inestabilidad política y endeudamiento

Calificación, en riesgo

La confrontación política y social, además del aumento en el gasto público, podría causar una revaluación en el grado de inversión.

La inestabilidad política que se vive en el país y el aumento del endeudamiento afectarían el grado de inversión que tiene Panamá, advirtieron expertos en el tema.

Un primer indicio sobre estos efectos puede ser la disminución de la inversión extranjera, que en el primer trimestre cayó 15.3%, señalan los analistas.

En marzo de 2010, Panamá logró la codiciada categoría de grado de inversión por parte de la empresa calificadora de riesgo Fitch Ratings, que elevó la nota de BB+ a BBB- con perspectiva positiva.

“La calificación investment grade de Panamá y su sostenibilidad sí puede verse afectada cuando el clima político se desborda en acciones o medidas que incidan de manera relevante en la institucionalidad, en el estado de derecho”, señaló Raúl Castrellón, gerente de Equilibrium.

“Pero más aun, en la dinámica de ingresos y gastos del Estado o capacidad crediticia. No obstante, con estricto apego al análisis de los fundamentos económicos de Panamá, considero que la calificación está bien soportada por la solvencia del Estado y las perspectivas”, agregó Castrellón.

El grado de inversión conlleva el análisis económico de muchas cosas, entre estas la seguridad jurídica de un país y el ambiente político, explicó Álvaro Naranjo, asesor financiero de Geneva Asset Management, por lo que dijo, la inestabilidad “sí afecta”.

Naranjo argumentó que la calificación se determina por la liquidez y el riesgo. “En el riesgo está implícito la voluntad política”.

Todo iba bien con el ambicioso plan de gobierno, detalló, pero perjudica que se afecte la seguridad jurídica con cambios como la Sala V, o un giro en las políticas económicas como la venta de tierras de la Zona Libre de Colón y acciones de empresas mixtas.

“De un momento a otro se aumenta el déficit , el endeudamiento excesivo o con proyectos llave en mano, no es bien visto por las calificadoras”, manifestó.

Ernesto Bazán, calificador de riesgo en firmas independientes, dijo, con base a su experiencia, que las calificadoras de riesgo tienen un énfasis cuantitativo, más que por las confrontaciones político sociales que se han reflejado del país, si se evalúa el déficit fiscal de Panamá.

“Estamos en peligro de cumplir con la ley de responsabilidad fiscal, y esto podría ser una señal de alerta de hacer que las calificadoras revalúen la calificación de Panamá”, manifestó.

El economista Felipe Chapman dijo sentirse preocupado por el clima de confrontación.

“No creo que esto por sí solo perjudique la calificación de riesgo soberano, tampoco contribuye a mejorarla”. Agregó que hay que mantener la buena apreciación de riesgo financiero enviando “señales muy claras de prudencia fiscal”.

Por su parte, Joaquín de la Guardia, asesor financiero de Geneva Asset Managment, añadió que el clima inestable político y social podría afectar en forma inmediata la oferta y demanda por los bonos del país, provocando alguna baja en los precios.

A mediano plazo, “el aumento en el gasto publico y los déficits crónicos que venimos experimentando sí pueden afectar la calificación. Sobretodo, si en algún momento el crecimiento de la economía se enfría”.

Clima de inversión del país, en deterioro

El banco UBS asegura que la situación política en Panamá ha resultado en un clima fiscal deteriorado.

En su reciente informe sobre inversión en el país, el banco cita al ministro de Economía y Finanzas, Frank De Lima, quien admitió que hay un hueco financiero de 400 millones de dólares y que si no se venden las acciones, se necesitaría hacer un recorte en el presupuesto.

En referencia a los planteamientos de De Lima, UBS postula la pregunta: “¿No es eso lo que requiere la responsabilidad fiscal, considerando que el capital de gastos está en 9% del producto interno bruto (tres veces por encima del promedio regional), que la economía está explotando y el clima externo está lleno de riesgo?”.

UBS recalca que los recientes rechazos a políticas impopulares del presidente Ricardo Martinelli, tal como la posible venta de acciones de compañías como Cable & Wireless, ha deteriorado la credibilidad de Panamá en cuanto a prudencia y responsabilidad fiscal.

De acuerdo a UBS, el hecho de que Panamá haya hecho cambios en el tope del déficit en menos de 15 meses, “claramente sugiere la indisposición del gobierno para adherirse a responsabilidad fiscal, lo que implica adherirse a las reglas que se imponen desde un principio”.

Además, agrega que hay un serio riesgo de inflación en el país.

El informe concluye con que Martinelli tiene poco capital político, lo que ellos piensan resultará en un ambiente político más difícil en lo que resta de su gestión. Por lo tanto, UBS considera que es hora de reexaminar las proyecciones para Panamá, porque hay poco compromiso con responsabilidad fiscal y poca voluntad de adherirse a las medidas necesarias.

ANA GRACIELA MÉNDEZ

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código