INFRAESTRUCUTRA ELÉCTRICA

Etesa explora modelo para cuarta línea

La nueva administración espera licitar la obra a principios de 2020 para que inicie operaciones en 2023.

Temas:

En agosto de 2018, Etesa recibió la documentación para la precalificación de las empresas interesadas en la cuarta línea de transmisión. Archivo En agosto de 2018, Etesa recibió la documentación para la precalificación de las empresas interesadas en la cuarta línea de transmisión. Archivo
En agosto de 2018, Etesa recibió la documentación para la precalificación de las empresas interesadas en la cuarta línea de transmisión. Archivo

El nuevo gerente de la estatal Empresa de Transmisión Eléctrica S.A. (Etesa), Carlos Mosquera, reconoció que es necesario construir la cuarta línea de transmisión eléctrica, pero dijo que se analiza cómo se ejecutará sin entrar en conflicto con la Ley 6 de 1997, que regula el sector eléctrico.

Durante la pasada administración, Etesa licitó la cuarta línea bajo el modelo financiero de construcción, operación y traspaso (BOT, por sus sigla en inglés), aprobado por la junta directiva de la empresa, pero se declaró desierto porque los dos proponentes no cumplieron con los requisitos técnicos del pliego.

Con este mecanismo, Etesa se liberaba de desembolsar el financiamiento para este proyecto y la empresa que se adjudicara el contrato debía destinar el dinero para construir la línea, operarla por un período inicial de 20 años y traspasarla a Etesa, después de recuperar la inversión.

“Esto podría tener conflicto con la Ley 6, donde se establece que el servicio de transmisión le corresponde exclusivamente a Etesa”, dijo Mosquera.

El numeral 2 del artículo 61 de la Ley 6 establece cuáles son las funciones de Etesa como empresa de transmisión: “ Elaborar el plan de expansión para el sistema interconectado nacional, contratar el suministro de energía a largo plazo para atender la demanda del sistema interconectado nacional, efectuar la operación integrada de éste, y construir, mantener y operar la red de transmisión nacional”.

Una de las alternativas que se analiza puede ser el modelo de asociación público privada, cuya ley se debate en este momento.

Etesa explora modelo para cuarta línea Expandir Imagen
Etesa explora modelo para cuarta línea

Trabajo adelantado

La pasada administración empezó los estudios socio-ambientales para este proyecto, además de definir la ruta de la línea por el lado atlántico desde Chiriquí Grande, Bocas del Toro hasta la subestación Panamá III, en Mocambo.

También entabló un diálogo con el Congreso Regional de la región Ño Kribo de la comarca Ngäbe Buglé, donde se aprobó formar comisiones de acercamiento y trabajo para los estudios técnicos, ambientales y sociales de la cuarta línea de transmisión eléctrica. De los 317 kilómetros de extensión de la línea, que van por la costa atlántica, 107 kilómetros están dentro del territorio comarcal.

Dos meses antes de que el presidente Laurentino Cortizo tomara posesión, el secretario del Partido Revolucionario Democrático, Pedro Miguel González, denunció que existían intenciones del gobierno de Juan Carlos Varela de privatizar el servicio de transmisión eléctrica, refiriéndose al modelo BOT escogido para el proyecto.

Etesa es el único componente del sector eléctrico, cuyas acciones son 100% del Estado, luego de la reestructuración del antiguo IRHE, en 1997. En distribución, el 51% es participación privada y el restante 49% del Estado; mientras que en generación la inversión es 100% privada, con excepción de aquellas plantas que eran del IRHE, donde el Estado quedó con un 49% de las acciones.

En una de sus primeras intervenciones públicas en el simposio de energía del Sindicato de Industriales de Panamá, tras asumir la gerencia de Etesa, Mosquera aseguró que se pretende licitar la obra a más tardar a principios de 2020 para cumplir con el plan de expansión, donde se determina que este proyecto debe estar en operación en 2023.

“Nosotros tenemos que estar preparados para que la red de transmisión opere y cumpla su papel... y para el área de occidente es evidente que se va a necesitar”, explicó Mosquera.

Recordó lo ocurrido con la tercera línea de transmisión, que se comenzó a construir tarde causando costos adicionales.

“El mensaje es que aprendamos de los errores del pasado y no pongamos la red de transmisión en estrés dentro de tres o cuatro años”, reflexionó.

Dijo que se mantiene el concepto de una línea de transmisión de 500 kilovoltios de capacidad. Igualmente reconoció que el proyecto se debe construir independientemente de que se desarrolle o no la segunda fase de la hidroeléctrica de Changuinola, ya que además de garantizar confiabilidad al sistema, la cuarta línea permitirá que se le haga mantenimiento a las otras tres líneas sin interrumpir el servicio.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Sep 2019

Primer premio

1 3 3 9

DCCA

Serie: 21 Folio: 3

2o premio

9886

3er premio

1627

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código