TERMINAL AÉREA

Contratos inconclusos en Tocumen

El incinerador debía quemar 8 toneladas de desechos diarios, pero las pruebas arrojaron que solo podía procesar poco más de 2 toneladas.

Temas:

El incinerador de desechos en Tocumen se terminó de construir en 2018, pero no tiene la capacidad que requiere la terminal aérea. El incinerador de desechos en Tocumen se terminó de construir en 2018, pero no tiene la capacidad que requiere la terminal aérea.
El incinerador de desechos en Tocumen se terminó de construir en 2018, pero no tiene la capacidad que requiere la terminal aérea. Cortesía

El retraso en la construcción de la nueva terminal de pasajeros, debido al incumplimiento de parte de la empresa brasileña Norberto Odebrecht no es el único contrato que le ha dado dolores de cabeza a Tocumen, S.A.

Otra historia que no ha terminado bien para el Aeropuerto Internacional de Tocumen es la planta de tratamiento de desechos o incinerador, que nunca entró en operación, porque no tiene la capacidad que había contratado la terminal aérea.

Las normas internacionales establecen que los desechos que dejan las aeronaves o basura internacional, como también se le conoce, deben ser quemados para evitar la propagación de virus y plagas.

En 2018 se pensó que el largo camino del aeropuerto para resolver esta situación había terminado, cuando la empresa española Oproler finalizó la construcción de la planta de tratamientos de desechos, luego de adjudicarse el contrato por $3.5 millones, en 2016.

Tocumen había solicitado que el incinerador quemara 8 toneladas de desechos diarios, pero las pruebas arrojaron que solo podía procesar poco más de 2 toneladas, lo que abrió un nuevo frente de batalla para la terminal aérea.

Tras meses de negociación, la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), que organizó la licitación, anunció que ejecutaría la fianza de $356 mil 632 con la intención de realizar las mejoras que necesita el incinerador.

Cuando el panorama parecía más claro, desde España llegaron informes del proceso de quiebra que solicitó Oproler para protegerse de sus acreedores a quienes adeuda más de $66 millones. La empresa también está en la mira de las autoridades españolas por el supuesto pago de sobornos para obtener contratos millonarios para la construcción de viviendas.

Carmen Carrizo De Pagés, subgerente de Tocumen S.A., dijo que el aeropuerto está tomando las acciones legales para exigir sus derechos y recibir las compensaciones económicas que estable la ley.

Añadió que se analizan los pasos que permitirán al aeropuerto seguir cumpliendo con las normas sanitarias que exigen quemar los desechos que dejan los aviones en Tocumen.

En 2012 dejó de funcionar la planta que en 2010 la administración de ese entonces había comprado. Desde ese momento, Tocumen ha contratado los servicios de dos empresas para quemar los desechos internacionales. Los últimos contratos los ha ejecutado la compañía Servicios Tecnológicos de Incineración, que diariamente traslada los desechos hasta su planta de procesamiento ubicada en la provincia de Colón.

Desde 2013, hasta la fecha, el aeropuerto ha gastado más de $6 millones en contratos para procesar la basura internacional. A medida que se propagan plagas como la peste porcina africana y el hongo que afecta a los cultivos de plátano, aumenta la necesidad de que Tocumen cuente con un incinerador propio.

De los paños de la caminadora que han estado fuera de operación por meses, ya comenzó a funcionar uno. Expandir Imagen
De los paños de la caminadora que han estado fuera de operación por meses, ya comenzó a funcionar uno. Cortesía

Caminadoras

Otro contrato que le ha dado problemas al aeropuerto y que intenta resolver la actual administración es el de las caminadoras que se instalaron en el muelle norte, entre 2012 y 2013.

Desde su instalación, estos equipos que deben facilitar el traslado interno de los pasajeros, en especial aquellos que hacen conexiones en Panamá, han funcionado con problemas.

En las redes sociales son constantes las quejas de los viajeros al ver que los 8 paños de las 4 caminadoras están fuera de operación.

El contrato de $3 millones, que se adjudicó la empresa surcoreana Hyundai, incluía el suministro e instalación de tres elevadores, una escalera mecánica y los cuatro paños de caminadoras eléctricas.

La subgerente de Tocumen explicó que se logró un acuerdo con el contratista para poner en funcionamiento las aceras. Adelantó que ya uno de los paños está operando y se espera que en los próximos dos meses todas estén habilitadas.

Uno de los problemas está relacionado con los cambios de temperatura, pero el contratista instalará un cajón para mantener una misma temperatura. En el acuerdo negociado en las últimas semanas entre Tocumen y la empresa, el contratista asumirá la inversión para poner en operación todas la aceras, mientras que Tocumen pagará por el mantenimiento, el cual estaba incluido en el contrato.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

20 Nov 2019

Primer premio

4 1 8 9

DDDB

Serie: 8 Folio: 7

2o premio

8025

3er premio

4855

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código