Una rivalidad que el golf necesita a gritos

El norirlandés Rory McIlroy y el estadounidense Tiger Woods son dos de las figuras más llamativas en el campeonato de la PGA.

El mundo del golf espera en 2013 la mejor versión de Tiger Woods para forjar así un duelo cara a cara con el norirlandés Rory McIlroy, número uno del mundo.

El golf se ha visto afectado por la crisis que atravesó Woods, el jugador más mediático de la historia del green.

La rivalidad haría revivir al deporte, pero de momento es más un deseo que una realidad, aunque 2013 puede ser el inicio.

“Aún está por ver que haya una rivalidad entre nosotros. Vamos a jugar y a ver a dónde nos lleva. Miraremos los resultados de los próximos 5 o 10 años y veremos si se da o no”, expresó recientemente con cautela en su página web Woods, de 37 años, 14 más que el europeo. “Tendremos que ganar grandes torneos y pelear ambos hasta el final, eso no ha pasado todavía”, agregó el estadounidense.

El duelo sólo se forjará en batallas cara a cara y si ambos se hacen con el control de un circuito sin dueño desde la crisis personal de Woods en 2009.

Nadie gana al menos dos majors en una temporada desde el irlandés Padraig Harrington en 2008 (Abierto Británico y PGA Championship).

Woods no conquista un grande desde 2008 y está varado en los 14, a cuatro de igualar el récord de Jack Nicklaus.

“Rory será de ayuda para Tiger. Necesita a alguien que le presione unas cuantas veces. Es bueno que alguien te machaque varias veces. De eso se trata la rivalidad. La competición es feroz y eso es bueno”, dijo al diario británico Daily Mail el mítico Nicklaus, que asegura que batir su récord de 18 grandes motivó durante años a Woods, pero que ahora necesita otro acicate.

Y Nicklaus sabe que un rival fuerte hace mejor a un jugador, ya que lo vivió y sufrió con Arnold Palmer y Tom Watson en los años 70.

McIlroy es el segundo golfista más joven en alcanzar el número uno y el más joven en ganar dos majors desde que el español Seve Ballesteros venciera en el Masters de Augusta en 1980 con los mismos 23 años que el norirlandés.

Y tanto Nicklaus como Woods tenían más edad -Tiger sólo era cuatro meses mayor- cuando se convirtieron en bicampeones, por lo que hay motivos para creer que el golf encontró en McIlroy una estrella para largo plazo.

La incógnita es saber si tendrá continuidad.

“Gané mi segundo major a la misma edad que él, pero él continuó esa increíble racha en 2000, 2001, 2002 y ganó muchos. Yo no sé si lo voy a hacer”, se comparó el europeo con Woods.

Quizás McIlroy es lo que necesita un Woods que mejoró en 2012, pero que aún está lejos de ser el que fue.

Se espera una batalla entre estas estrellas en 2013.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código