CENTROAMÉRICA

Ente investiga tiempo de respuesta tras apagón

El colapso eléctrico del sábado fue total en Costa Rica y parcial en Panamá y Nicaragua. También afectó a Guatemala, El Salvador y Honduras.

Temas:

El origen de la falla estuvo en Panamá, el segmento más corto de toda la red, por un “disparo de línea” de transmisión de 230 Kv (kilovoltios), debido a lluvias con rayos intensos. El origen de la falla estuvo en Panamá, el segmento más corto de toda la red, por un “disparo de línea” de transmisión de 230 Kv (kilovoltios), debido a lluvias con rayos intensos.
El origen de la falla estuvo en Panamá, el segmento más corto de toda la red, por un “disparo de línea” de transmisión de 230 Kv (kilovoltios), debido a lluvias con rayos intensos.

El ente responsable de la interconexión eléctrica centroamericana anunció la revisión del tiempo de respuesta de los países ante situaciones de emergencia, tras el apagón total que el sábado dejó a oscuras a Costa Rica y partes de Panamá.

La revisión está a cargo del Ente Operador Regional (EOR), que administra el sistema eléctrico centroamericano, en respuesta al más prolongado corte de electricidad que registra la red del istmo.

“Estamos haciendo revisiones en los procesos de restablecimiento para buscar que en próximos eventos haya una reducción de los tiempos (de respuesta)”, declaró René González Castellón, director ejecutivo del EOR.

La tarde del sábado se produjo un colapso del sistema eléctrico regional, que fue total en Costa Rica y parcial en Panamá y Nicaragua, con impactos menores en Guatemala, El Salvador y Honduras.

El origen de la falla estuvo en Panamá, el segmento más corto de toda la red, por un “disparo de línea” de transmisión de 230 Kv (kilovoltios), debido a lluvias con rayos intensos.

A la hora de la descarga, debido a que Panamá mantenía abierta una línea de transmisión, se produjo un “flujo de potencia” de sur a norte de 350 MW (megavatios) desde el sistema eléctrico panameño hacia el resto del sistema regional, donde provocó “sobrecargas y desconexiones” en los restantes países.

Para González Castellón, luego de un colapso total de un sistema, el proceso de normalización depende de la gravedad de la falla, y en el caso del sábado en Panamá y Costa Rica, las afectaciones fueron totales (y) eso prolongó el tiempo de restablecimiento.

El apagón afectó todo el territorio costarricense, de 5 millones de habitantes, mientras que en Panamá se desconectaron la capital y las provincias de Panamá Oeste y Colón, dejando a oscuras a 2 millones de pobladores.

Panamá restableció el servicio en tres horas, mientras que en Costa Rica la reconexión fue gradual y se prolongó por cinco horas.

Guatemala, El Salvador y Honduras se salvaron del colapso total debido a un soporte que en años anteriores instaló México por la interconexión que tiene con los tres países.

Guatemala perdió el 25% del fluido eléctrico, 20% El Salvador y Honduras 17%.

La Empresa de Transmisión Eléctrica (Etesa) de Panamá informó que el incidente se originó debido a trabajos de mantenimiento en una de las dos línea de transmisión, por lo que hubo una sobrecarga.

El sistema de interconexión eléctrica del istmo comenzó a operar en 2013 y cerró en 2014 con el último tramo entre Costa Rica y Panamá.

Tuvo una inversión de 500 millones de dólares, pero requiere de nuevas inversiones.

“A pesar (de) que se han hecho inversiones importantes, esas inversiones también necesitan ser ampliadas”, dijo el director del EOR, con sede en El Salvador.

Indicó que la red, cuyo nombre oficial es Sistema de Interconexión Eléctrica de los Países de América Central (Siepac), instala “esquemas de protección” para que en caso de que se vuelvan a presentar apagones, la falla quede de manera aislada en el país de origen y no afecte a las demás naciones.

“Hay que continuar trabajando, superando los problemas que se van presentando y seguir haciendo las inversiones que sean necesarias para poder fortalecer la red, ya vemos que es necesario hacerlo, porque las pérdidas pueden ser importantes ante el suministro de energía eléctrica”, resumió González Castellón.

La línea Siepac tiene una capacidad de 300 megavatios y busca atender el mercado eléctrico mayoritario entre los países del área para que las empresas energéticas locales puedan comprar o vender los excedentes de electricidad a los países vecinos.

Ante el crecimiento anual de la demanda de electricidad en Centroamérica, Siepac tiene un proyecto para duplicar su capacidad de transmisión a 600 megavatios en 2022.

Según datos oficiales, en los últimos tres años los países del Siepac han ahorrado 300 millones de dólares en las transacciones de energía.

La red de mil 800 kilómetros tiene su mayor recorrido en Costa Rica con 499 kilómetros, seguido de Nicaragua (307.5), Guatemala (282.8), El Salvador (287), Honduras (275) y Panamá (150).

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código