Facebook Live: Conteo regresivo al sorteo de Rusia 2018 Ver aquí

PLANO URBANO

Cosas que suceden en Panamá

OPINIÓN

Tenemos gran corrupción en Panamá.

Continuamente denuncian malos manejos en dependencias oficiales.

Los funcionarios quieren más que sus salarios.

Piensan que merecen más, que los jefes ganan mucha plata, que ellos podrían llenar esas funciones.

La encontramos en los reportes anuales del servicio exterior, por nombrar sólo a amigos.

También en empresas privadas hay robos y abusos.

Asombra cómo un personal “de confianza” ha hecho desaparecer millones.

Hay estafas también en la venta de propiedades.

Como si no bastaran los delitos propios, importamos facinerosos y estafadores.

Abundan casos de quienes falsifican diplomas y pasan por profesionales.

Recientemente nuestras autoridades allanaron una litografía donde “producían” licenciados y doctorados, con una tarifa, de acuerdo a la importancia del “grado obtenido”. Alguno llegó a magistrado.

Acuciosos notarios certifican como legítimos diplomas del extranjero, sin cotejarlos con el original.

Con “mucho gusto” le diré a la autoridad que se interese, como un reconocido y “exitoso” notario del área bancaria afirmó que había constatado que los 10 diplomas que le había llevado eran copia auténtica de los originales, sin preguntar por ellos.

Pasando al Corredor Sur, parece bien calificada estupidez pretender multar a quienes carezcan de tarjeta.

Pasar de un tajo, de múltiples ventanillas de cobro en efectivo a ninguno, es ser enemigo del prójimo.

Cuántos panameños que viven o estudian afuera no llegarán de repente, tomarán el carro de su familia y querrán utilizar el corredor, como antes.

Cuántos interioranos no vendrán en su auto a llevar un hijo al aeropuerto y se toparán con esta absurda noticia, sin los 20 balboas de multa, ni suficiente tiempo para esperar todo el procedimiento.

¿Cómo no se le ocurre al “genial” director de la ATTT que bien podría poner un grupo de policías para vender las tarjetas por varios días, antes de los peajes, dando la oportunidad de devolverse a quien no tenga la plata para comprarla?

En la cinta costera cada vez encuentro más vehículos que deciden encaramarse en las isletas, para cambiarse de carril, destrozando el césped y produciendo un hueco con lodo.

Nunca veo policías multándolos.

Claro, los policías de tránsito, como bien contaba el exministro Suárez, en vez de salir a vigilar el tránsito (que no es tráfico, señores del “weis”) andan manejando sus taxis.

Por eso mismo en las horas pico tampoco los vemos en las intersecciones donde los vehículos tranquen la vía.

Esta semana, un generoso amigo me invitó a almorzar al Club Unión.

Como vivo cerca caminaba por la acera del frente, pero el sol estaba sofocante y crucé hacia el parque.

Vi a un policía bajo un árbol, y le comenté: ¡Qué maravilla de microclima tiene usted! y entonces caí en cuenta de que la hilera de árboles por fin dejó de ser podada y ahora sí protegen del sol a los autos de quienes acceden al parque y a los caminantes.

Caminé hacia el club en un ambiente delicioso, como Boquete.

Detesto a quienes les dan a los árboles formas sin sentido.

Debemos respetarlos, dejarlos ser árboles, que ellos saben cómo ser bellos.

No los “ayudemos”.

Sentí mucho perderme la charla de mi muy estimado y brillante Kurt Dillon, insigne urbanista, en el ateneo de la Ciudad del Saber.

Kurt tiene lo mejor de su panameñidad y la disciplina de los americanos.

Me perdí su plan de Colón.

Un fuerte abrazo para él.

En la desembocadura del Matasnillo, casi pegado al parque del “floristo”, hay un puñado de rocas donde la “caquita fresca” queda pegada en marea baja, al calentarla el sol irradia su sublime aroma a toda la barriada y a inocentes peatones.

Bien podríamos rellenarlas y darles un buen uso, inclusive uno muy rentable.

Sería un lugar precioso, único.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Para las próximas 72 horas la alerta estará vigente para Chiriquí, Veraguas, Coclé, Colón, Los Santos, Panamá, Darién y la comarca Ngäbe-Buglé.
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Incremento de lluvias y vientos Alerta verde para siete provincias y una comarca

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código