ENFOQUE

ENFOQUE: Un sector lechero competitivo

Gilberto Real*

OPINIÓN

Con la firma de varios tratados de libre comercio, Panamá ha iniciado un proceso de globalización que se traducirá en un mayor nivel de apertura comercial.

En este contexto, el sector lechero familiar tiene el principal desafío de incrementar el nivel de competitividad de sus productores, a través de la reducción de los costos de producción y del aumento del valor agregado del producto.

Alcanzar este reto dependerá en gran medida de la capacidad que tengan los actores de la cadena lechera de trabajar conjuntamente y de manera coordinada. La “asociatividad y alianzas estratégicas” son sin duda una herramienta de gran ayuda para alcanzar este objetivo. El concepto de alianzas estratégicas corresponde a la capacidad de los diferentes actores de la cadena de coordinar esfuerzos, recursos y habilidades para solucionar problemas y aprovechar oportunidades. El término “alianzas estratégicas” puede ser aplicado a una gran variedad de situaciones y dimensiones, desde intercambios informales, compartir información y recursos, hasta conformar nuevas entidades como, por ejemplo, asociaciones de productores. Respecto al sector ganadero se diferencian varios niveles de organizaciones de productores: las de cúpula y locales, las especializadas por subsector de carne y leche, las que integran actores de la misma cadena y las organizaciones especializadas por raza de ganado. En general, existe una organización líder o de cúpula pero el grado de liderazgo que ejercen es variado.

Con pocas excepciones, casi todas las organizaciones de cúpula se concentran en la negociación y el lobby político. Entre las principales limitantes de estas organizaciones se destacan la baja membresía y al mismo tiempo la proliferación en cuanto al número de organizaciones, la limitada oferta de servicios, la baja disponibilidad de recursos y la deficiente gestión.

El cooperativismo ha estado presente en el país en mayor grado en otros sectores, como el de educación y la salud pero con escasos ejemplos en el sector agropecuario. Ahora bien, cada experiencia cooperativa con diferentes matices integra en su esencia, esfuerzos para la asociatividad social y empresarial. La asociatividad de las personas, ligada a sus prácticas, cultura, experiencias y conductas, son elementos fundamentales para la sostenibilidad de las cooperativas.

Ante los grandes desafíos que enfrenta la actividad lechera, la asociatividad es un imperativo para la sostenibilidad de los medianos y pequeños productores. La agroindustria láctea por sus características requiere de importantes esfuerzos de trabajo en conjunto con los miembros de los grupos, a efectos de lograr integrar capacidades particulares y generar mayor valor agregado a través de una colectividad organizacional.

Un factor importante para garantizar el desarrollo de alianzas productivas de manera sostenible, es el empezar con metas concretas, tangibles y alcanzables, que motiven a los socios a continuar adelante y eviten frustraciones asociadas a falsas expectativas. El acopio colectivo de pequeñas unidades de producción, la transformación, la comercialización conjunta y la reinversión social, constituyen los elementos que marcan diferencia de muchas comunidades. Queremos instar a los ganaderos y miembros de la cadena láctea de Panamá a construir “asociatividad y alianzas estratégicas” para enfrentar juntos los desafíos de un mundo globalizado.

Más noticias de Economía

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código