Agricultores piden más controles

Contrabando pone en riesgo producción local

En enero de 2012 se incautaron 250 gallinas limpias e igual cantidad de palmas Phoenix, cuyo precio en el mercado local oscila entre $60 y $100.

En el cordón fronterizo entre Panamá y Costa Rica las autoridades panameñas han identificado mil 500 entradas ilegales de productos agrícolas y mercancías procedentes del vecino país.

Tomate, ají pimentón, pepino, plátano, frutas, gallina limpia y carne de cerdo son algunos de los productos que se están introduciendo al país por el cordón fronterizo con Costa Rica, práctica que atenta contra la seguridad sanitaria y fitosanitaria de Panamá.

Por ejemplo, en diciembre de 2010 se detectó en la zona fronteriza de Río Sereno el brote de tuta absoluta en las plantaciones de tomate, una plaga en forma de mariposa que se come las hojas del tubérculo y provoca la pérdida de la cosecha en un 100%.

El problema del contrabando se complica al participar una minoría de productores panameños que residen en Río Sereno en complicidad con los agricultores costarricenses, denunció Ariel Ríos, miembro de la Asociación de Productores Agropecuarios de Chiriquí (Aproachi).

La modalidad de estos productores “inescrupulosos”, explica el representante de Aproachi, es declarar en los puestos cuarentenarios la mercancía como cosecha nacional, cuando es producto traído de Costa Rica.

Estos productos se venden en el Mercado Agrícola Central (mercado de abastos) en la ciudad de Panamá.

El tomate de contrabando se vende a ocho centésimos la libras, mientras que el local se fija en 50 centésimos, comentó Ríos.

Esta práctica desleal se suma a una de las tantas razones que ha provocado que los productores de tomate de mesa de la provincia de Chiriquí abandonen la actividad, comentó Ríos.

Tan solo el pasado mes de enero, inspectores de la Autoridad Nacional de Aduanas de Chiriquí incautaron 250 gallinas limpias e igual cantidad de palmas Phoenix; así como 40 pacas de cigarrillos con 500 mil unidades procedentes de Costa Rica. La incautación de las gallinas está valorada en $1,000, mientras que las pacas de cigarrillo representan unos $100 mil dólares.

Aunque el contrabando, a través del cordón fronterizo con Costa Rica se ha reducido en un 80% en el último año, la falta de inspectores hace más difícil las labores de control, informó Abdiel Lezcano, administrador de Aduanas en Chiriquí.

La institución cuenta con 50 inspectores para vigilar provincia de Chiriquí y por lo menos necesitan unas 50 personas más para el Departamento de Prevención y Fiscalización Aduanera.

El titular del Ministerio de Desarrollo Agropecuario, Oscar Osorio, reconoce que esta actividad ilícita pone en riesgo la seguridad vegetal y animal del país.

Para minimizar esta práctica se programa establecer tres nuevos centros de control en Renacimiento, Guabalá y Bocas del Toro.

Estos nuevos puestos se sumarán a los ya establecidos en Alto Quiel y Río Sereno, provincia de Chiriquí.

class="mce"> >> Cifras agropecuarias

50

Inspectores se encargan de supervisar los puestos de controles en Chiriquí.

80%

de los productores de tomate de mesa en Chiriquí han abandonado la actividad.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código