PLANO URBANO

Convirtamos buses descartados en viviendas

OPINIÓN

Me duele ver como las carrocerías de los diablos rojos de Panamá van a ser desguazadas, para venderlas como chatarra. Al haber conocido las viviendas de las áreas comarcales de Panamá construidas sobre pisos de tierra, con techos de paja de corta duración, considero que bien podríamos utilizar esas armazones para brindar el primer refugio a quienes carecen de lo básico.

Una carrocería de autobús ofrecería un piso levantado del suelo, muy ventajoso para terrenos húmedos o inundables, brindaría un techo, que si bien caluroso en nuestro clima, bien podría recibir cubiertas de pajas, de láminas no metálicas, de tejas o de otros materiales aislantes del calor, como un frondoso árbol. También la armazón ofrecería unas paredes con ventanas, algunas por lo menos.

Reconozco que esta oferta es poco atractiva y aún inaceptable para quienes tenemos viviendas confortables, pero después de conocer los albergues “provisionales” que recibieron los damnificados por las inundaciones en el Corregimiento de El Llano, camino al Darién, opino que esta solución permitiría ofrecer una separación, independencia e intimidad de las que los albergues carecen por completo.

Como bien señalan los sociólogos, los agrupamientos de mayor éxito nacen del esfuerzo comunal, no de la entrega de un producto terminado, donde el beneficiado seguirá esperando la ayuda estatal para resolver una gotera, una puerta cedida, o cambiar un vidrio. Querer resolverlo todo a la gente, es crear parásitos.

Es hora de volver a los maravillosos programas que se iniciaron en San Miguelito por los años sesenta, cuando el Instituto de Vivienda y Urbanismo (IVU) a cargo del ingeniero Norberto Navarro, bien aconsejado, emprendió los programas “esfuerzo propio” y “ayuda mutua”.

En el primero, grupos de diez familias en sendos lotes, bajo la dirección de capataces y de arquitectos, construía cada una su propia casa, con ayuda de parientes y amigos.

El otro programa, de mayor éxito y compañerismo, veinte familias que trabajaban por las noches, y en fines de semana iban construyendo en serie las veinte casas sin que nadie supiera de antemano cual sería la suya. Al acabar la última, faltando solo la pintura, las mujeres iban sacando de un envase la llave de la que sería su vivienda. Eran momentos de gran alegría que en varias ocasiones compartí.

De esa verdadera escuela de construcción salieron artesanos de toda clase, que formaron parte de la industria de la construcción. Bien sabían también cómo dar mantenimiento a su propia vivienda y otras de los alrededores, sin esperar ayuda oficial.

En el año 1990, el nuevo ministro de Vivienda, Arq. Raúl Figueroa, atrajo al Arq. Julio I. Rovi, para que desarrollara el concepto de los “NAOS”, nuevos asentamientos organizados, donde se prepararon lotes nacionales para ser invadidos, pero con un ordenamiento previo y bien diseñado, con espacios para calles, veredas, parque, capilla y todos los servicios públicos básicos.

Para calificar, la familia debía mudarse al sector y construir un cuarto provisional para vivir allí, mientras construía, con orientación técnica y aporte de materiales, su propia unidad. Hoy son poblados organizados.

Miremos también hacia atrás, usemos los modelos de éxito y tratemos de que la gente colabore en los proyectos para ellos. Estamos dándole pescado a la gente en vez de enseñarlos a pescar. Son conceptos también usados en años recientes y con gran éxito en Medellín, del que se enorgullecen quienes lo hicieron.

El autor es arquitecto

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

carretera entre Santa Fe y Calovébora ‘La conquista del Atlántico’

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código