comerciantes rechazan la medida

Detalles detrás del equipo fiscal

A pesar de que se viene hablando sobre las impresoras fiscales desde hace más de un año, se desconocen los detalles de la medida.

Dice el director general de Ingresos, Luis Cucalón, que (esta vez sí) las impresoras fiscales serán obligatorias a partir del 18 de octubre. Mientras tanto, los empresarios –principalmente del interior– siguen mostrando su rechazo a una medida que sigue siendo desconocida por muchos comerciantes y ciudadanos. A continuación, los detalles que no se le deben escapar a nadie sobre los equipos fiscales:

¿Qué y para qué son?

Los equipos fiscales son dispositivos que registran las ventas que realizan los negocios y emiten las facturas que el comerciante le entrega al cliente. La DGI tendrá acceso a la información que registre el equipo fiscal con el objetivo de tener una mayor fiscalización de las ventas y reducir la evasión fiscal del impuesto de transferencia de bienes muebles y servicios (ITBMS). Estima que con esta medida se elevarán los ingresos del Estado entre $250 millones y $300 millones al año.

¿Qué negocios las deben instalar?

Todos los contribuyentes que estén obligados a emitir facturas o documentos equivalentes, independientemente del medio de facturación que se haya utilizado a la fecha; la suma facturada mensualmente, el total de ingresos anuales o la periodicidad de la facturación, si el contribuyente, segmento, producto o servicio está exento del ITBMS; la forma de pago (contado o crédito).

Sin embargo, hay una serie de actividades que quedaron exentas (ver cuadro: Actividades exentas).

¿Qué tipo de equipos se venden?

Básicamente, hay dos tipos de equipos: las cajas registradoras fiscales y las impresoras fiscales.

Las primeras se recomiendan para los negocios pequeños, que se manejan con una caja registradora tradicional o hacen facturación manual. En ese caso, los comerciantes solo tienen que comprar el nuevo equipo, que funciona a grandes rasgos como una caja registradora normal: llevan un registro de las operaciones y emiten las facturas fiscales.

Las impresoras fiscales, por su parte, son los dispositivos que se conectan a sistemas de facturación y contabilidad informatizados. El negocio que lleve las cuentas con una computadora tendrá que comprar una impresora fiscal e instalarla a su sistema. Los negocios que tienen varios puestos de venta, como los supermercados, requieren una impresora fiscal por cada puesto.

Entre las impresoras fiscales, a su vez, se hace la distinción entre las térmicas y las láser por el modo de impresión.

¿qué equipos puedo comprar?

Los equipos fiscales tienen que haber sido homologados por la Autoridad de Innovación Gubernamental y avalados, mediante una resolución, por la DGI. En la actualidad hay 20 equipos homologados, la mayoría de ellos impresoras fiscales.

¿Cuándo lo debo tener instalado?

La medida ha sido pospuesta en varias ocasiones. Finalmente, se hizo un calendario de implementación progresiva dependiendo del tipo de equipo fiscal y la ubicación del negocio. Para el 18 de octubre solo están obligados los negocios ubicados en la provincia de Panamá que requieran una caja registradora fiscal no conectada a sistemas informáticos. Es decir, el más sencillo de los casos. Para el resto de las provincias y equipos, la obligación irá entrando progresivamente.

¿Cuánto cuestan?

Los precios oscilan entre los $600 y $1,500. La DGI reconocerá un crédito fiscal a los negocios por $700 o el 50% del valor del equipo, el que sea menor.

A los negocios que facturan al año menos de $36 mil, el crédito fiscal será por el 100% del equipo, hasta un máximo de $850. En cualquier caso el derecho al crédito fiscal y el mismo crédito puede ser cedido.

Los comerciantes solo se pueden beneficiar del crédito fiscal si compran el equipo antes de que entre en vigor la obligación de tenerlo instalado.

¿Qué pasa si no lo tengo instalado?

Cucalón, con su particular estilo, fue claro al decir que a partir del 18 “vienen las multas”. Las sanciones, según la ley, son entre mil dólares y $5 mil la primera vez que se localice a un negocio sin el equipo fiscal y de $5 mil a $15 mil en caso de reincidencia. En este caso, la sanción podría ir acompañada del cierre temporal del negocio. Los consumidores también pueden ser objeto de multas, si no portan la factura al salir del comercio.

La sanción, que también se le aplicaría al comerciante, sería por el 7% del valor de la compra.

´Es un dolor de cabeza´

A pesar de que la primera norma que estableció el uso de impresoras fiscales se aprobó en 2010 (Ley 8), la DGI ha estado introduciendo modificaciones sobre los equipos, los plazos de implementación, las sanciones y los créditos fiscales hasta hace prácticamente unos días.

La normativa más reciente es del 27 de septiembre. Ante la inminencia de la entrada en vigor de la medida, algunos empresarios ya utilizan las máquinas; otros las usan a modo de prueba, como es el caso de Reina Medaglia, propietaria de Black Tie, que describió el sistema como “un dolor de cabeza”.

Para la empresaria, los procesos son ahora más lentos. “En vez de resolver las cosas, las hicieron más complicadas. Hay que usar mil teclas para introducir los montos. Yo no sé qué va a suceder cuando la tienda esté llena”.

Erika Murillo, copropietaria de Essences Saloon, indicó que la inversión de mil dólares la tuvo que hacer “contra viento y marea. Es una suma alta para un pequeño negocio”.

Desde la Cámara de Comercio también apuntaron que los negocios que no venden al consumidor final, también están encontrando problemas con la información que se puede introducir a las máquinas, y con la compatibilización de los programas informáticos.

Recientemente, un joven empresario que abrió un restaurante este mismo año señaló que luego de haber hecho una inversión cuantiosa en su sistema de contabilidad, facturación e inventario, no sabía si sería compatible con las nuevas impresoras fiscales.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La procuradora general de la Nación de Panamá, Kenia Porcell, viajó a España, donde sostuvo reuniones de alto nivel en la sede de la Fiscalía General de ese país.
Cortesía/Gabinete de comunicación de la Fiscalía General de España

CASO ODEBRECHT Porcell se reúne con fiscal que coordina rogatorias en España

AEROPUERTO Despega operación de Taeca

Se trata del primer vuelo comercial  e internacional que se realiza desde la terminal aérea colonense.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código