LA DESPEDIDA DE UN GIGANTE EN NUEVA YORK

Un viaje por la vida del Mo

El lanzador panameño fue ovacionado por compatriotas y fanáticos de los Yankees, mientras la banda Metallica interpretaba ´Enter Sandman´.

El Yankee Stadium abrió sus puertas desde muy temprano, como cualquier otro domingo.

Un espectacular sol sobre el jardín derecho daba la bienvenida y anunciaba que iba a ser un día para nunca olvidar.

Todo Nueva York estaba paralizado para celebrar la carrera de Mariano Rivera y sus 19 temporadas con el uniforme de los Yankees.

A dos horas y media para que se iniciará el partido, primer avistamiento del hombre del momento: Mariano Rivera. Vestido con un blue jean y una camiseta azul oscura, el relevista panameño fue directo a su armario, listo en lo que no dudó en catalogar como “un hermoso día”.

“Solo espero que todo salga bien”, fueron las primeras palabras del Expreso de Puerto Caimito. Nada de nervio, solo mucha ansiedad, confesó el pelotero de 43 años.

Minutos después, delirio en las gradas del Yankee Stadium cuando el Mo se apersonó para calentar en el terreno de juego. Todavía faltaban más de dos horas para el primer lanzamiento entre Yankees y Gigantes de San Francisco y ya el rojo, azul y blanco de la bandera panameña poblaban las graderías de una de las más reconocidas organizaciones deportivas de Estados Unidos.

Abrazos, saludos y más y más autógrafos formaron parte del completo menú del relevista chorrerano para los afortunados aficionados a un costado del dug out de los Yankees.

Diez minutos después, segunda aparición ante los medios para Mariano.

“Dios nos ha regalado un hermoso día. Me siento honrado de ver a tantos panameños, les agradezco de todo corazón”.

Fin del calentamiento y turno del ´show´

Un improvisado escenario en el jardín central confirmaba el rumor que anunciaba la posible presencia de la banda Metallica.

El tributo finalmente arrancó a eso de las 11:50 a.m., hora de Panamá, con las palabras del presentador John Sterling, quien hizo retroceder el tiempo al 3 de abril de 1995 cuando Mariano Rivera hizo su debut con los Yankees como lanzador abridor ante, en ese entonces, Angelinos de California.

Luego fue el turno del alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, con la declaración del domingo 22 de septiembre de 2013 como el Día Mariano Rivera.

El viaje al exitoso pasado continuó con la presentación de las más recordadas figuras de los exitosos Yankees de la década de 1990 y sus tres anillos de campeonato en 1996, 98 y 99.

SUS AMIGOS

Los recordados Jeff Nelson, David Cone, John Wetteland, Hideki Matsui, Tino Martínez, Paul O´Neill, Bernie Williams, Jorge Posada y el exentrenador Joe Torre desfilaron uno a uno al centro del diamante para la felicidad de los fanáticos.

Seguidamente las miradas se trasladaron al fondo del jardín central, al Monument Park, hogar donde las plaquetas y números de las más grandes luminarias de la novena neoyorquina esperan la familia Rivera junto a Rachel Robinson, esposa del exbeisbolista Jackie Robinson y su hija Sharon Robinson.

Mariano, su esposa Clara y sus hijos Jafet y Jaziel estuvieron cerca del poseedor de la histórica marca de 652 salvados cuando fue presentado por primera vez. El resultado: un aplauso de pie que duró por casi tres minutos sin parar.

UNA PLACA ESPECIAL

Después develaron la plaqueta en honor al jugador que tumbó la barrera racial en las Grandes Ligas, Jackie Robinson, transformándolo así en el primer pelotero de otro equipo en tener su número retirado en el Yankee Stadium.

A la 1:00 p.m., hora de Panamá, fue retirado el 42 del Mo, un hecho histórico en las Grandes Ligas, al transformarse en el primer jugador activo en tener su número retirado.

Su número 42 descansa ahora a un lado del 49 del excapitán y lanzador izquierdo de los Yankees Ron Guidry.

Todo esto y aún no había hablado Mariano.

Aquí fue cuando llegó el momento.

Metallica en vivo en el Yankee Stadium, Enter Sandman a todo volumen, los fanáticos, todos de pie, y Mariano caminando lentamente al montículo, absorbiendo el momento mágico.

“Esto es para ti, Mariano”, gritó un emocionado James Hetfied, cantante de la banda Metallica.

Inmediatamente, finalizada la canción con que tantas veces salió corriendo del bullpen para conservar otra victoria más de los Yankees, el lanzador de 43 años tomó el micrófono para hablarle a los 46 mil aficionados que llenaron el estadio y a todo Panamá.

“Agradezco a mi hermosa esposa Clara por el amor, apoyo y paciencia durante todos estos años. A mi papá y mamá, gracias por tenerme. Les garantizo que fue una buena noche, gracias”.

El seguro Salón de la Fama continuó agradeciendo a sus compañeros en inglés, a quienes los considera parte de su familia.

El Mo después cambió el switch al idioma español para dirigirse especialmente a los cientos de orgullosos panameños ubicados en las gradas y a los casi cuatro millones a la expectativa en suelo istmeño.

ABRAZO DESDE NY A PTY

“A mi hermoso país, Panamá, gracias por el apoyo. A mi pueblo, Puerto Caimito, los amo de todo corazón. Nunca olvidaré este día, ahora a jugar béisbol”.

Como no podía ser de otra forma, otro miembro de esos inolvidables Yankees del pasado, Andy Pettitte, salió a la lomita como en sus mejores momentos.

Mientras el zurdo dominaba a los Gigantes por cinco episodios y los Yankees ganaban 1-0, figuras de todos los ámbitos desfilaban entre cada episodio para darle su agradecimiento a Mariano con un testimonio en la pantalla gigante del estadio.

Desde los exbaloncestistas Patrick Ewing y Magic Johnson, a las estrellas de cine Adam Sandler y Richard Gere, pasando por el piloto de los Dodgers y antiguo Yankee Don Mattingly, a sus excompañeros Wade Boggs, Derek Jeter, David Cone, John Flaherty y Nick Swisher, todos dieron su agradecimiento a Mariano. Hasta los Medias Rojas David Ortiz y Dustin Pedroia, quienes fueron abucheados a todo pulmón, rindieron sus respetos.

Un día para nunca olvidar. Solo faltaba la victoria para completar el viaje al pasado.

Sin embargo, un cuadrangular en el sexto episodio de Ehire Adrianza ponía fin al juego sin hit de Pettite y devolvía a todos en el Yankee Stadium al presente.

Ni la salida de Mariano en el octavo episodio con un solo out pudo con lo inevitable.

El panameño ponchó al primero que se enfrentó, en ruta a un episodio dos tercios de trabajo sin permitir carrera.

El mismo Mo de siempre

Los únicos que no siguieron el guión fueron los Gigantes, quienes aguaron la fiesta de despedida del número 42 y evitaron la barrida al llevarse la victoria por 2-1.

“Fue un gran día”, resumió Mariano en su tercera y última aparición frente a los medios en conferencia de prensa al final del juego.

Restan tres partidos para que el señor apaga y vámonos se despida para siempre este jueves del Yankee Stadium. Hasta entonces el Mo sigue viviendo como otro encuentro más.

“Fue muy emotivo, mucha adrenalina, pero al final quería ganar el partido ante los Gigantes”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código