Valor razonable

Alimentando monstruos

Temas:

Leer sobre Bangladesh es casi tan fascinante como sufrir el caso Panamá. Es más que apropiado en este mes de la patria hacer el alto para sentir la panameñidad a flor de piel y reconocer que por poco más de 15 años esta pequeña franja de tierra ha sido la estrella regional en crecimiento económico y reducción de pobreza extrema.

En materia de crecimiento económico, Bangladesh ha promediado casi 6.3% en la última década. Pero las similitudes van mucho más allá de modelos exitosos de gestión macro: la clase política en ambos países, a pesar del crecimiento económico exhorbitante, ha fallado en erradicar serios problemas que entorpecen esfuerzos por acabar con la desigualdad. De hecho, el día de las últimas elecciones en Bangladesh murieron 18 personas como resultado de conflictos entre los dos principales partidos políticos. Estos ejercicios comparativos, proporciones guardadas, ayudan a entender que el aparente éxito financiero puede no solo ser pasajero, sino hasta servir de cortina de humo que esconda problemas estructurales mucho más severos.

Hoy día, que vivimos una dolorosa y franca desaceleración, con un torneo electoral a la vuelta de la esquina, es tarea obligatoria de todo buen ciudadano estar al tanto de que existen problemas que requieren soluciones con contenidos y consecuencias altamente impopulares. Sin embargo, no confrontarlos o dilatar su discusión implicaría la segura defunción del modelo país que aspiramos a sostener en el tiempo. Desconocer el esfuerzo y la entrega de miles de panameños que cotidianamente adelantan la administración de la cosa pública es un ejercicio poco provechoso y hasta algo irresponsable, ya que cae en la arena del deporte favorito del panameño: criticar por criticar, sin aporte con propuesta.

Con eso dicho, lo que sí resulta deplorable y hasta pecaminoso es que los problemas más básicos de hace 15 años se parezcan mucho a los obstáculos que hoy día impiden la asignación de recursos para llevar a este país por un mejor sendero. Encabeza la lista de monstruos abominables la interminable corrupción, que cual medusa es capaz de petrificar proyectos nobles como escuelas, hospitales y carreteras. No deja de asustar la aparente desidia de un pueblo que ve cómo empresas, políticos y empresarios continúan participando de licitaciones, concursos e incluso ganando demandas millonarias en medio de evidentes malos manejos.

La rampante ineficiencia en la administración obesa del Estado asoma su tenebrosa presencia para justificar el crecimiento en salarios, planillas y otros beneficios. En lo concerniente a lo laboral y a la modernización de leyes que impulsen escenarios económicos estimulantes, seguimos estancados en la asfixia provocada por la arena movediza del miedo a negociaciones con gremios, sindicatos y empresarios que lleven a consensos promotores de competitividad y productividad.

Comparados con la corrupción, las fallas en el sistema educativo o el desorden administrativo de un Estado obeso, ningún monstruo es más letal que nuestro propio desinterés, que raya más bien en complicidad. Poco más al norte, hemos sido testigos de cómo el monstruo del odio al ser alimentado se hace más poderoso y radical. Ya que por 15 años tú y yo hemos alimentado monstruos que atentan contra la seguridad de nuestros seres amados y contra el futuro de generaciones que recién aprenden a reír y a llorar, ¿no te parece que es tiempo de cortarle la cabeza a Medusa y acabar con el Kraken del país sin rumbo?

El autor es economista.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

500 motivos para celebrar Cuatro sellos postales para conmemorar los 500 años

PIDEN CIVISMO Y SOSIEGO En Aguadulce celebran la fiesta en honor a San Juan Bautista

En la tarde de este lunes se efectuará una procesión por las principales calles de Aguadulce.
Zabdy Barría

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

23 Jun 2019

Primer premio

4 6 1 5

CDDD

Serie: 7 Folio: 9

2o premio

6703

3er premio

6807

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código