LUNES CON EL PIE DERECHO

Día Internacional de la Mujer

Día Internacional de la Mujer Día Internacional de la Mujer
Día Internacional de la Mujer

Stefy Cohen

OPINIÓN

Yo crecí sintiéndome una mujer empoderada. Sin embargo, cuando me gradué de la universidad y tenía que empezar a trabajar me sentí llena de miedo. Le confesé a mi papá que me daba miedo trabajar, porque quería quedarme en casa cuidando a mis futuros hijos, atendiendo a mi futuro esposo y que me daba miedo que a la sociedad no le gustaban las mujeres demasiado trabajadoras. En ese momento, y confundido, mi papá me preguntó: “Bebita, por qué no pudieras hacerlo todo?”.

Creo que por mucho tiempo no defendí el feminismo porque me daba miedo las repercusiones personales que podía sufrir por una lucha ideológica. Además, no sabía explicar la diferencia entre el machismo y la caballerosidad. Entonces recordé que cuando nos enseñaron a mi hermano y a mí a montar moto, nos enseñaron también a lavarla. Pero hubo veces en mi adolescencia cuando mi papá ofrecía lavar la porción de la moto que me correspondía a mí. No porque no pudiera, ni porque no supiera cómo, sino como cortesía. Ahora, defiendo el feminismo porque entiendo claramente la diferencia entre aceptar un abuso y apreciar una cortesía. Y defiendo el feminismo porque no quiero ser parte del mundo donde se discrimina a las mujeres como ciudadanas de segunda categoría.

Para ello, hay que empezar explicando qué es el feminismo, ya que tanto hombres como mujeres rechazan el término por la connotación agresiva que le han heredado algunos eventos extremos. El feminismo no es la guerra por la igualdad de género. El feminismo es un movimiento que lucha por la igualdad de derechos humanos para ambos géneros que incluyen: el derecho a la libertad de expresión, el derecho al pago justo por el mismo trabajo, el derecho a las mismas oportunidades de educación, el derecho a las mismas oportunidades de representación en puestos de poder, y el derecho a la no violencia por el solo hecho de ser mujer.

Algunas mujeres no apoyan el movimiento feminista porque alegan no haberse sentido víctimas de opresión directa. Sin embargo, todos los derechos de los que gozamos hoy en día son producto al trabajo de mujeres que, sin conocernos, lucharon por nosotras. Por eso creo que nuestro deber como mujeres es empezar a ponerle un fin a las discriminaciones. Discriminaciones que ocurren diariamente en la forma de acosos, violaciones y asesinatos a mujeres. Y discriminaciones que también ocurren diariamente y pasan desapercibidos como críticas y doble-estándares en contra de las mujeres.

La discriminación de género ocurre como transgresiones de los hombres hacia las mujeres, pero también ocurre como transgresiones de las mismas mujeres en contra de otras mujeres. Por eso, creé una lista de 10 acciones para evitar ser partícipes del sexismo. Acciones que tomaré yo y te invito a que las tomes tú también, mujer, para no perpetuar la discriminación de nuestro propio género.

Hace unos meses le conté a un amigo que había regresado de una conferencia “feminista” y él me dijo “no, acuérdate de que el feminismo es algo malo. Lo que querías decir era “femenina”. Le contesté con paciencia: “No, no. Feminista. Yo sé lo que quise decir”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código