VENTANA FISCAL

Créditos de equipos fiscales

OPINIÓN

Según las leyes y reglamentos referentes a los equipos fiscales, el valor del crédito fiscal que reconocerá la Dirección General de Ingresos (DGI) por la implementación de los equipos fiscales será por el 50% de su valor y hasta un tope de 700 dólares, el menor de los dos, por cada equipo fiscal que sea comprado e instalado por el contribuyente dentro del plazo otorgado para ello. Para aquellos que sus ventas o ingresos del año 2010 no hayan excedido la suma de 36 mil dólares, “de acuerdo a su Declaración Jurada del Impuesto Sobre la Renta o mediante Declaración Jurada”, el crédito será por el 100% del valor de los equipos, pero hasta un máximo de 850 dólares.

Luego de comprar e implementar su equipo fiscal, el contribuyente deberá hacer formal solicitud escrita a la DGI para obtener el crédito fiscal que le corresponda adjuntando copia de la factura de compra emitida por el proveedor autorizado mediante su propio equipo fiscal, y que deberá tener el nombre y el registro único del comprador o usuario final, los datos del equipo fiscal (marca, modelo, número de serie y número de registro) y el precio de compraventa.

Dicho en otra forma, el crédito fiscal solamente se obtiene mediante solicitud a la DGI, ya que no se concede ni reconoce automáticamente ni de oficio.

Además, el vendedor o proveedor del equipo fiscal debe haber cumplido (implementado) a tiempo su propio equipo fiscal para que sus facturas cumplan con lo señalado en el párrafo anterior. De lo contrario, olvídese de solicitar su crédito.

Presentada la solicitud, y una vez obtenida la resolución de reconocimiento del crédito fiscal por parte de la DGI, el contribuyente podrá utilizarlo para el pago de sus propios impuestos o cederlo a terceros.

Los impuestos que se pueden pagar son todos los que están a cargo de la DGI, con la sola excepción del ITBMS tal como reza la disposición que nos ofrece la Ley Nº72/2011.

En caso de no cumplir con el cronograma y las condiciones antes señaladas, el contribuyente no tendrá derecho al crédito fiscal, pero seguirá obligado a cumplir con las disposiciones relativas a los equipos fiscales.

Un ejemplo de lo anterior es aquel contribuyente que tiene su punto de venta o de facturación ubicado en la provincia de Panamá y se decidió por una caja registradora autónoma (que no está en línea con alguna aplicación informática), pero no la compró o no fue instalada dentro del plazo que venció el 18 de octubre pasado.

La DGI no reconocerá el crédito fiscal, aunque la causa del incumplimiento no sea imputable al contribuyente por estar fuera de su control o sean ajenas a su voluntad, como la falta de abastecimiento o de inventarios de los proveedores autorizados. Situación real que se vive y sufre, y cuyas consecuencias están pendientes de definirse.

Con tantas complicaciones mejor hubiese sido conceder el crédito directamente al proveedor de los equipos y que este a su vez concediera un descuento a sus clientes.

Un reconocimiento automático permitiría que el pequeño contribuyente no tuviese que meterse la mano al bolsillo, muchas veces vacío. Y todos vivirían felices.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código