BANCO INTERAMERICANO DE DESARROLLO PRESENTA INFORME

China, un socio que apuesta por la región

Reducir aranceles para los bienes agrícolas y manufacturas impulsaría el ingreso de productos de América Latina al mercado chino.

Temas:

Las medidas sanitarias y fitosanitarias, el comercio estatal y los controles de precios inhiben una mayor penetración de los productos de la región en el mercado chino. Las medidas sanitarias y fitosanitarias, el comercio estatal y los controles de precios inhiben una mayor penetración de los productos de la región en el mercado chino.
Las medidas sanitarias y fitosanitarias, el comercio estatal y los controles de precios inhiben una mayor penetración de los productos de la región en el mercado chino.

Cuál será el alcance de la política exterior del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, mantiene en vilo a los mercados y las economías del mundo entero. Sobre todo, a América Latina y el Caribe (ALC).

Al margen de las amenazas que lanzó durante su campaña presidencial en términos migratorios y diplomáticos, si algo está claro es que en materia comercial se prevé un fuerte proteccionismo de parte de la mayor potencia del mundo.

Pero en medio de esta incertidumbre, un país parece aprovechar esta coyuntura para afianzar sus lazos con ALC: China.

Su presidente Xi Jinping visitó la región en tres ocasiones en los últimos tres años, con un discurso que promete grandes inversiones en infraestructura.

En 2015, durante el primer Foro China-Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), Jinping se comprometió a incrementar el comercio con la región a $500 mil millones y a invertir $250 mil millones en el transcurso de la próxima década.

ARANCELES TEMA CENTRAL

En cuanto al comercio entre Latinoamérica y China, este ha crecido a una tasa anual de 31.2% entre los años 2000 y 2011, para entrar en una meseta a partir de 2012.

En un reciente informe, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) analizó los obstáculos que enfrenta la relación comercial entre ambos, y subrayó que para reactivarla es necesario bajar los aranceles.

“La mediana del arancel de China es aproximadamente el doble que el de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) para los bienes agrícolas y más del triple para los bienes manufacturados”, destaca el reporte.

En este sentido, advierte de que si se logra reducir el arancel promedio para la agricultura, que alcanza niveles de hasta un 65%, y para las manufacturas, que llega hasta un 45%, las exportaciones de productos agrícolas de la región a China aumentarían casi un 10% y las de bienes manufacturados más del 37%.

Más allá de las cuestiones relacionadas con el nivel y la estructura de la protección arancelaria en China, los exportadores de la región tienen que lidiar con preferencias comerciales negativas crecientes, generadas por la expansión de la red de acuerdos comerciales firmados por China.

Para octubre de 2015, China tenía 13 tratados de libre comercio (TLC) y estaba negociando otros siete, de los cuales solamente tres habían sido suscritos con ALC: Chile (2005), Perú (2009) y Costa Rica (2011).

Entre 2000 y 2011, China se convirtió en el segundo socio comercial de ALC —con el 13.7% del comercio total de la región en 2015— y el principal socio comercial de países como Brasil, Chile y Perú.

Aunque con niveles más moderados, la participación de ALC en el comercio chino también creció sustancialmente y llegó a alcanzar el 5.9% en 2015, cuando la región se convirtió en un proveedor clave de materias primas como cobre, mineral de hierro y soja.

Entre las medidas no arancelarias que obstaculizan la relación comercial, se destacan las distorsiones a través del impuesto al valor agregado (IVA), ya que los agricultores locales están exentos del pago de este impuesto y los bienes importados no, y las subvenciones agrícolas.

Asimismo, las medidas sanitarias y fitosanitarias, el comercio estatal y los controles de precios inhiben una mayor penetración de los productos de la región en el mercado chino.

PANAMÁ Y CHINA 

Tras cuatro años de aumento sostenido, las exportaciones panameñas hacia China cayeron en 2015 a $40 millones -5.7% del total- desde $69 millones en 2014.

Estas se concentraron en cobre y manufacturas, madera, carbón vegetal, aluminio, alimentos para animales, café y frutas.

Sin embargo, las importaciones desde China han aumentado vigorosamente desde 2010, al pasar de $489.5 millones a $1,158.8 millones.

La balanza comercial entre ambos al cierre de 2015 fue por $1,198 millones, ampliamente favorable al gigante asiático.

Tal vez la señal más clara de la presencia china en Panamá se dio en octubre de 2015, con la llegada del gigante Huawei, que instaló en la Zona Libre de Colón su sexto centro de distribución en el mundo.

Aunque la empresa no reveló de cuánto se trató la inversión, adelantó que espera tener unos ingresos en este centro de $20 millones en 2015, $160 millones en 2016 y $190 millones en 2017.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código