PLANO URBANO

Cositas de aquí y de allá

Cositas de aquí y de allá Cositas de aquí y de allá
Cositas de aquí y de allá

Rodrigo Mejía-Andrión

OPINIÓN

Otro interesante artículo del ingeniero Marco Julio de Obaldía publicado esta semana nos recuerda un simpático y sencillo acuerdo entre dos países europeos limítrofes que resolvieron un problema de invasión, que bien podríamos imitar para conciliar las diferencias entre el Gobierno de Panamá y los llamados “originarios” ngäbe buglés.

El caso que nos cuenta De Obaldía es el de Suiza e Italia que conoció cuando, como director del Instituto de Recursos Hidráulicos y Eléctricos (IRHE), lamentablemente privatizado, fue invitado por el Gobierno suizo para conocer sus instalaciones de electricidad. El Gobierno suizo para construir una tuvo que invadir parte de Italia. El caso se solucionó mediante un simple canje de territorios. Un intercambio de territorios de iguales áreas entre tierra dentro y fuera de la comarca sería una solución rápida y sin dolor. Estamos a tiempo.

El sábado pasado me referí a la desidia del Ministerio de Obras Públicas (MOP) en proteger las cuencas de los ríos y quebradas del país, que nunca cuidamos, así como también la necesaria servidumbre de sus dos márgenes. Ahora me satisface el ministro informando de dragados en los ríos con escombros de construcciones. Insisto en la necesidad de marcar las coordenadas de los cauces y sus servidumbres para impedir las continuas invasiones.

Un ingeniero colombiano viejo residente en Panamá me comentaba que ya en Colombia el total de las servidumbres de ríos y quebradas están marcadas y aseguradas.

Es increíble el abuso de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia en viajes al extranjero durante el anterior gobierno. Especialmente Europa figura entre sus destinos que, entre pasajes y viáticos, suman casi $400 mil, cifra que no incluye los 23 viajes al extranjero realizados bajo la presidencia del encarcelado Alejandro Moncada. El único magistrado que no reporta viajes al exterior en el período es Harley Mitchell a quien admiro desde hace años por su nítida trayectoria.

Molesta ver al excontralor Carlos Vallarino de pie por mucho tiempo cuando es consultado por el comunicador, también de pie. Estando sentado cómodamente en mi estudio siento dolores en las rodillas no más de verlo de pie tanto tiempo, para hablar de asuntos interesantes que bien pueden decirse estando sentados. Siento descortesía hacia el ex funcionario.

Como el urbanismo es mi constante preocupación, quiero discrepar con la propuesta de mi Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA) por solicitar la reactivación del Consejo de Urbanismo creado hace unos 10 o 15 años, las contadas ocasiones en que se ha reunido no pasa de amenas conversaciones y promesas de acción conjunta.

Esas entidades donde se establece la presencia de un grupo de ministros nunca han funcionado porque los ministros no asisten y envían a representantes sin poder para proponer y menos para aprobar. Lo que sí funcionó en pasado lejano, fue la Comisión de Infraestructura de mandos medios de las entidades de servicios públicos como calles, aceras, alcantarillado, acueducto, electricidad, telefonía, ornato, bomberos, policía y recolección de basura, que se reunía con los asesores ad honórem del Ministerio de Vivienda: Allí se planeaban labores conjuntas en barrios y comunidades para coordinar acciones como roturas de calles, cambios de válvulas, mantenimiento de alcantarillas y otras. De allí salían importantes decisiones como mejoras de intersecciones, respeto de árboles, construcción de isletas, cambios en la vialidad, transporte público, dragado de ríos y señalización.

El paro de transporte decretado por Canatra fue duro golpe al trabajador sin sentido. El Ministro Henríquez entrevistado presentó un plan para confirmar quienes participaron en la ilegal protesta, para retirarles el derecho a ser transportista a quienes no tuvieran válida razón para retener su vehículo. Parece apropiado y factible el proceso estudiado.

He quedado anonadado al enterarme a través de empleados en Tocumen de que amplias zonas del aeropuerto carecen de aire acondicionado y se han visto forzados a instalar abanicos que no calman a irritados viajeros que solo dicen ¿Otra vez sin aire? Esto es atentar contra el turismo y nuestra imagen mundial.

Proponer al gobierno adquirir un carro bomba para llenarlo de un líquido colorante que tiña de verdad, para que rocíen de pies a cabeza o de la cabeza a los pies, a los “estudiantes” revoltosos que salgan a protestar.

Así al dispersarse en las esquinas estarían esperándolos para apresarlos. Esta táctica ha sido utilizada con éxito en Europa y países latinoamericanos. Vi en acción algo parecido en Lima durante su dictadura y la nuestra, y me sentí en casa.

El MOP

VIAJES DE MAGISTRADOS

ENTREVISTAS

URBANISMO

El PARO

TOCUMEN

¿ESTUDIANTES?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código