ENFOQUE

ENFOQUE: Hablar de seguridad alimentaria es hablar de agricultura familiar

Tito Díaz*

OPINIÓN.

Hoy en día, nos enfrentamos al reto de alimentar a una población creciente, que se estima llegará a 9 mil millones de habitantes en el año 2050.

Al mismo tiempo, los efectos del cambio climático ya afectan a los miles de agricultores que producen los alimentos básicos. Para afrontar este desafío, el que hoy nos corresponde, necesitamos innovar.

Requerimos impulsar sistemas agroalimentarios verdaderamente sostenibles que puedan satisfacer las necesidades futuras de alimentos del mundo en términos de cantidad y calidad. Y nada se acerca más al paradigma de la producción sostenible de alimentos que la agricultura familiar.

Durante la II Reunión Ministerial de Agricultura Familiar de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), realizada en San José de Costa Rica a principios de noviembre, ministros de América Latina y el Caribe acordaron fortalecer las políticas públicas para la agricultura familiar y la lucha contra la pobreza rural, con el fin de convertirla en motor de desarrollo de los territorios rurales.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la agricultura familiar es responsable de la producción de más del 80% de los alimentos para consumo local en América Latina y el Caribe, así como también es el principal generador de empleo rural.

Por consiguiente, si buscamos avanzar en la lucha contra el hambre, es indispensable que mantengamos a la agricultura familiar en el centro de las políticas públicas para el desarrollo rural y combatir así la inseguridad alimentaria y la pobreza extrema.

En el marco de esta reunión de ministros de la Celac, se identificaron tres áreas fundamentales para fortalecer la agricultura familiar en los países de América Latina y el Caribe: mejorar el acceso de la agricultura familiar a los mercados y fortalecer los programas de compras públicas de alimentos a la agricultura familiar; facilitar el acceso a las innovaciones tecnológicas, servicios de extensión, créditos y seguros; y crear programas integrales dirigidos a la juventud rural.

Para lograr estos objetivos, se requiere fortalecer las capacidades de las instituciones del sector y fortalecer las organizaciones de productores.

Con el apoyo correcto, la agricultura familiar se puede convertir en el mejor aliado de los gobiernos en la lucha contra el hambre y la pobreza rural. El primer paso es impulsar políticas públicas diferenciadas para este sector.

También se requiere un compromiso político al más alto nivel, como el expresado por todos los países de la región que adoptaron el Plan de Seguridad Alimentaria, Nutrición y Erradicación del Hambre de la Celac, que contempla la agricultura familiar como eje de sus pilares.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código