VALOR RAZONABLE

Ética y negocios

OPINIÓN

Desde hace cuatro años se conmemora en Panamá el 18 de noviembre el Día nacional de los valores éticos y morales. La iniciativa fue propuesta de la Fundación Panameña de Ética y Civismo (Fupec).

Como en toda conmemoración se aprovecha la ocasión para reflexionar sobre la importancia de la ética en todos los aspectos de la actividad humana.

El mundo de los negocios no escapa de la permanente lucha y necesidad por mejores conductas éticas. Por el contrario, la falta de ética en los negocios continúa siendo, hoy como ayer, una de las principales amenazas para el desarrollo institucional de Panamá.

Generalizar constituye un error científico. Por ello no se puede afirmar que exista una falta total de ética en los negocios en Panamá. No obstante, se puede señalar -sin errar- que el problema es suficientemente grave y evidente para generar desasosiego.

El axioma es claro: Si en Panamá muchos, incluidas autoridades y suficientes para preocuparnos, no cumplen siquiera la ley, y no reciben castigo alguno, parece iluso esperar de estas personas conductas éticas.

Si en Panamá muchos al señalárseles su comportamiento antiético solicitan la presentación de las pruebas, en lugar de explicar las razones por las cuales lo alegado no es cierto, parece ingenuo esperar de ellos conductas éticas.

Si en Panamá al endilgársele conducta antiética a una persona su respuesta es, cual falacia ad hominem, que quien le hace el señalamiento es él o ella un incumplidor mayor de la ética, en vez dar las explicaciones requeridas, parece cándido esperar conductas éticas.

Pero no todo está perdido. Somos partidarios del meliorismo. Se le atribuye a Lester F. Ward la invención del término. Se define como la posición opuesta al pesimismo llamada también optimismo relativo, que parte de la base de que aunque se acepte que en el mundo las cosas andan mal, que los valores de mayor jerarquía, como verdad, belleza, perfección, justicia y otros, no se den en los hechos, siempre la vida presenta elementos que es posible y conveniente desarrollar, y que peor sería aceptar las cosas como están.

El optimismo puede decirse que es la tesis; el pesimismo la antítesis, y el meliorismo la síntesis de la relación del hombre con el universo.

El optimista dice: No hagas nada, porque nada hay que hacer. El pesimista dice: No hagas nada, porque nada se puede hacer. El meliorista dice: Haz algo, porque hay mucho que hacer y se puede hacer.

Más noticias de Economía

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código