Ataque a la reforma de salud pública

EU, frente a dura pelea por presupuesto

Una parálisis parcial del Gobierno federal obligaría a mandar a casa a 800 mil funcionarios y costaría más de $1,000 millones.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos lanzó un órdago a la Casa Blanca al aprobar un plan presupuestario que vuelve a atacar la reforma sanitaria y que tiene opciones casi nulas de respaldo en el Senado, lo que coloca al país al borde del primer cierre parcial del Gobierno federal desde 1996.

Tras un maratoniano sábado de reuniones a puerta cerrada y debates en el pleno de la Cámara, los legisladores aprobaron la madrugada del domingo, por estrecha mayoría, un proyecto de ley impulsado por la bancada republicana y que ya ha sido amenazado con el rechazo de los demócratas del Senado y el veto presidencial.

La maniobra supone la culminación de una larga batalla de los republicanos contra la reforma sanitaria, aprobada en 2010 por el presidente Barack Obama, e ilustra los profundos desacuerdos que persisten 48 horas antes de que se agoten los fondos para financiar todas las actividades del Gobierno y comience el temido “cierre”.

“Quiero que el pueblo estadounidense sepa que los republicanos están cerrando el Gobierno. Y lo están haciendo a propósito”, dijo en el debate previo a la votación la congresista demócrata Donna Edwards, en un comentario reiterado por varios de sus compañeros.

En realidad, el plan aprobado por la Cámara sí sienta las bases para evitar el cierre del Gobierno, dado que extiende los fondos para las actividades no esenciales de las agencias federales hasta el próximo 15 de diciembre.

Sin embargo, lo hace a través de dos enmiendas que son inaceptables para los demócratas y la Casa Blanca: una que retrasaría la aplicación de la reforma sanitaria al menos un año, y otra que eliminaría un impuesto del 2.3% en los dispositivos médicos que entró en vigor a raíz de la propia ley de salud.

La primera enmienda fue aprobada por 231 votos a favor y 192 en contra, y la segunda por 248 afirmaciones y 174 negativas.

El presidente de la Cámara Baja, el republicano John Boehner, aseguró tras la votación que aplazar la reforma sanitaria es “lo justo dadas las excepciones que la Casa Blanca ha permitido a grandes empresas y compañías aseguradoras”.

En principio, el Congreso podría evitar el cierre del Gobierno si pasa una medida temporal para el gasto, mientras las dos cámaras resuelven sus diferencias, pero por ahora nadie habla de esta posibilidad.

De momento se perfila un desafío abierto y aparentemente encaminado hacia un callejón sin salida. Esto significa que el país está al borde de la parálisis de muchos servicios federales en la mañana del martes: se trataría del primer shutdown del Gobierno federal en 17 años.

Una fuente demócrata dijo a la cadena CNN que no hay planes de una reunión del Senado antes del lunes (hoy), día en que termina el año fiscal. Eso hace temer que el cierre se perfila ahora inevitable.

El objetivo de los republicanos parece ser obligar a Obama a sentarse a negociar, pero el presidente ya dijo que no tiene intención de tratar sobre las responsabilidades del Congreso. El temido cierre se avecina.

DATOS RELEVANTES

365 días

Tiempo durante el cual se congelaría la entrada en vigencia de la reforma de salud.

2.3%

Impuesto que debía aplicarse a los dispositivos médicos.

2010

Año en el que se aprobaron las reformas sanitarias que se debían aplicar este año.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código