los procesos económicos y SU EFECTO DIRECTO EN LA CALIDAD DE VIDA

Aumenta presión inflacionaria

El Gobierno calcula que la tasa de inflación al cierre del año será de 6%, lo que implica un alza en los precios de bienes y servicios.

El aumento constante del costo de la vida, a una tasa de crecimiento de 6% anual, es un fenómeno que todos los panameños perciben de forma directa e inmediata y que tiene sus orígenes en un proceso económico dinámico.

La inflación de precios, como se le conoce de forma técnica a este aumento generalizado del costo de los productos, depende tanto de factores internos a la economía nacional, como de elementos externos, más aun en un país como el nuestro que utiliza una moneda producida en el extranjero.

La inflación es, en esencia, una pérdida en el poder adquisitivo del consumidor ante los productos del mercado causado por una devaluación de la moneda con la cual se realiza la compra.

Debido a esta devaluación de la moneda, los precios se aumentan para obtener por la venta de un producto un nivel de poder adquisitivo similar al que existía anterior a la devaluación.

En Panamá, el Ministerio de Economía y Finanzas ha comentado anteriormente que espera cerrar el año con una inflación anual de 6%, lo que representa una pérdida por esta fracción en el poder adquisitivo de los panameños.

Esta tasa ha sido calificada como “preocupante” por el Foro Económico Mundial en su más reciente Reporte sobre Competitividad Global y continúa las advertencias que han hecho organismos económicos internacionales, como el Fondo Monetario Internacional, de un riesgo de sobrecalentamiento de la economía nacional.

Parte de este proceso inflacionario responde a presiones externas al país, en particular, una política estructural de devaluación perseguida por la Reserva Federal de Estados Unidos de América con el propósito de regular los ciclos económicos y promover el crecimiento a través del crédito bancario.

De hecho, según la Oficina de Trabajo y Estadística de Estados Unidos, un dólar de 1913 ha perdido su poder adquisitivo hasta llegar hoy a valer un monto similar a 0.04 dólares.

No obstante, otros factores juegan un rol importante y esencial en el proceso inflacionario, entre ellos, un aumento de la cantidad de circulante, lo cual incluye billetes físicos y bienes redimibles por billetes, como por ejemplo los cheques.

El dinero, como cualquier otro bien, está sujeto a las leyes de oferta y demanda, por lo cual un alza en la cantidad de dólares disponibles a una economía usualmente implica una reducción en su apreciación subjetiva por parte de los consumidores.

Explica el economista Diego Quijano que, “dicho de otra forma, cada vez hay más unidades de dinero por una similar cantidad de bienes y servicios. No es sorpresa pues, que a una mucha mayor oferta, el valor del dinero se vaya reduciendo”.

Según Quijano, “esto es así porque se merman las cualidades del dinero como bien más mercadeable”.

Milton Friedman, premio Nobel de Economía en 1976, apuntó que la inflación es “siempre y en todas partes un fenómeno monetario en el sentido de que es producida por un incremento rápido en la cantidad de circulante superior a la producción”.

Una opinión similar postuló el economista Ludwig von Mises, quien definió la inflación como “un incremento en la cantidad de circulante sin un incremento correspondiente en la demanda de dinero”.

Según estos economistas, la inflación no es un proceso homogéneo en la economía y afecta a ciertos sectores clave antes que a otros, por lo cual el alza de precios no es similar a través de toda la economía.

Quijano explica que “el aumento generalizado de los precios siempre tiene en su génesis un aumento continuo de la masa monetaria y, añadimos, por encima de las necesidades de la economía”. Todo esto se reúne para explicar la correlación entre el fenómeno de inflación y el aumento paulatino de la masa monetaria o circulante del país.

Según estadísticas del Consejo Monetario Centroamericano, el circulante en Panamá, que incluye tanto monedas y billetes como depósitos a la vista, ha incrementado durante los últimos años.

En 2009 había crecido en un 16.59%; para 2010, un 18.42%; y cerró en 2011 con un aumento de 19.34%, alcanzando los $6 mil 562 millones disponibles para transacciones monetarias.

Hasta julio del año actual, según las últimas cifras disponibles, la base monetaria ha aumentado hasta los $6 mil 844 millones.

Este aumento de la base monetaria se debe, en parte, a un aumento del gasto estatal, lo cual genera nuevas entradas de dinero al país sin un aumento similar en producción que le acompañe, algo que puede generar inestabilidad económica.

Así lo advirtió el secretario financiero de Hong Kong entre 1961 y 1971, John James Cowperthwaite, al decir que “el gasto deficitario [...] genera en la mayoría de las circunstancias inflación monetaria y una presión fuerte en nuestra balanza de pagos”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Desacato del órgano legislativo Antai solicita a la Asamblea cumplir la ley

Yanibel Ábrego (Izq.) y Angélica Maytín
LA PRENSA/Archivo

Corte interamericana de derechos humanos Opinión sobre derechos LGBT es vinculante para Panamá

La Corte IDH concluyó que no encontró motivos para no reconocer el vínculo familiar entre las parejas del mismo sexo.
Tomado de Internet

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Ene 2018

Primer premio

8 4 0 1

BBCA

Serie: 4 Folio: 9

2o premio

7600

3er premio

4478

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código