Perspectivas para 2016

Fitch ve riesgos en bancos pequeños

La agencia prevé que el resultado de la industria va a ser peor este año que el anterior, pero las calificaciones no se ven amenazadas.
En Panamá, la cartera de crédito local ronda el 90% del producto interno bruto, ratio que dobla al promedio de la región. En Panamá, la cartera de crédito local ronda el 90% del producto interno bruto, ratio que dobla al promedio de la región.
En Panamá, la cartera de crédito local ronda el 90% del producto interno bruto, ratio que dobla al promedio de la región. Eric Batista

Aunque el crecimiento económico de Panamá sigue siendo alto en comparación con el resto de la región, algo que es positivo para la industria bancaria, la agencia de calificación de riesgo Fitch Ratings prevé que el desempeño de los bancos este año será peor que en 2015 y advierte ciertos riesgos, especialmente entre los bancos de menor tamaño del sistema.

Se podría empezar a notar la resaca de unos años de un crecimiento económico y del crédito muy fuerte. “Tantos años de un crecimiento vigoroso pudieron dar pie a ciertos excesos. Y eso lo estamos viendo en bancos más pequeños... Algunos de estos bancos han tomado prácticas de competencia, de precios y estándares crediticios que no son los mejores y que pueden representar un riesgo en lo individual”, dijo en una conversación con este diario Alejandro García, director general de Instituciones Financieras de América Latina en Fitch Ratings.

En ese periodo, los bancos “expandieron sus operaciones hacia segmentos nuevos, en algunos casos relajaron sus prácticas crediticias, bajaron tasa de interés, extendieron plazos, se apalancaron un poco más de lo que estábamos acostumbrados y eso nos llevó a señalar que se han generando unos desbalances en el mediano plazo”, puntualizó René Medrano, director sénior de Instituciones Financieras de América Latina de la agencia.

La calificadora publicó recientemente un reporte en el que señaló que la perspectiva de la industria para este 2016 es negativa.

Esto no quiere decir que, por el momento, haya afectación a la calificación de los bancos. De hecho, en las revisiones más recientes de la agencia a entidades financieras panameñas se ha mantenido la calificación de riesgo y la perspectiva estable.

Lo que sí se espera, no obstante, es que los resultado sean peores para la banca. “Estamos viendo un ligero aumento en los niveles de morosidad, lo cual presiona los resultados por el gasto en constitución de reservas; hay presiones en los márgenes y no todos los bancos van a tener capacidad de hacer ajustes en las tasas de interés, solo los que tengan una posición más dominante”, apuntó Medrano.

En efecto, algunos bancos de la plaza -de distintos tamaños- están ajustando las tasas de interés al alza en los préstamos que han concedido a sus clientes.

Para Medrano, esto es algo que “puede aliviar la presión sobre los márgenes”, pero abre otra fuente de dudas, ya que muchos préstamos se concedieron a tasas bajas y plazos largos. “Puedo poner como ejemplo hipotecas a 4% a 30 años. La pregunta es: ¿Podrá el deudor repagar su obligación cuando las tasas de interés suban y la cuota que tiene que pagar aumente? Algunos no podrán hacer frente, y eso va a debilitar la calidad de los activos”.

Esto sucede en un mercado como el panameño, con una alta penetración del crédito. La cartera de crédito local ronda el 90% del producto interno bruto, ratio que dobla al promedio de la región.

Y sucede en una economía que, según García, al estar dolarizada y no tener prestamista de última instancia, “no tiene la misma capacidad para hacer frente en caso de que se encontraran problemas en un banco o en un grupo de bancos”.

Consultado sobre la eventual creación de un fondo para ayudar a bancos con problemas de liquidez, una medida recomendada por el Fondo Monetario Internacional, García dijo que sería algo positivo, que contribuye a la estabilidad de los sistemas, pero dejó claro que primero se tendría que definir la mecánica de funcionamiento del fondo y que tomaría tiempo para que de verdad constituya una red de seguridad ante una eventual crisis sistémica. “Sería muy bueno tomar las medidas para que se logre concretar, pero no es la solución inmediata porque solo provee un colchón a mediano o largo plazo”.

La ausencia de una moneda local y un banco central pueden verse como elementos que limitan la capacidad de maniobra de las autoridades ante una eventual crisis, pero también han hecho que los bancos hayan sido tradicionalmente más prudentes que en otros territorios, lo que ha forjado la solidez del centro bancario internacional.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código