CAMPEONATOS NACIONALES DE BÉISBOL MAYOR

El último rey de la triple joya de bateo

Desde que el santeño José Solís logró la proeza en 1995, ningún otro pelotero la ha podido emular.

En lo que respecta a la triple corona de bateo, en los 68 años de historia de los campeonatos nacionales de béisbol mayor en Panamá solamente cuatro peloteros han obtenido esta conquista, siendo el último de ellos el artillero santeño José Solís en la temporada 1995, en la que además obtuvo el primero de sus dos distinciones de Jugador más Valioso.

Ese año el jardinero y toletero santeño conectó para average de .521 (37 imparables en 71 turnos), disparó 16 estacazos de vuelta completa y remolcó 36 carreras.

Las estadísticas reflejan que otro logro significativo de Solís esa temporada fue la marca de 65 imparables que estableció en las diferentes etapas del campeonato, desglosados en 34 en la fase regular, 18 en la semifinal, dos en el partido extra ante Herrera para definir el pase a la final y 11 en esa instancia ante Chiriquí.

En el plano colectivo Solís redondeó esa temporada con la conquista del banderín de campeón. Desde ese entonces a la fecha han transcurrido 17 años sin que se repita esta hazaña.

Después de Solís, el que más cerca estuvo de lograr la triple corona de bateo, fue el chiricano Dímerson Núñez, en la temporada 1999.

Ese año el chiricano fue el líder en cuadrangulares con 10 y en carreras impulsadas con 36, pero quedó segundo entre los mejores artilleros del campeonato con promedio de .481. El campeón bate de ese año fue el colonense Alfonso Brown, con promedio de .493. El primer ganador de la triple corona de bateo en los campeonatos nacionales de béisbol mayor fue Roberto Bobby Prescott en 1950. Ese año el pelotero capitalino bateó para .636 de promedio, acompañado de 4 jonrones y 20 carreras impulsadas. Al año siguiente (1951) el herrerano Pedro Pepe Osorio se encargó de emular la hazaña al liderar la tabla de artilleros con promedio de .464, la de jonrones con tres empatado con el veragüense Carlos Castillo y remolcadas con 15.

Tuvieron que pasar 16 años para que la hazaña se repitiera en 1967, cuando el chiricano Alejandro Sanjur terminó la temporada bateando para .500 de promedio, con 3 jonrones y 11 carreras impulsadas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

carretera entre Santa Fe y Calovébora ‘La conquista del Atlántico’

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código