclusivo para boxeadores que dejaron huella en este difícil deporte.

“Le doy gracias a Dios por esto. Estoy realmente feliz”, señaló Zapata.

HOMBRE DE MARCAS

Panamá es una tierra que ha tenido una historia rica en boxeo y campeones del mundo.

Desde 1929, cuando Teófilo Panamá Al Brown ganó la corona mundial de peso gallo, 29 púgiles lo han emulado, siendo el último Jezreel Corrales.

Es la tierra que vio nacer al púgil más impactante de Latinoamérica y considerado uno de los mejores en la historia de este deporte, Roberto Manos de Piedra Durán.

Y dentro de este panorama, en donde destacan peleadores como Eusebio Pedroza, Ismael Laguna y Celestino Caballero, para mencionar algunos, Zapata brilló con luz propia.

En una época en la que el boxeo istmeño está en pleno ascenso con las nuevas figuras, todavía resuenan con fuerza los nombres de los pilares del boxeo criollo.

Boxeadores como Ismael Laguna, Roberto Durán, Eusebio Pedroza e Hilario Zapata, solo para mencionar algunos, fueron, sin lugar a dudas, los que le dieron el nombre a Panamá de “tierra de campeones".

Haciendo un análisis de las peleas de campeonato del mundo en las que ha participado un panameño, Hilario Zapata dejó su huella en la historia de este deporte.

Zapata, el terror de los boxeadores orientales, peleó en 24 oportunidades en pleitos de campeonato del mundo, algo digno de imitar.

Su estilo fue único y fue uno de los pocos púgiles latinos en romper el dominio de los asiáticos.

sus logros

El peleador panameño nació el 19 de agosto de 1958 en Panamá.

Su primera pelea en el boxeo rentado fue el 28 de octubre de 1977 en la Arena de Colón.

Al llegar su primera oportunidad de campeonato acabó a Shigeo Nakajima en Tokyo, Japón, el 24 de marzo de 1980.

Tras su victoria se puso en la cintura la diadema minimosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). Hizo ocho defensas exitosas de ese título.

Pierde el cetro ante el mexicano Amado Panterita Ursúa y lo reconquista el 20 de julio de 1982 venciendo por decisión a Tadashi Tomori.

Decide subir a la división mosca y el 5 de octubre de 1985 vence en Panamá a Alonzo González, coronándose como nuevo titular mosca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), logrando cinco defensas.

Perdió ese cetro en Barranquilla, Colombia, ante Fidel Bassa, en una pelea complicada.

Zapata se retiró en 1993, terminando su carrera con 43 victorias (14 nocauts), 10 derrotas y 1 empate.

PELEA POR LA VIDA

Pero la pelea de Zapata no fue solo sobre el cuadrilátero. Protagonizó el combate más difícil de su carrera en las calles, ante un rival poderoso y temido: las drogas.

El excampeón, con voz emocionada, también recordó ese pasaje de su vida y años después de su gran victoria, habla sobre el tema.

“Fueron 18 años de lucha. Lo poco que recuerdo fue una gran tristeza. Estaba en las calles buscando un dólar para comprarme una piedra”, recordó.

“Mi familia me apoyó mucho en ese momento y la victoria la conseguí gracias a Cristo Jesús. Fui a varios centros de rehabilitación y no conseguía el resultado, ya que era yo quien debía cambiar. No le aconsejo eso a nadie y hay que mantenerse alejado de las drogas”, afirmó.

Con la entrada de Zapata al Salón de la Fama, ya son cinco panameños en ese privilegiado lugar.

Teófilo Panamá Al Brown, Ismael Laguna, Roberto Durán, Eusebio Pedroza y ahora Zapata, son el orgullo istmeño en Canastota.

Zapata asiste a la mayoría de los eventos de boxeo en la capital. Su semblante refleja paz y físicamente se mantiene en excelentes condiciones.

Ha viajado en repetidas ocasiones a Japón, en donde ha tenido la oportunidad de enseñar boxeo.

“Soy feliz con la vida que tengo y les aconsejo a todos los nuevos boxeadores que entrenen fuerte y se alejen del mundo de las drogas”, apuntó.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código