Proyecto del tercer juego de esclusas

ACP, lista para tomar la obra

La administración del Canal se reunirá la próxima semana con Zurich America, empresa responsable del seguro del proyecto de esclusas.

Temas:

/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203Z2oQHf.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203Z2oQHf.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203Z2oQHf.jpg

La próxima semana es “decisiva” para la construcción del tercer juego de esclusas, ya que se completa el plazo de 21 días que dio el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC) para suspender las obras.

Esta amenaza se levantaba si la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) le daba respuesta a la solicitud de sobrecostos por mil 600 millones de dólares. Esto no ha pasado, porque, como ha dicho el administrador Jorge Luis Quijano, sería contrario a lo que establece el contrato firmado con el consorcio.

Este período se completa el domingo 19 de enero e inmediatamente, al día siguiente, la administración de la ACP se reunirá con el representante de Zurich America, empresa responsable del seguro del proyecto por 400 millones de dólares.

“Nosotros esperamos, entre lunes y martes, tomar decisiones profundas y que van a depender de las acciones de GUPC”, manifestó Quijano ayer, después de reunirse con representantes de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, donde habló sobre los avances del proyecto de ampliación de la vía interoceánica.

El administrador también se podría reunir esta semana con Manuel Manrique, presidente de Sacyr, empresa que controla el 48% de las acciones del consorcio GUPC, en el que además participa la italiana Salini Impregilo, con el 48%; la belga Jan De Nul, con el 3% y la panameña Constructora Urbana, S.A. (Cusa), que tiene el 1% de las acciones.

Aunque Quijano reiteró que prefiere que el consorcio culmine los trabajos del tercer juego de esclusas, es evidente, que ante el reclamo de los sobrecostos no resuelto, existe la posibilidad de que la ACP se encargue de terminar la obra.

Para asumir los trabajos, la ACP requeriría de aproximadamente mil 500 millones de dólares y lo haría después de 15 días de que el consorcio abandone el proyecto. Este dinero se obtendría de los 441 millones de dólares que no se han pagado al consorcio, otros 400 millones de dólares de la fianza por ejecutar y 784 millones de dólares que GUPC debe devolver a la ACP, en concepto de pagos anticipados.

Sin embargo, para que la ACP llegue a tomar el control de la construcción del tercer juego de esclusas debe esperar lo que decida la empresa aseguradora, que tiene la opción de completar el proyecto, a través de un tercero, o pagar la fianza al Canal para que esta culmine los trabajos.

Desde la semana pasada, la ACP informó que el ritmo de trabajo en el proyecto se redujo en un 70%, cuando se esperaba que durante la época seca se adelantara el vaciado de concreto que hace falta y que forma parte de la estructura que soportará las esclusas.

Después de culminar la reunión de Quijano con la junta directiva de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, el presidente del gremio, José Luis Ford, dijo que confía en las decisiones que tome la administración de la ACP.

“Desde un principio, este gremio empresarial ha manifestado que cualquier diferencia que se presente en el proyecto de ampliación, se debe manejar conforme a los mecanismos de solución de conflictos en sus contratos”, señaló Ford.

La Cámara rechaza categóricamente cualquier medida de presión que desvirtúe los altos parámetros de transparencia con los que se ha administrado esta megaobra, añadió el dirigente del gremio empresarial.

Faltó previsión: Del Rivero

El expresidente de la compañía española Sacyr, Luis del Rivero, aseguró que los problemas en la ampliación del Canal de Panamá se habrían resuelto con una mejor previsión y señaló que en este tipo de obras siempre hay “grandes” desviaciones.

Igual que indicó ayer el actual presidente de la constructora, Manuel Manrique, Luis del Rivero insistió en que la oferta que presentó el consorcio no fue “temeraria” y añadió que en el caso del Canal de Panamá solo había tres licitadores y no había ningún precio de referencia abierto.

Del Rivero, que acudió a un desayuno informativo, insistió en que la oferta del grupo Sacyr fue la primera que se abrió y, haciendo una similitud con un campeonato deportivo, aseguró que en el podio primero quedó España, en segundo lugar España y en tercero Estados Unidos. “El Canal preparó unos estudios independientes que fueron a sobre cerrado y no se conocían”, aseguró Del Rivero, quien señaló que en estos concursos internacionales siempre hay grandes desviaciones, como en el Túnel de la Mancha -que une Francia con Gran Bretaña-, que se licitó en $4 mil 500 millones y se liquidó en $15 mil millones. Asimismo, se refirió a problemas de menor cuantía como la calidad del basalto o a la fórmula del hormigón y lamentó que se hayan tardado en resolver los problemas, que se hubiesen solucionado con una mayor previsión. Por otro lado, afirmó que el Gobierno español sí dio avales al proyecto, igual que lo ha hecho con otras obras, como el metro de Riad o el tren de alta velocidad que conectará las ciudades santas de Medina y La Meca.

EFE. MADRID, ESPAÑA

Capac pide acuerdo sobre Canal

La Cámara Panameña de la Construcción (Capac) instó a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y a Grupo Unidos por el Canal (GUPC) a “esforzarse por encontrar fórmulas interinas de entendimiento, mediante acuerdos ajustados al contrato” para resolver el conflicto que amenaza con paralizar las obras de ampliación de la vía interoceánica por la insolvencia de GUPC, que alega que el proyecto tiene sobrecostos por $1,600 millones.

El principal gremio de constructores del país, del que es miembro GUPC, reconoce “la posición firme adoptada por la Administración del Canal de Panamá en defensa de los intereses de la nación panameña... sin que ello excluya los espacios para encontrar fórmulas de entendimiento” que permitan concluir la obra “cuanto antes”.

Sobre las reclamaciones, Capac defendió que estas se “presenten, procesen y resuelvan de acuerdo a las previsiones contractuales” y que las decisiones sean respetadas por ambas partes.

Roberto González J.

Los grandes reclamos de Gupc

$880

Millones por los llamados ´costes de trastorno´, es decir, ´modificaciones irreversibles con respecto a las condiciones ofertadas´. En este grupo se incluye la reclamación por la fórmula del concreto, pendiente de resolución por la ACP, según Sacyr.

$497

Millones por la reclamación sobre la idoneidad del basalto. Está pendiente de resolución por la junta de resolución de conflictos (DAB, por sus siglas en inglés).

$120

Millones por la reclamación sobre la construcción de una presa en el lado Pacífico. La reclamación fue rechazada por la ACP y el DAB. Está pendiente en un tribunal de arbitraje internacional.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código