PUEBLO NUEVO, PARQUE LEFEVRE Y RÍO ABAJO

Inversión comercial se expande

El aumento de esta actividad en la zona responde a la expansión comercial lineal que vive la ciudad desde la década de 1970.

Los permisos de construcción otorgados por el Municipio de Panamá en lo que va del año muestran un crecimiento en locales comerciales en los corregimientos de Pueblo Nuevo, Parque Lefevre y Río Abajo.

Solo en junio se aprobaron seis proyectos de nuevos locales comerciales en estos tres corregimientos, empujados por la expansión lineal de la ciudad que se ha quedado sin áreas para construir en el centro.

El desarrollo es notable, ya que en un mes se aprobaron más permisos que los expedidos en seis meses del año pasado. Según los registros de la Cámara Panameña de la Construcción (Capac), entre enero y junio de 2012, el Municipio aprobó cinco proyectos de índole comercial (edificaciones para centros y locales comerciales) para este sector.

En junio se avalaron dos proyectos para Pueblo Nuevo por un valor de $527 mil 858; en Parque Lefevre dos por $473 mil 409; y en Río Abajo también se ejecutarán dos por $545 mil 025. La inversión total es de un millón 546 mil 292 dólares.

Aunque el valor total de los planes no supone grandes inversiones, para sus juntas comunales es evidente la expansión que ha experimentado el área desde hace un año.

“Antes este sector no se tomaba en cuenta y era considerada de clase baja y peligrosa. Hoy en día se nota el crecimiento, además de que es un lugar muy céntrico”, indica Cristina Rodríguez, de relaciones públicas de la junta comunal del corregimiento de Pueblo Nuevo, que el próximo lunes celebra 118 años de fundación.

Pero entre 2011 y 2012, la expansión comercial marcó un salto superlativo, tanto en cantidad de proyectos como en valor de inversión.

De los tres corregimientos, Parque Lefevre se perfila como el más atractivo para los inversionistas. Aunque en 2011 solo se ejecutó un proyecto comercial por $450 mil, en 2012 se registraron 11, por $7.45 millones.

En segundo lugar está Pueblo Nuevo, que en 2011 captó $706 mil 920 en dos proyectos. Según los registros de Capac, en 2012 también se otorgaron dos permisos de construcción, pero por un valor de $5.12 millones.

Por su parte, Río Abajo es el que más dinamismo mostró en este período.

De un único plan de $74 mil 457 registrado en 2011, en 2012 se aprobó la construcción de seis proyectos por una suma total de $7.53 millones.

Un aspecto que las juntas comunales de estos tres corregimientos consideran fundamental en la expansión inmobiliaria es la construcción del Metro.

Por ejemplo, Pueblo Nuevo contará con cuatro paradas, lo que sugiere que habrá un mayor flujo de personas por el área, potenciando las oportunidades de inversión tanto comercial como residencial.

Para el urbanista Álvaro Uribe, el auge comercial que viven estos corregimientos no es inesperado. Se entiende por la expansión comercial lineal que se ve en la ciudad a lo largo de la Vía España, que inició en la década de 1970 desde la Avenida Central.

“Ese desplazamiento continúa. La ciudad se sigue multiplicando, y ahora esas áreas que antes eran periféricas ahora son céntricas”, explica. “En ese proceso lineal ya intervienen corregimientos que antes habían sido casi completamente residenciales o con un comercio muy local”, agrega.

En cuanto al impacto que tendrá el Metro en esta zona, Uribe apunta que efectivamente será bueno para los corregimientos, pero a la vez puede representar un peligro si no hay una planificación acorde a las demandas del sistema colectivo.

“La generación de cambios de usos de suelo y mayor densidad de población rentabilizan muchísimo la tierra. Para que el Metro funcione, las autoridades deben garantizar espacios de uso público que hay que crear. Ahí es que debe aparecer la autoridad, y permitir a los inversionistas rentabilizar su terreno pero bajo ciertas condiciones”, destaca.

Advirtió que si no se tiene esto en cuenta y se hace valer la ley de ordenamiento territorial “a la larga será un mal negocio para la ciudad”.

INVERSIÓN EN CRECIMIENTO

En captación de inversión no cabe duda que los corregimientos de San Francisco y Juan Díaz se mantienen como mercados muy atractivos para los empresarios.

Solo en junio de este año, el Municipio otorgó ocho permisos de construcción residenciales en San Francisco por $3.5 millones, y 10 comerciales, por una suma de $5.9 millones, totalizando $9.4 millones.

En tanto, en Juan Díaz se aprobaron nueve desarrollos residenciales por $5.2 millones y tres comerciales por $2.1 millones.

En total, el corregimiento atrajo una inversión de $7.2 millones.

Proyecto comercial y residencial en Parque Lefevre

Grupo Lefevre construye un complejo comercial y residencial con una inversión de $50 millones sobre 18 mil 600 metros cuadrados ubicado entre Vía España y calle 97 Este, Parque Lefevre.

El proyecto, denominado Lefevre 75, se planificó hace más de tres años a través de estudios de mercado para determinar las necesidades de vivienda y servicios en esta área de la ciudad, dijo el gerente del grupo empresarial, Miguel De Janón.

En este sitio había una serie de locales de pequeños negocios que fueron reubicados para dar paso al proyecto.

“Consideramos a Lefevre 75 como un desarrollo de renovación urbana que valorizará el entorno y mejorará la calidad de vida y paisaje urbano de Parque Lefevre y Río Abajo”, indicó De Janón.

Tendrá dos torres de apartamentos de 23 pisos cada una, locales comerciales, supermercado, almacenes, farmacia, bancos, clínicas, restaurantes, entre otros comercios. Para el área comercial se planean 284 estacionamientos y 499 para los apartamentos.

El proyecto debe estar concluido en 2016. Durante la etapa de construcción se calcula generar 450 empleos directos y más de 300 empleos permanentes durante la operación del complejo comercial. Grupo Lefevre tiene 76 años en el mercado y ha invertido alrededor de $100 millones en proyectos residenciales y comerciales.

Aunque Lefevre 75 es un nuevo desarrollo que contribuye a la economía, los urbanistas insisten en la necesidad de planificar el crecimiento, teniendo en cuenta el desarrollo de infraestructuras como alcantarillados, aceras y otros servicios públicos.

RaÚl A. Bernal

POBLACIÓN EN LOS CORREGIMIENTOS

82,588

personas residen en estos tres corregimientos. Parque Lefevre es el que tiene más población, con 36,997, de acuerdo al Censo de 2010 de la Contraloría General de la República.

84,011

personas residían en estos corregimientos para el Censo de 2000. Según los urbanistas, el descenso de residentes en 2010 responde a un “aburguesamiento” del lugar y a los nuevos usos de suelo, sobre todo comercial.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código