FACEBOOK LIVE: ¿Qué quieres saber del Cepadem? Ver aquí

Desarrollo económico y Propiedad intelectual

Innovar y emprender

Hoy es el Día Mundial de la Propiedad Intelectual, un concepto directamenterelacionado a la innovación y al emprendimiento.
EMBALSE. Bayano ubicado al este de la provincia de Panama tiene dos ... EMBALSE. Bayano ubicado al este de la provincia de Panama tiene dos ...
EMBALSE. Bayano ubicado al este de la provincia de Panama tiene dos ...

Todo el que alguna vez ha tenido un problema, posiblemente también ha pensado en una solución ingeniosa o creativa para resolverlo. De esto precisamente se trata la innovación. ¿Genialidad, inspiración, creatividad? Es todo eso, pero fundamentalmente es algo que se hace indispensable en la sociedad de la información y la comunicación y que puede ser la clave para dar un salto industrial que lleve al desarrollo económico y sostenible de un país.

Si como dicen los informes de organismos y expertos internacionales, la innovación es fundamental para el desarrollo económico, ¿quiénes están llamados a innovar? La respuesta está en el mundo de las empresas, y más concretamente en los emprendedores, esos valientes que se deciden a crear un nuevo producto o un nuevo proceso y que buscan hacer de esa idea su medio de vida.

Para que esos emprendedores y empresarios puedan obtener el beneficio económico de sus ideas innovadoras y construir con ellas su negocio, se necesita la seguridad legal de que ninguna otra persona se apropiará de esa idea para aprovecharla económicamente. Esa protección legal de las ideas la proporciona la propiedad intelectual, cuyo día mundial celebramos hoy. Contrario a lo que pueda pensarse, la propiedad intelectual no es únicamente un concepto legal, sino que tiene mucho que ver con el emprendimiento, la industrialización y el crecimiento económico.

¿Invención o innovación?

Se tiende a relacionar innovación con nuevos productos y precisamente por ello, a confundirla con el concepto de invención. Aunque ambos están muy relacionados, innovar va más allá de inventar. Se refiere a la creación de procesos, técnicas, novedad organizacional, servicios, vía de distribución o cualquier cosa que logre resolver un problema concreto de una persona o empresa.

La innovación incluye –y aquí está la clave– un componente económico que le da sentido y lo hace parte del ecosistema empresarial.

Se trata de la capacidad para comercializar esa idea, hacerla rentable y accesible a una gran cantidad de personas, adaptándola a las exigencias del mercado y de los consumidores en un momento determinado.

Emprendimiento e innovación

Sin innovación, el emprendimiento carece de sentido y sin empresas innovadoras, el desarrollo económico corre el riesgo de paralizarse.

Diversos organismos internacionales como el World Economic Forum alertan de la limitada capacidad de innovación en Panamá. Y esto se confirma también en otros ranking internacionales, como el Índice Mundial de Innovación, elaborado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, en el que nuestro país ocupa la posición 86 de 142, por debajo de países como Costa Rica (39), Colombia (60), Guyana (78) y República Dominicana (79).

¿Por qué hay limitada o poca innovación en la empresa panameña? Es una pregunta que debería llamar a un amplio debate y un reto que debemos plantearnos como país.

No es un asunto de falta de garantías legales, sino de incentivos a la innovación, en buena parte por el desconocimiento de las ventajas que puede traer dicha innovación y la consecuente protección de las creaciones intelectuales.

La mayoría de las empresas exitosas tienen visión y capacidad de realizar cosas nuevas y diferentes de la competencia. Son empresas que se distinguen en un mercado globalizado y sumamente competitivo, o que han sabido reinventarse para adaptarse, ofreciendo un valor agregado que las hace diferentes. La clave es salir de la zona de confort, mirar hacia afuera y ver lo que el mercado está pidiendo. No hacerlo es un suicidio empresarial y un daño enorme al futuro del país.

Es evidente que, aun teniendo una buena idea, el componente económico es esencial para desarrollar un producto o servicio y hacerlo rentable. Las claves para obtener un buen financiamiento son harina de otro costal, pero sí es importante que los emprendedores tomen consciencia de que las ideas pueden valer dinero... muchísimo dinero, y que la garantía de poder comercializar esas ideas y obtener un beneficio económico es clave para que una empresa se desarrolle. Y para ello se debe contar con la garantía legal que otorga la propiedad intelectual.

¿Para qué sirve la propiedad intelectual?

La propiedad intelectual es toda creación del intelecto humano, como los derechos de autor (obras artísticas, literarias, software, etc.) o derechos de propiedad industrial como las marcas (el ejemplo más evidente), eslóganes, las patentes de invención, modelos de utilidad, dibujos y modelos industriales, secretos industriales, por mencionar algunos.

Los derechos de propiedad intelectual son los que otorgan la garantía de poder disfrutarlos económicamente de forma exclusiva, lo que en la práctica supone el vedar que otros copien la idea y obtengan un beneficio financiero de la misma.

Pero más allá del concepto legal, lo que interesa al emprendedor y empresario es cómo ayuda la propiedad intelectual a innovar en mi empresa. Entendámoslo como componentes de un ecosistema. La innovación consiste en crear y desarrollar una idea que el emprendimiento se encargará de comercializar, mientras que la propiedad intelectual le asegurará el disfrute de los beneficios económicos y permitirá la continuidad de la empresa y de nuevas formas de innovación.

Por lo tanto, la propiedad intelectual ayuda a las empresas a tener una ventaja sobre otras que vendan productos u ofrezcan servicios similares y se puede ejercer mediante diferentes formas, como la marca, las patentes de invención, los secretos industriales, entre otros. En definitiva, cada aspecto o forma de innovación puede ser protegido por diferentes medios de propiedad intelectual y es importante buscar cuál es el que más le conviene.

En conclusión, es un error pensar que la innovación y su consecuente protección a través de la propiedad intelectual es un asunto de grandes multinacionales o conglomerados industriales. Todo el que tenga una idea puede convertirla en una forma de vida, un negocio o una empresa. Son precisamente esas nuevas empresas innovadoras las que irán construyendo ese desarrollo industrial y tecnológico que se traduce en desarrollo económico y bienestar social. Pienso que ha llegado el momento en que empresas, emprendedores y autoridades reflexionen sobre esta realidad. Hoy, Día Mundial de la Propiedad Intelectual, es buena ocasión para hacerlo.

La autora es abogada especialista en temas de propiedad intelectual

Clasificación

86

Posición que ocupa Panamá de una lista de 142 naciones en el Índice Mundial de Innovación, elaborada por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código