liga panameña de fútbol

15 veces Árabe

Con su triunfo del sábado, el equipo colonense aparece como el club más laureado en el fútbol panameño, con 15 campeonatos.

Temas:

La afición del Árabe Unido se hizo sentir como una de las mejores del país en cuanto a fútbol se refiere. La afición del Árabe Unido se hizo sentir como una de las mejores del país en cuanto a fútbol se refiere.

La afición del Árabe Unido se hizo sentir como una de las mejores del país en cuanto a fútbol se refiere. Foto por: Gabriel Rodríguez

Momento de la premiación del campeón del torneo Apertura 2016. CORTESÍA Momento de la premiación del campeón del torneo Apertura 2016. CORTESÍA

Momento de la premiación del campeón del torneo Apertura 2016. CORTESÍA Foto por: Bitácora Deportiva

Árabe Unido prendió la fiesta después de ganarle el sábado la final al Plaza Amador (2-0), en el Rommel Fernández. Hubo algarabía con orden, esta vez nada de gases lacrimógenos.

Buen comportamiento de las dos barras y buena la organización de la clausura del torneo por parte de la Liga Panameña de Fútbol.

Los colonenses prácticamente llenaron el sector este del estadio, donde tuvieron en frente a su equipo al momento de la ceremonia para la entrega de la copa.

Fue el título número 15 del Árabe Unido. De esta cifra, 13 que alcanzó entre la desaparecida Anaprof y LPF, y dos en la también desaparecida Linfuna, cuando el fútbol estuvo dividido y contó con dos torneos. Precisamente en los años en que ganó con Linfuna (1994 y 1995), San Francisco lo hizo en la Anaprof, se puede decir que en cada año el fútbol panameño tuvo dos campeones.

En el torneo pasado Plaza Amador le había cortado al técnico colombiano Sergio Guzmán la oportunidad de aspirar a un tercer campeonato en fila en la Liga Panameña de Fútbol (LPF) cuando lo eliminó en las semifinales y más tarde se coronó ante Chorrillo.

El único técnico en coronarse tres veces seguidas fue el también colombiano Richard Parra, cuando lo hizo con el Árabe Unido en los dos torneos de 2001 y en el primero de 2002.

Sin embargo, Jeringa Guzmán, como también se conoce al técnico colombiano, se tomó revancha y le devolvió con la misma moneda en la final del torneo Apertura, en el partido que más duele.

Guzmán reconoció que fue ante un rival difícil del que sacaron provecho de un error en el primer tiempo.

“Le ganamos a un técnico grande que conoce mucho al fútbol panameño, sabe a qué juega, sabe cómo reforzarse, pero de verdad que le tocó, como decimos en mi tierra, bailar con la más fea”, dijo Guzmán, que ya había ganado con Árabe los dos torneos del año 2015.

Guzmán lucía visiblemente emocionado ante los medios al final del partido. Señaló que como futbolista había jugado 21 años como profesional y solo quedó campeón dos veces.

“Llegar a estas instancias es lo más duro que hay en la vida, y si llegas y vas a hacer un papelón, mejor quédate en tu casa, los muchachos hicieron todo y se entregaron todos”, indicó.

El técnico colombiano reconoció que Árabe no tuvo un buen primer tiempo, pero tampoco dijo que tenga una varita mágica para decirles lo que hay que hacer: “son unos muchachos que tienen una memoria táctica y huevos, que es otra cosa”.

Guzmán reiteró que fue un primer tiempo difícil. “Claro que fue duro, era contra el equipo invicto. Nadie, pero nadie daba esto, porque fuéramos a ganar por 2-0”. El técnico campeón consideró que tal vez el primer gol cambió la historia del partido.

“Ellos estaban esperando alguna desconcentración nuestra, la tuvimos, pero la corregimos, después nosotros cobramos”.

Tal como sucedió en el segundo partido de semifinales contra Tauro, en el segundo tiempo Árabe Unido fue otro equipo. Guzmán apuntó que en los camerinos se habla, pero no quiso decir lo que les dijo, porque a su juicio son cosas que se quedan allí. “Es un equipo con buena memoria, que saben de esto, y como siempre les digo… estamos contentos y felices de creer en un equipo que cada día quiere más”.

Árabe Unido cierra un año de ensueño, primero por haber clasificado invicto a cuartos de final en la Liga de Campeones de la Concacaf teniendo como rival al Monterrey de México, en un hecho sin precedentes para un equipo panameño, y después con el título del torneo Apertura, donde venció y le cortó un invicto de 22 partidos al Plaza Amador, que había comenzado precisamente ante el equipo colonense cuando lo eliminó en el partido de vuelta de las semifinales del torneo pasado.

JUVENTUD Y EXPERIENCIA

Dentro del plantel de este Árabe Unido hay muchas historias, una de ellas se da con los jugadores Edgar Joel Bárcenas y Amílcar Henríquez, que son las caras de la juventud y de la experiencia. Mientras uno está comenzando a escribir su historia, el otro llenó otra de las tantas que lleva en su libro.

Bárcenas, de 23 años, es el jugador de la nueva camada del fútbol panameño y Henríquez, de 33 años, hizo un alto en el camino, para volver a jugar con el Árabe Unido en el torneo doméstico.

Bárcenas consideró que el gol del Árabe Unido sobre el final del primer tiempo pudo haber cambiado la historia del partido, porque a su juicio fue un golpe motivacional para su equipo y de desconcierto para el rival.

Indicó que después en el camerino se hicieron los ajustes para regresar con otra cara al partido.

Bárcenas, que todavía no se sabe de su futuro, aunque tras bastidores se dice que pudo haber sido el último partido con el Árabe, consiguió su cuarto título en el fútbol panameño, el primero fue con Chepo y los otros con CAI y Chorrillo.

Amílcar Henríquez, por su parte, ingresó en el segundo tiempo en el partido de la final y de salida se notó la gota de experiencia en el campo.

Henríquez había perdido la última final en Colombia con el Independiente Medellín, cuando perdió por penales con el Millonarios de Román Torres en aquella final de diciembre de 2012.

Su presencia en el campo le dio dinámica al Árabe, condujo los hilos del equipo colonense, le dio pausa y con su presencia se notó madurez en el equipo.

Henríquez venía de purgar varios partidos de suspensión y retornó para el partido que todos quieren jugar.

“Se hicieron cosas importantes en Colombia, se regresó y no se guardó nada, se hicieron las cosas bien en la selección y en el club, creo que hoy por hoy Árabe Unido es el mejor club en Panamá, sin demeritar el trabajo de los otros equipos”, indicó Amílcar.

“Lo más importante es vivir el día a día, no se puede vivir del pasado, si un jugador de afuera viene a vivir del pasado, no sirve, creo que hay que venir y trabajar, este grupo de jóvenes me inculcó trabajar, no podía sentirme menos, tenía que trabajar igual que ellos y mira, ese es el fruto del esfuerzo, campeones y jugadores en la selección”, precisó.

“Estoy agradecido con este grupo que me ha puesto a trabajar mucho, me ha puesto a jugar en la selección, me ha puesto en un ritmo importante, lo más que podía hacer era brindarle mi experiencia y sabiduría”, apuntó Amílcar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código