JÓVENES DE ÉXITO

Discípula de Silicon Valley, en Panamá

Temas:

Susana Lau es un ejemplo de que las mujeres y la tecnología pueden ser grandes aliadas. Susana Lau es un ejemplo de que las mujeres y la tecnología pueden ser grandes aliadas.
Susana Lau es un ejemplo de que las mujeres y la tecnología pueden ser grandes aliadas. Roberto Cisneros

En el mundo de las startup tecnológicas de Panamá las mujeres son escasas. De hecho, el último informe del Global Entrepreneurship Monitor (GEM, por sus siglas en inglés) confirma que los emprendimientos liderados por chicas son pocos, pero a la hora de la verdad, son más exitosas que la de sus pares masculinos.

Susana Lau, sin embargo, es un ejemplo vivo de que las mujeres y la tecnología pueden ser grandes aliadas.

Tras vivir dos años en el paraíso del emprendimiento, Silicon Valley, y cursar una maestría en Tecnología de la Información en Carnegie Mellon University, llegó a Panamá con ideas frescas e innovadoras.

Regresar a su país y estar sin empleo fue una oportunidad. “Cuando llegué a Panamá prácticamente fue comenzar de cero. Era la hora de buscar una oportunidad en el mercado”. Quería generar ingresos de acuerdo con los estudios adquiridos, asegura.

“Actualmente, en nuestro país hay muchos problemas en salud y educación que pueden ser resueltos creando soluciones simples a través de un ‘software’. Esto hará el trabajo más rápido y eficiente”.

Susana Lau Ingeniera de ‘software’.

Siempre creyó que si no había un puesto para ella, tendría que inventárselo usando lo aprendido en software, administración de software y aplicaciones móviles.

Fue así como nació Etyalab, una solución digital para emprendedores, que se enfoca en el desarrollo de software para las empresas.

“En Etyalab hacemos aplicaciones móviles y páginas web usando procesos ágiles mediante un método que se llama scrom”.

“Para los emprendedores es súper útil, ya que ellos pueden crear una aplicación como un producto mínimo viable y lanzarlo al mercado sin la necesidad de invertir mucho dinero”, señala.

Hoy día, la empresa tiene dos años en el mercado y una cartera que sobrepasa la decena de clientes.

“Mapfre, Cable & Wireless y la plataforma digital iMuni han sido algunos de nuestros usuarios”, asegura.

Pero llegar a ellos no fue un trabajo sencillo, asegura la creadora de Etyalab.

“Cuando comencé este negocio sabía que iba a ser muy difícil el proceso de encontrar clientes porque nadie te conoce”.

Con 30 años, una maestría y muchas ideas en la cabeza, se inició con el proceso del networking .

“Toqué muchas puertas, comencé a conectar con varias amistades y personas con las que había trabajado. También asistí a varias actividades de emprendimiento para tratar de dar a conocer mi proyecto y conocer a personas interesadas en lo que le ofrecía. Realmente es un largo proceso de ventas”, asegura.

El obstáculo más grande fue el tema económico. “Constituir una empresa se hace cuesta arriba cuando no estás facturando ni tienes clientes, pero hay gastos operativos que cubrir”.

Lau asegura que para abrir una sociedad anónima invirtió cerca de $1,000 entre abogados y papeleo. Tuvo que comprar una máquina fiscal que le costó unos $800, adicional del gasto en el espacio para reuniones y trabajos fuera de casa.

SOLUCIONES ECONÓMICAS

Para dar a conocer una idea o un proyecto a través de una plataforma digital, el emprendedor tiene que tener claro cuál es su audiencia, cuál es su presupuesto y cuándo tiene que lanzarlo, asegura Lau.

Sugiere que gastar dinero en herramientas móviles no es necesario cuando se requiere algo rápido y se quiere capturar a usuarios interesados en determinado proyecto.

Justamente con el boom de las aplicaciones móviles, todos los nuevos emprendedores quieren estar presentes en app store o play store, pero la alternativa puede ser una buena página web diseñada para ser vista de una manera rápida y fácil en el celular. Además, es más económico, asegura Lau.

Estas soluciones también pueden ser usadas a gran escala sin la necesidad de invertir un presupuesto millonario.

“Actualmente en nuestro país hay muchos problemas en salud y educación que pueden ser resueltos creando soluciones simples a través de un software. Esto hará el trabajo más rápido y eficiente”.

Su expectativa es transformar la manera de hacer software en Panamá. Para lograrlo, sugiere que los jóvenes no solo se especialicen en idiomas como inglés y mandarín, “también hay que saber programar para no quedarse atrás como empresa”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código