se discutirán durante 120 días

FDA propone nuevas reglas

Las empresas locales podrían tener que optimizar las medidas de prevención para continuar con sus exportaciones a Estados Unidos.

La Administración de Alimentos y Drogas (FDA, por sus siglas en inglés) publicó en su página web (ww.fda.gov/fsma) una nueva norma de un total de cinco propuestas para reforzar sus estándares de seguridad alimentaria, las cuales causarán un efecto en todas las empresas que actualmente exportan alimentos a Estados Unidos (EU).

Esta regla, que este miércoles 16 de enero entrará en un período de preguntas y respuestas de las empresas con la FDA por 120 días, hace hincapié en los controles preventivos, más conocidos como plan Haccp, que son formularios de inocuidad.

La regla pretende establecer normas basadas en la ciencia para cultivo, cosecha, embalaje y mantenimiento de los productos en las fincas extranjeras o nacionales.

Irma Chong, directora de promoción de exportaciones del Ministerio de Comercio e Industrias (Mici), destacó en una entrevista con TVN Noticias que esto no es nuevo para las empresas exportadoras panameñas, y que no hay nada de qué alarmarse.

“Lo único que cambió es que todas las empresas tienen que tener el plan Haccp, que antes se le exigía solamente a las del sector pesquero”, explicó Chong.

“Ahora se va a exigir que todas las empresas exportadoras de alimentos, ya sean pesqueras o no, tengan todo documentado. No es algo desconocido”, agregó.

A pesar de que las normas propuestas se refieren a requerimientos que ya son familiares para las empresas locales, Chong señaló que “hay que controlar un poco más la documentación [de los procesos de inocuidad] que puede ser que no se esté llevando bien”.

En su página web, la FDA destaca que las facilidades que producen alimentos de consumo humano y animal deben contar con personal capaz de “identificar, aplicar y supervisar los controles preventivos”.

Por su parte, Alexis Bravo, presidente de la Gremial de Agroexportadores no Tradicionales de Panamá (Gantrap), si bien coincidió con Chong en cuanto a la documentación de los procesos, indicó que los agroexportadores locales cumplen con todas las normativas de inocuidad.

“No es nada nuevo para nosotros. Las empresas agroexportadoras que están en esto ya cumplimos con las normas internacionales a través de GlobalGap [Buena práctica agrocultural global, por sus siglas en inglés]”, sostuvo, y agregó que estas medidas “no tienen discusión” ya que “se trata de la salud humana”.

Asimismo, Edwin Pérez, expresidente de Gantrap, destacó que GlobalGap realiza auditorías anuales a las empresas que exportan productos alimenticios.

Algunos de los peligros (hazards) que la FDA nombra son, por ejemplo, que animales ingresen a las plantaciones, trabajadores con mala higiene o que el agua que se utiliza para riego contenga patógenos.

Entre las medidas preventivas y de control, las compañías deben estar pendientes y documentar la temperatura a la que hierve el agua con la que cocinan los productos.

“Las empresas que exportan a Europa están al tanto de exigencias como estas. No veo ninguna complicación a la hora de presentar documentos”, resaltó el presidente de Gantrap.

Estas nuevas normas que se debatirán se dan dos años después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aprobara el Acta de Modernización de Seguridad Alimentaria, que es una exhaustiva ley que pretende reducir el número de tres mil muertes anuales en EU por envenenamiento causado por alimentos en mal estado.

inspecciones

Hasta 2012, la FDA realizaba inspecciones fitosanitarias solo a las empresas del sector pesquero y de mariscos. A partir de este año, las firmas que exportan alimentos frescos y procesados también serán inspeccionadas por un inspector que envía la FDA.

Para capacitar y preparar a las empresas de estos sectores ante una eventual inspección, el Mici y la Embajada de EU efectuarán capacitaciones de buena práctica y manufactura, y buenas prácticas agrícolas.

“Va a ser la primera vez para los de alimentos frescos y para los de [alimentos] procesados, por eso tenemos un plan de acción para capacitarlos. Básicamente les daremos el check list de todo lo que hay que tener listo para cuando venga el inspector”, apuntó Chong.

Las inspecciones se deciden al azar. La FDA toma una empresa de cada sector por país y anuncia con antelación la visita de su inspector a la planta.

Si se da el caso de que la entidad considere necesaria una reinspección, la empresa incurrirá en el pago de $289 por hora al agente designado.

prórroga en registros

El período de registro para las empresas de los países interesados en exportar a Estados Unidos finalizó el 31 de diciembre de 2012.

En Panamá, tras una solicitud del propio Mici, esta fecha se postergó para el 31 del mes corriente.

“Hasta el momento ya se han actualizado 53 exportadoras que envían sus productos a Estados Unidos; 24 que por uno u otro motivo no han realizado el registro, están anuentes. El resto, unos 20 en total, no lo harán por ahora”, señaló Chong.

Una vez que finalice el período de 120 días para preguntas, la FDA debatirá sobre los comentarios recibidos y promulgará una regla final, la cual se hará oficial meses después para que las compañías puedan adecuarse a los cambios.

En cuanto a las pequeñas empresas, este período puede extenderse hasta dos años para que adecúen la planta y tomen medidas acordes con las nuevas exigencias.

En 2011, el balance comercial entre Panamá y Estados Unidos, su principal socio comercial, fue de aproximadamente 300 mil millones de dólares.

La importancia de llevar un buen control sanitario

La Navidad de 2003 en Panamá quedó marcada por un suceso que pudo tener consecuencias graves para la salud de la población.

Aquel diciembre, las autoridades decomisaron 60 contenedores con 50 mil árboles navideños que contenían polillas, larvas de lepidóptera y coleóptera, larvas de crisomélidos, moscas, arañas, chinches, piojos saltadores, lagartijas y hasta víboras, de acuerdo con un anuncio que emitió el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida) tras el hallazgo.

Desde ese entonces, las medidas fitosanitarias panameñas se volvieron más estrictas a la hora de importar productos.

“Cuando vas a meter un contendor hay que tener cuidado que no se meta un insecto. Después de lo que pasó con los árboles de Navidad canadienses, Panamá envió especialistas del Mida a Canadá para evaluar las operaciones de corte y embalaje, porque de repente hay un bicho que se escapa y en un año es una plaga que le termina costando caro al gobierno y a la gente”, recordó Alexis Bravo, presidente de Gantrap, quien agregó que es necesario reforzar las medidas en todo el país y no hacerlo solamente cuando Estados Unidos o la Unión Europea emiten nuevas reglas fitosanitarias.

luis bellini

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Jul 2018

Primer premio

5 9 6 0

CABC

Serie: 19 Folio: 9

2o premio

3358

3er premio

4744

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código