infraestructuras

Astaldi pide al MOP que no cancele contrato de la vía Omar Torrijos

La constructora acusa a la entidad de dilatar los trámites de las cuentas y asegura que hasta el momento no ha recibido ningún desembolso, aunque la obra tiene un avance físico alrededor del 10%.

Temas:

Con una extensión de 7 kilómetros, la obra consiste en la ampliación a cuatro carriles de la vía Omar Torrijos entre Corozal y la zona de Red Tank. Desde ese punto se construirá una nueva carretera de cuatro carriles que llegará a la vía de acceso al puente Centenario. El proyecto ha sido ampliamente cuestionado por la tala de árboles en la zona. Archivo Con una extensión de 7 kilómetros, la obra consiste en la ampliación a cuatro carriles de la vía Omar Torrijos entre Corozal y la zona de Red Tank. Desde ese punto se construirá una nueva carretera de cuatro carriles que llegará a la vía de acceso al puente Centenario. El proyecto ha sido ampliamente cuestionado por la tala de árboles en la zona. Archivo
Con una extensión de 7 kilómetros, la obra consiste en la ampliación a cuatro carriles de la vía Omar Torrijos entre Corozal y la zona de Red Tank. Desde ese punto se construirá una nueva carretera de cuatro carriles que llegará a la vía de acceso al puente Centenario. El proyecto ha sido ampliamente cuestionado por la tala de árboles en la zona. Archivo

El enfrentamiento entre el Ministerio de Obras Públicas (MOP) y la constructora italiana Astaldi vivió un nuevo episodio la semana pasada, cuando el contratista contestó a la carta remitida el pasado 3 de mayo por la entidad gubernamental anunciando el inicio del proceso para resolver administrativamente el contrato.

La empresa solicita al MOP que desista de su intención de cancelar el contrato y que tome medidas para formalizar adendas que regularicen el acuerdo y lo equilibren económicamente.

Astaldi ganó el contrato de la ampliación a cuatro carriles de la vía Omar Torrijos entre Corozal y la vía al puente Centenario por $89.1 millones.

El proyecto es objeto de fuertes cuestionamientos por la tala de árboles a ambos lados de la vía. El Municipio de Panamá demandó ante la Corte Suprema de Justicia el estudio de impacto ambiental, argumentando que se ameritaba un estudio de categoría III, más riguroso que el efectuado, de categoría II.

La Corte ordenó la suspensión temporal del estudio de impacto ambiental mientras toma una decisión de fondo.

La respuesta de Astaldi

En una carta del 17 de mayo dirigida al ministro de Obras Públicas, Ramón Arosemena, la empresa hace sus descargos sobre los señalamientos que, según el MOP, llevaron a iniciar el trámite de la resolución administrativa del contrato.

La constructora denuncia la falta de diligencia del MOP para tramitar las cuentas, lo que “ha generado la ausencia total de pagos que causan un desequilibrio muy importante en el contrato”, situación que ha tenido un impacto negativo en el desarrollo de la obra.

La empresa recibió la orden de proceder en enero de 2018 y el periodo de ejecución del contrato era de 540 días calendario, es decir, poco menos de un año y medio.

Los avances de la obra son consignados en cuentas mensuales presentadas a la entidad.

La obra tiene actualmente un avance físico del 10%, que se correspondería a unos $8 millones, pero la empresa asegura que no ha recibido desembolso alguno en un contrato que no contempla anticipo ni el financiamiento por parte del contratista. “ El trámite de aprobación de cuentas ha sido particularmente lento e ineficiente, realizando el MOP devoluciones de cuentas después de meses de haber sido aprobado el avance”, situación que habría provocado un “ estrangulamiento financiero” del contratista.

Además, la compañía enfrentó una serie de inconvenientes por tareas que, a su juicio, “ debió abordar la entidad licitante, en algunos casos incluso antes de la convocatoria del acto público”.

Entre ellas destaca la falta de permisos de paso y renuencia o aversión a la obra por parte de la Ciudad del Saber, la Unidad administrativa de Bienes Revertidos, el Ferrocarril de Panamá y moradores de las áreas aledañas al proyecto, demoras injustificadas en las respuestas a las comunicaciones del contratista, y el hecho de que el estudio de impacto ambiental se tramitó y se aprobó según lo solicitado en el pliego de cargos y luego fue dejado sin efecto con la decisión de la Sala III de la Corte Suprema de Justicia.

Uno de los argumentos que esgrime el MOP para rescindir el contrato es el pobre manejo ambiental por parte de la constructora.

En sus descargos, el contratista se refiere a un intercambio de cartas en las que el MOP iba haciendo nuevas observaciones no planteadas anteriormente. “Todos estos eventos que dilataron por más de cuatro meses la aprobación de los informes ambientales corresponden principalmente a observaciones a los controles de erosión, los cuales a todas luces cumplieron su función, ya que no generaron ninguna contaminación de cuerpos de agua ni de estructuras existentes, todo lo cual deja claro el desconocimiento por parte de la entidad contratante de las funciones de los controles de erosión y por ende de los aspectos ambientales”.

El MOP también cuestionó a la compañía por no haber entregado los diseños según los plazos estipulados. En su respuesta, Astaldi asegura que a la fecha el MOP no le ha aprobado formalmente el estudio de tránsito. Además, señala que la entidad solicitó modificaciones al anteproyecto presentado que “impactaron en la definición de los diseños e implican proyecciones de costos adicionales”.

Se refiere, por ejemplo, a la modificación del alineamiento del tramo Red Tank - Centenario [una vía de nueva construcción] para tomar en cuenta los desarrollos de la Unidad Administrativa de Bienes Revertidos, “cuya información no se conoció al momento de la licitación”.

Las diferencias entre las partes fueron tales que el MOP solicitó la remoción del gerente del proyecto alegando “incapacidad técnica, administrativa y operativa”, algo que Astaldi calificó como una “decisión subjetiva de la entidad”.

En sus conclusiones, la empresa señala que “ la demora en los pagos y la deficiente administración del contrato por parte del MOP, de la mano con la dilación y la zigzagueante toma de decisiones han afectado de forma considerable la ejecución del proyecto” y considera que los hechos señalados por el MOP no ameritan la finalización del contrato.

Si el MOP mantiene su decisión, deberá formalizarla a través de una resolución de rescisión del contrato que será recurrible ante el Tribunal Administrativo de Contrataciones Públicas.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

21 Jul 2019

Primer premio

0 7 6 8

ACCB

Serie: 10 Folio: 13

2o premio

6752

3er premio

8565

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código