Con perfil olímpico

Actualmente Jacobo se entrena con jugadores mayores para ir mejorando la técnica y tener buenos resultados en Europa el próximo año.
Jacobo Vhanish admite que su forma de juego es muy agresiva, le gusta atacar con mucha fuerza, pero sin perder la concentración de lo que hace. Jacobo Vhanish admite que su forma de juego es muy agresiva, le gusta atacar con mucha fuerza, pero sin perder la concentración de lo que hace.
Jacobo Vhanish admite que su forma de juego es muy agresiva, le gusta atacar con mucha fuerza, pero sin perder la concentración de lo que hace.

Una de las metas de Jacobo Vahnish en la vida es representar a Panamá en las olimpiadas en un deporte no tradicional, tenis de mesa, y desde ya está trabajando para que eso se haga realidad.

Tiene 10 años de edad y ya es campeón nacional Sub-15 y la figura más destacada del torneo Promesas Latinoamericanas, que se realizó en Guatemala recientemente, otorgándole un cupo para representar a Latinoamérica en la Semana de Esperanzas ITTF 2014 en Europa.

Gracias a todos los logros que ha obtenido desde hace dos años, cuando comenzó a practicar tenis de mesa, Jacobo es la Estrellita Deportiva de la Semana de La Prensa.

Su incursión en el tenis de mesa fue de forma sorprendente. “Le regalamos una mesita de fulbito cuando tenía cinco años de edad y eso traía una mesita de ping pong y él comenzó a practicar y hasta hoy se ha quedado”, indició Maydeé Vhanish, madre de Jacobo.

No fue hasta los ocho años de edad cuando el pequeño tomó sus primeras clases oficiales en el club Friendship, con su actual entrenador, el cubano Renier Sosa.

“Sí se le vio desde un principio que tenía aptitud para jugar tenis de mesa y por eso lo apoyamos”, sentenció la madre.

Para su padre, Igal, fue emotivo ver la seriedad con la que su hijo tomaba el deporte. “Llegó un momento en el que Jacobo tuvo que tomar la decisión de escoger qué deporte quería practicar, porque ya no había tiempo para karate, fútbol y tenis”.

El pequeño se decidió por el tenis de mesa, a pesar de que fue subcampeón panamericano en Brasil en karate y actualmente es cinta azul.

Para él había más peso en ser parte de la selección nacional de tenis de mesa.

“Practico desde los ocho años porque es un deporte completo, en el que tengo que usar destreza y agilidad”, afirmó el jugador que es estudiante del quinto grado en el Instituto Alberto Eisntein.

“Lo más difícil en este deporte son los entrenamientos físicos y lo más fácil es el resultado y divertirse”, comentó Jacobo, quien es amante de los hot dog y los patacones.

A pesar de su corta edad, el jugador sabe que ser atleta de alto rendimiento no es fácil. “Admiro a toda la gente que me apoya por todo lo que hacen y que me llevan a subir de nivel”.

Entre los logros que tiene Jacobo después de dos años de competencia: primera raqueta de Panamá, categoría Sub-11, bicampeón de los Juegos Metropolitanos de la Alcaldía de Panamá (Sub-15).

Además es campeón nacional Sub-15; subcampeón centroamericano Sub-11; tercer lugar latinoamericano Sub-11 y campeón de Las Esperanzas Latinoamericanas 2013.

Para conseguir todos esos premios, Jacobo debe invertir mucho tiempo en sus entrenamientos y sobre todo mantener un buen promedio en la escuela.

“Practico mínimo dos horas de lunes a jueves de 4:00 p.m. a 6:00 p.m. y a veces hasta las 8:00 p.m.”.

“Su itinerario es sumamente complicado, pero logra cumplir con cada cosa que se propone”, aportó la mamá.

Para sus padres, ver el éxito que ha tenido su pequeño es muy satisfactorio. “Nos sentimos muy orgullosos. Damos gracias a Dios por ese regalo tan grande que es Jacobo. Él es un niño muy disciplinado, muy aplicado, lo que demuestra en todas sus etapas de la vida”, sentenciaron.

Como a todo padre, ver que su hijo enfrenta retos difíciles sin su ayuda es difícil. “Al verlo jugar sentimos mucha emoción, estrés y mucho orgullo al ver que puede darnos cosas diferentes en cada partido”.

Una persona importante en la formación de Jacobo es su entrenador, quien admite que su pupilo “ha sido fruto de un trabajo de dos años, es un niño muy disciplinado tanto en la escuela, como en el deporte. Es constante en sus entrenamientos, no falta, al contrario, a veces tengo que sacarlo del club”.

También admitió que el talón de Aquiles de Jacabo es que a veces se relaja un poco cuando está ganando un partido, aunque siempre ha logrado superar la situación.

Por ahora, sus padres están enfocados en apoyarlo en todo lo que puedan y cumplirle el sueño de intentar completar el ciclo olímpico, pues aún tiene mucho tiempo para ello.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código