LUNES CON EL PIE DERECHO

Autoeficacia: el puente entre la idea y la acción

Temas:

Autoeficacia: el puente entre la idea y la acción Autoeficacia: el puente entre la idea y la acción
Autoeficacia: el puente entre la idea y la acción

¿Te has preguntado por qué algunas de tus ideas las has ejecutado y otras, engavetado? Albert Bandura, profesor de la Universidad de Stanford, atribuye esta brecha entre la idea y la acción a la autoeficacia: una percepción personal de nuestra habilidad de lograr lo que queremos. La autoeficacia es “la confianza de poder organizar y ejecutar un plan de acción para lograr los resultados que deseamos” y se construye con oportunidades de establecernos una meta y de hecho lograrla.

Hoy comparto los 4 elementos que componen la autoeficacia para que como educadores (sea en un salón de clases, museo, departamento de RRHH en una empresa, tutorial de Youtube, o como padres de familia) creemos esas oportunidades para alguien más y para que, como estudiantes, creemos esas oportunidades por nosotros mismos.

1. Experiencias de maestría: Tener la oportunidad no solo de aprender acerca de un tema, pero también ejecutarlo. Al enfrentarnos a la tarea de poner en práctica lo aprendido, entendemos el tema con una profundidad mayor y por ende se afianza lo aprendido. Como educadores debemos incluir oportunidades para poner lo aprendido en práctica –sin importar que sea a pequeña escala. Como estudiantes, debemos buscar (o crear para nosotros mismos) oportunidades para poner lo aprendido en práctica– así sea separar 1 día después de aprender algo nuevo para ejecutarlo.

2. Experiencias indirectas: “Nadie aprende de experiencia ajena”, dice el dicho, pero los tutoriales de Youtube (y Albert Bandura) dicen lo contrario. Las experiencias indirectas son ejemplos de otras personas que han ejecutado lo que tú estás aprendiendo. Es por esto que buscamos tantos ejemplos de otras personas que han logrado lo que queremos lograr, para ver qué aprendemos de ellos. Lo importante es esto: entre mayor la similitud entre el ejemplo que buscamos y nuestra vida, mayor la persuasión de que podremos lograrlo también. Como educadores, significa que debemos compartir ejemplos prácticos pero también culturalmente relevantes. Como estudiantes, creo que tenemos la tarea de buscar modelos a seguir de nuestro país, región o comunidad.

3. Persuasión social: La persuasión social es la motivación externa o el refuerzo de que podemos lograr lo que nos proponemos. Persuasión social es recibir comentarios como “¡tú puedes!” que nos mueven a esforzarnos más. Sin embargo, para construir autoeficacia, los comentarios positivos deben estar acompañados de situaciones que de hecho podamos lograr.

Como educadores, nos toca diseñar situaciones con distintos niveles de dificultad para poder motivar a cada estudiante a lograr algo que está dentro de sus posibilidades en ese momento. Como estudiantes, nos toca buscar estar expuestos a situaciones que nos reten, pero que no sean imposibles para nosotros. Debemos enfocarnos más en nuestro progreso sobre el tiempo, más que en ser exitosos por ser exitosos en una tarea específica.

4. Manejo de nuestro estatus físico: Algunas personas se llenan de energía con el estrés. Otras personas quedan totalmente debilitadas con el estrés. El manejo de nuestro estatus físico no nos invita a reprimir emociones, sino a saber interpretarlas adecuadamente. En lo personal, este es el punto en el que más me toca trabajar. Como educadora, he caído en cuenta de que hace falta mucha empatía para entender qué tareas despiertan, qué sentimientos, y poder proveer apoyo adecuadamente. Como estudiante, y como ser humano en general, reconozco que me dejo consumir por mi estrés. Las prácticas de meditación, mindfulness y manejo de estrés son mucho más que una moda –son la indicación de que no hay nada que podamos lograr en nuestras vidas (profesional, personal, pequeño o grande) que no lo hagamos manejando nuestras emociones con paciencia, esfuerzo y compasión por uno mismo. Entender estos cuatro elementos de autoeficacia nos da un pantallazo de cómo la motivación juega un papel crucial en el aprendizaje y en el tomar acción. Si tienes una idea que quieres ejecutar, pero te falta la motivación para hacerlo, pregúntate: te hace falta una experiencia práctica, un ejemplo culturalmente relevante, un enfoque más manejable, o manejar tu miedo? Ponerle un nombre a las cosas nos permite entender qué está pasando y hacer algo al respecto.

Mañana, a las 7:00 p.m. haré un Instagram Live @stefycohen para hablar acerca de la autoeficacia y cómo nos lleva a tomar decisiones que conspiran a favor o en contra de nuestro desarrollo.

*La autora es promotora de emprendimiento

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

23 Jun 2018

Primer premio

6 2 4 2

ABBB

Serie: 24 Folio: 15

2o premio

6276

3er premio

1050

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código