PLANO URBANO

El Idaan politizado

OPINIÓN

El Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (Idaan) lo creó el ingeniero Federico Guardia Conte, experto ingeniero sanitario con una excelente trayectoria en Estados Unidos, previo a su regreso al país natal. Federico era mi primo, lo que permitió conocer prontamente y también aprovechar su gran capacidad y dedicación.

Federico transformó la antigua Comisión de Acueductos y Alcantarillados Nacionales en el Idaan, con una ley que le daba autonomía administrativa y financiera, llevó destacados profesionales de la ingeniería y conformó un comprometido equipo de excelencia.

Esa institución a cargo de Federico Guardia duró dos períodos de cuatro años, tras los cuales entró de lleno la política, de la mano de los militares. Fue eliminada la autonomía administrativa y, por supuesto, la financiera. Desde ese momento se inicia la lenta decadencia del Instituto y la permanente presencia de la política partidista, de la cual no hemos podido librarnos.

Hace cuatro años, mi empresa estaba contratada para un estudio del alcantarillado de un sector de la capital. Al llegar al Departamento de Ingeniería del Idaan y preguntar por los planos del acueducto y alcantarillado del sector, nos sacaron retazos de las hojas de planos, los que no permitían conocer las líneas existentes. Gastamos un mes recorriendo el sector completo, abriendo alcantarillas y buscando información entre empresas que habían efectuado trabajos en el sistema sanitario.

Distintos ingenieros nos han confirmado que esa situación se mantiene y que todavía el Instituto no ha digitalizado el sistema de planos de la ciudad.

Sobre el problema del agua y la potabilizadora, hace varios años he estado discutiendo el tema con varios ingenieros de la SPIA, viejos conocedores de lo que sucede en el tema. He llegado a la conclusión de que la culpa la tuvo un gobierno pasado, que forzó la contratación de la empresa Biwater, anulando las licitaciones celebradas hasta lograr la participación de esta empresa.

Para ello viciaron las comisiones que debían recomendar la empresa que ofreciera la mejor oferta en calidad, experiencia y precio. Inclusive solicitaron al representante de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA) en la comisión, que renunciara, y como no lo hizo, eliminaron la presencia de los comisionados independientes.

Biwater, según el contrato, tenía que construir una planta igual a la existente para duplicar la producción. La vieja planta, por su tecnología sencilla, aun con la falta del mantenimiento necesario, funcionaba con bastante eficiencia. Biwater decidió cambiar la tecnología de la nueva y también de la vieja, afectando a esta, sin completar aquella. Biwater se puede decir que abandonó el trabajo, no lo terminaba nunca.

El ingeniero Manuel González Ruiz, anterior director del Idaan, llamó la atención a Biwater, le dio un plazo perentorio, y al no cumplirlo, le quitó el contrato, como correspondía hacer.

Vino uno de los príncipes ingleses, se reunió con el Presidente y se ordenó la rehabilitación del contrato. ¿Quiénes son los culpables desde mi óptica? En este orden lo son: Biwater, el gobierno aquel, el Presidente este, que ordenó la restitución del contrato y la deforestación en la cuenca.

La Autoridad del Canal de Panamá no resolverá nada y no debe meterse en esos enredos, ellos tienen otras obligaciones. ¿Quién paga la cuenta? Todos nosotros. No vamos bien. Vamos de mal en peor.

El autor es arquitecto

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

carretera entre Santa Fe y Calovébora ‘La conquista del Atlántico’

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código