Infraestructuras hospitalarias

IBT Group insiste en pago de $56 millones

La fianza de los cuatro hospitales se vencieron entre julio y diciembre de 2018. La empresa reclama el pago por ajuste de precios y presencia extendida.

Temas:

El contratista ha recibido del Estado el desembolso de $90.8 millones por el hospital Anita Moreno. El costo total del proyecto es de $106 millones. El contratista ha recibido del Estado el desembolso de $90.8 millones por el hospital Anita Moreno. El costo total del proyecto es de $106 millones.
El contratista ha recibido del Estado el desembolso de $90.8 millones por el hospital Anita Moreno. El costo total del proyecto es de $106 millones. Alexander Arosemena

La empresa IBT Health Group, que se adjudicó cuatro hospitales en el país hace nueve años, insistirá en el cobro de $56 millones en concepto de “equilibrio contractual”, que, a su juicio, debe asumir el Estado.

El cobro adicional lo justifica en dos renglones, a raíz del atraso en las obras: por ajuste de precios y lo que se conoce como “presencia extendida”. IBT responsabiliza al Estado de los costos adicionales en los que supuestamente ha incurrido por la tardanza en los pagos y aprobación en la extensión de adendas, producto de los cambios que los gobiernos de Ricardo MartinelliJuan Carlos Varela solicitaron en cada proyecto.

El contratista alega que el atraso en la construcción de los proyectos hospitalarios ubicados en Darién (Metetí), Chiriquí (Bugaba), Colón y Los Santos se debe a “omisiones” en el pliego de cargos, y a los constantes cambios en el diseño solicitados por los gobiernos anteriores.

Una tortuosa relación con el Estado, bajo la administración de Ricardo Martinelli, marcó la relación de esta empresa con Panamá. Las disputas por pagos no cancelados, la inclusión de trabajos que nunca se legalizaron y la extensión de tiempo para la entrega de las obras fueron parte de un complicado proceso de contratación que terminó con la determinación de rescindir los contratos de los hospitales de Metetí y Bugaba en 2014.

Luego, durante la administración de Varela, la empresa se sentó a renegociar dichos pactos y se acordó el pago de adendas por presencia extendida y ajuste de precios.

El Estado ha desembolsado por los cuatros hospitales $320 millones, sin embargo, los pagos deberían totalizar $380 millones, manifestó Jacob Esayag, director general de IBT Group Panamá, quien ayer habló con este diario para dar su versión de los hechos.

La génesis del problema, según Esayag, es que el Ministerio de Salud (Minsa) no emite a tiempo los Certificados de No Objeción (CNOs) por los trabajos realizados. Con estos documentos, el Estado certifica el porcentaje de avance de la obra y los bancos adelantan los tramos de financiamiento hasta finalizar la obra.

Jacob Esayag, director general de IBT Group Panamá. Expandir Imagen
Jacob Esayag, director general de IBT Group Panamá. Roberto Cisneros

Sin estos documentos se corta el flujo del desarrollo de las obras y se incurre en gastos adicionales por traslado de maquinarias en el sitio, seguridad, limpieza del áreas o el almacenamiento de equipos en bodegas alquiladas, alegó el director general de IBT Group Panamá. “Es a esto a lo que se le llama presencia extendida”, dijo.

“Podemos demostrar que el consorcio ha cumplido con sus obligaciones y que ha sido el Estado, representado por el Minsa, quien ha incumplido reiteradamente con sus obligaciones”, dijo Esayag.

El Estado, durante la administración de Varela, desembolsó a IBT 40 millones de dólares en concepto de equilibrio contractual correspondientes a la vigencia 2009-2014.

Sin embargo, IBT alega que queda pendiente el pago de 56 millones de dólares correspondiente al periodo que va de 2015 a junio de 2018, por lo que insiste en cobrar dicho monto.

Según cifras de la Contraloría, el reclamo de IBT es por 23.3 millones de dólares. El grupo advierte que este monto corresponde a una parte de sus reclamos, y la totalidad alcanzaría la suma de 56 millones de dólares hasta junio de 2018.

Los cuatro hospitales a cargo de IBT están paralizados desde 2017 por la falta de recursos. Los contratos y las fianzas vencieron en 2018.

Según un informe de IBT Group Panamá, el hospital de Metetí registra un avance del 75.3%; el de Bugaba 86.6%, y el Manuel Amador Guerrero, en Colón, 56%.

Mientras que el Anita Moreno, que se inauguró en febrero pasado, tiene un avance del 95.7%, según el contratista. No obstante, el Minsa asegura que el avance es del 85%. El contratista alega que el hospital Anita Moreno no ha podido registrar avances de obras desde diciembre de 2018 porque el contrato venció.

La propuesta de IBT para solucionar el problema es sentarse a negociar con el Estado la reactivación de las obras. De lograrse un acuerdo, la construcción de los cuatro hospitales tomaría más de 10 años, un tiempo mayor al que requirió la ampliación del Canal de Panamá.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

20 Nov 2019

Primer premio

4 1 8 9

DDDB

Serie: 8 Folio: 7

2o premio

8025

3er premio

4855

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código