ENFOQUE

ENFOQUE: ¿Y las abejas...?

OPINIÓN

Soy Pascal el “campesino” de la finca la Amistad Verde, ubicada en la provincia de Chiriquí. Algunos de ustedes ya me conocen.

Hace cuatro años empecé a desarrollar la finca orgánica la Amistad Verde y les contaré mucho de esta experiencia, cómo hemos realizado con éxito experimentos que liberan nuestros alimentos del impacto grosero y devastador del químico y de la “ciencia mercantil” que ha estado arruinando nuestra tierra.

Hoy voy a empezar con algo que me asustó mucho hace poco y que tiene que preocuparles a todos los que habitamos el planeta tierra.

Durante cuatro años caminé las cordilleras, las selvas y parques nacionales de Panamá a razón de 40 a 50 kilómetros por día, descubriendo la belleza de esta naturaleza y de su gente que vive con gran simplicidad. En esos recorridos sumé muy buenos amigos a quienes me gusta visitar para charlar de su vida y de sus conocimientos humildes, pero respetables.

Uno de mis destinos favoritos ha sido el Parque Nacional Chagres en lo alto de Pacora, provincia de Panamá, entrando por San Cristóbal y el río Piedra. Allá se encuentra mi amigo César Melo, quien nació en esta pura selva y con quien caminé varios días en el parque. Ellos viven con muy poco, pero por ningún motivo desean vivir en otro lugar que no sea su selva, de aguas claras, y aire sano.

Cultivan lo necesario para ellos: un poco de maíz, arroz de montaña y frijoles, complementado por los mejores plátanos y bananos, así como de las frutas silvestres que crecen alrededor.

Durante los tres últimos años hemos tenido un contacto esporádico por teléfono sin poderles visitar por estar trabajando en la finca en Chiriquí. En este mes decidí regresar allá para ver con ellos la posibilidad de implementar una forma de permapicultura (técnica de apicultura ecológica) y que desarrollamos en la finca la Amistad Verde con muy buenos resultados.

Después de un cálido encuentro le pregunté por la producción de miel de abeja muy famosa en esas tierras. “Están desapareciendo, es el cambio climático señor”, me dijo mi amigo Melo, en el medio del Chagres.

Las abejas ya no tienen nada que comer por estas tierras. En los últimos años la floración de los árboles es escasa y las pocas frutas que hay son devoradas por los animales silvestres. Un mundo sin abejas es un desierto, porque se ha demostrado que la miel sirve como una fuente natural de antioxidantes, los cuales son efectivos para reducir el riesgo de enfermedades del corazón, sistema inmune, cataratas y diferentes procesos inflamatorios. Es hora de que hagamos un alto en nuestra vida consumista, desconectada de la naturaleza, llena de futilidades y sin inspiración. No hay vuelta atrás con el daño, el cambio y el impacto negativo a nuestro planeta, pero sí hay una oportunidad de ver y reformar la forma en que trabajamos la tierra y producimos nuestros alimentos. Como decía Rabelais, “La ciencia sin conciencia es la ruina del alma”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código