Reforma tributaria

Claves de la retención del impuesto de inmuebles

El Ministerio de Economía y Finanzas emite dos decretos que reglamentan la constitución del patrimonio familiar tributario y la figura de los bancos como agentes de retención del impuesto.

Temas:

El pasado mes de septiembre, el MEF informó de que la morosidad en el impuesto de inmuebles es de $895 millones. Archivo- El pasado mes de septiembre, el MEF informó de que la morosidad en el impuesto de inmuebles es de $895 millones. Archivo-
El pasado mes de septiembre, el MEF informó de que la morosidad en el impuesto de inmuebles es de $895 millones. Archivo-

Un año después de la aprobación de la reforma a la ley del impuesto de inmuebles, el Ministerio de Economía y Finanzas reglamentó el mecanismo para registrar una propiedad como patrimonio familiar tributario y la retención del impuesto de inmueble por parte de los bancos.

La Ley 66 de 17 de octubre de 2017 introdujo nuevas tarifas más bajas para el impuesto de inmuebles. Las viviendas que sean registradas como patrimonio familiar tributario o vivienda principal tendrán exoneración por los primeros $120,000 del valor de la propiedad.

El excedente entre $120,000 y $700,000 pagará una tarifa de 0.5% y de $700,000 en adelante será de 0.7%.

Ayer se publicó en Gaceta Oficial el Decreto Ejecutivo 363, que establece los requisitos y los mecanismos para constituir un bien como patrimonio familiar tributario, para lo cual no será necesario presentar certificado de paz y salvo.

Aunque el nuevo régimen entra en vigor el 1 de enero, desde la promulgación del decreto se pueden presentar las solicitudes a la DGI. El trámite se podrá hacer en las oficinas de la entidad o a través del sistema electrónico online e-Tax 2.0.

Retención del impuesto

El resto de las viviendas y de propiedades tendrá una tarifa general menos ventajosa que la del patrimonio familiar tributario, pero mejor que la vigente hasta ahora.

Uno de los grandes desafíos de la DGI es el cobro del impuesto. Con las nuevas tarifas se reducirá la carga fiscal para los contribuyentes y, por lo tanto, la recaudación de un impuesto que se deriva a los municipios como parte del programa de descentralización de la administración pública.

Para compensar esa merma en los ingresos, la ley introdujo la figura de los agentes de retención, en un intento de asegurar un mayor cumplimiento tributario. El 30 de noviembre se publicó el Decreto Ejecutivo 362, que reglamenta la figura del agente de retención del impuesto de inmuebles. Estas son las claves para entender el mecanismo:

¿Qué propiedades serán objeto de retención?

Los bancos y otras entidades que conceden préstamos hipotecarios retendrán el impuesto de propiedades que hayan financiado. Quedan excluidas las propiedades registradas como patrimonio familiar o vivienda principal, así como las viviendas que estén exoneradas del impuesto. Por lo tanto, podrán ser objeto de la retención segundas viviendas, terrenos, propiedades comerciales e industriales que tengan que pagar impuesto de inmuebles y tengan un financiamiento vigente.

¿Quién es el responsable del pago?

El Decreto Ejecutivo 362 de 29 de noviembre establece que el responsable del pago es el deudor, con independencia de que sea el propietario del inmueble.

¿Cómo sabrá la DGI si un bien tiene financiamiento?

El decreto determina que los agentes de retención, es decir, los bancos, deberán remitir a la DGI información sobre todos los financiamientos vigentes para la adquisición de viviendas. Además, a partir del 1 de enero de 2019, los bancos informarán sobre los nuevos financiamientos y los que sean cancelados o traspasados a otras entidades financieras, a fin de tener la información actualizada de los bienes inmuebles sujetos de la retención.

¿Cómo obtendrá el banco el detalle de cuánto retener?

La DGI comunicará a los bancos qué fincas son sujeto de la retención, y el monto de impuesto a retener por cada finca, de acuerdo con la tarifa progresiva combinada (ver gráfica). La DGI también deberá comunicar a los bancos si hay saldos, intereses y recargos.

¿Quién hace la retención?

El banco hará las retenciones de las sumas correspondientes al impuesto de inmueble y las depositará a favor del Tesoro Nacional.

El banco comunicará a su cliente el valor de la retención sobre los saldos, intereses y recargos pendientes. Además, facilitará la consulta del estado de cuenta del cliente, así como de las sumas retenidas.

¿Cuál será el mecanismo de retención?

Los bancos de licencia general han sido autorizados para hacer débitos sobre los saldos disponibles en cuentas a la vista, mantenidas y designadas como cuentas para la retención del impuesto por los clientes.

En caso de no tener una cuenta designada o no tener saldo en la misma, el banco informará a la DGI del incumplimiento.

Si la cuenta no existe o no tiene fondos, no se efectuará la retención, pero el fisco tendrá conocimiento del caso y podrá solicitar al contribuyente que cumpla con su obligación. Si este mecanismo no funciona, la DGI podría hacer el descuento en la misma letra del préstamo.

Si el agente de retención es una financiera, cooperativa u otra institución, en estos casos la retención del impuesto sí se hará a través de la letra del financiamiento.

¿Cada cuánto se realizará la retención?

Los bancos lo harán en 1, 3 o 12 cuotas al año, según convengan con los clientes. Si el monto del impuesto de inmueble no supera los $10, la retención se hará en una sola cuota.

Si la retención del impuesto es anual y se efectúa dentro de los dos primeros meses del año, la retención será del 90% del total del impuesto de inmuebles a pagar, ya que la ley ofrece un descuento de 10% para los que cancelen el impuesto anual en los dos primeros meses del año.

Si la retención se hace en tres cuotas o partidas, estas coincidirán con los períodos actuales de pago de impuestos: la primera partida hasta el 30 de abril; la segunda hasta el 31 de agosto; y la tercera hasta el 31 de diciembre.

¿Y si hay reclamos?

Será la DGI, y no el banco, la entidad que tenga competencia para resolver reclamos y consultas relacionados con el cálculo, determinación o liquidación del impuesto de inmuebles.

¿Qué sucede con los gastos que tendrán que asumir los bancos?

La DGI reconocerá, por una sola vez, un crédito fiscal aplicable sobre el impuesto sobre la renta por concepto de los costos en los ajustes de los sistemas contables e informáticos de los agentes de retención para la implementación de esta medida. Además, cada año se reconocerá un crédito fiscal como el impuesto sobre la renta equivalente al 1% de las sumas retenidas.

Esta nota fue modificada el miércoles 5 de diciembre de 2018, a las 8:15 a.m. En su versión original se informó que el excedente entre $120,000 y $250,000 pagará una tarifa de 0.5%, y de $250,000 en adelante será de 0.7%. 

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

09 Dic 2018

Primer premio

8 6 4 0

ADBB

Serie: 22 Folio: 10

2o premio

0953

3er premio

9051

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código