SECTOR AUTOMOTOR

Indiferencia por caída en ventas

El declive del mercado automotor estadounidense se puede resumir en una pérdida de popularidad de los modelos para pasajeros.

Temas:

Puede que la industria automotriz de Estados Unidos esté cerrando la primera caída anual desde el año en que GM y Chrysler entraron en quiebra, pero todavía está lejos del “autocalipsis”.

Los inversores se muestran indiferentes ante el descenso de la demanda que experimentan este año General Motors Co., Fiat Chrysler Automobiles NV y Ford Motor Co. en su mercado local, y tampoco les inquieta que probablemente en 2018 decaiga de nuevo la industria.

Estos son algunos de los motivos. Una visión integral. Aunque las ventas cayeron en 2017, solo retrocedieron cerca de 1.5% los primeros 11 meses del año, muy lejos del desplome visto durante la recesión, cuando se congeló el financiamiento y se hundió la confianza del consumidor. La estimativa promedio de 11 analistas y economistas encuestados por Bloomberg News es de un retroceso de las ventas a 16.7 millones de autos y camionetas en 2018. Este año, la industria se encamina a vender casi 17.3 millones de vehículos.

El declive del mercado automotor estadounidense se puede resumir en una pérdida de popularidad de los modelos para pasajeros.

En vez de comprar sedanes, cupés y convertibles, los consumidores están pasándose a vehículos utilitarios deportivos (SUV, por sus siglas en inglés) y camionetas más lucrativos para las automotrices. Aunque los fabricantes vienen gastando más en incentivos para impulsar las ventas, el precio de venta promedio de sus vehículos no deja de subir. Además, si bien el mercado de SUV está saturándose, muchos de esos modelos siguen dando fuertes ganancias. “Todavía hay espacio en los CUV”, dijo Bob Carter, máximo ejecutivo de ventas de Toyota Motor Corp. para Norteamérica, en entrevista desde el Salón del Automóvil de Los Ángeles, refiriéndose a los vehículos utilitarios compactos, de menor tamaño. Una gran inquietud al comenzar 2017 era el récord de existencias que indicaba que las automotrices iban a tener que bajar la producción o vender sus vehículos con descuentos pronunciados. Pero una temporada de huracanes feroces —en agosto Harvey inundó Texas y en septiembre Irma arrasó Florida— llegó a dañar 1 millón de vehículos. Los consumidores adquirieron cerca de 600 mil autos y camionetas para reemplazar los que quedaron destruidos, según Jonathan Smoke, economista jefe de Cox Automotive. Unos dos tercios de esas adquisiciones fueron autos nuevos.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

17 Jun 2018

Primer premio

7 4 7 8

CBAB

Serie: 15 Folio: 9

2o premio

7722

3er premio

6637

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código