LUNES CON EL PIE DERECHO

LUNES CON EL PIE DERECHO: El poder de creer ‘en nosotros mismos’

LUNES CON EL PIE DERECHO: El poder de creer ‘en nosotros mismos’ LUNES CON EL PIE DERECHO: El poder de creer ‘en nosotros mismos’
LUNES CON EL PIE DERECHO: El poder de creer ‘en nosotros mismos’

Stefy Cohen

OPINIÓN

El domador de sueños, de Nikolai Troshinsky, es un relato narrado por un niño, quien cuenta la historia de los sueños de su abuelo. Cuando soñó que la frutera era una excelente actriz, todos empezaron a pedirle su autógrafo; cuando soñó que el panadero era futbolista profesional, todos empezaron a invitarlo a jugar; cuando soñó que el mesero era director de orquesta, todos empezaron a llamarlo “maestro”. El cuento termina con un giro inesperado y maravilloso, cuando el niño confiesa que todo empezó porque él era el que había soñado que su abuelo era un domador de sueños.

Actualmente medimos el “privilegio” como las oportunidades que el dinero te permite comprar. Sin embargo, he estado pensando acerca del privilegio de una manera totalmente distinta. Porque hay casas de niños ricos y casas de niños pobres donde sus papás les dicen: “No inventes. Deja de soñar estupideces. Nuestra familia siempre ha hecho lo mismo y a ti te toca seguir haciéndolo también”. Hay casas de niños ricos y casas de niños pobres donde las ideas no son bienvenidas. Donde los sueños son estúpidos. Donde ser diferente es una vergüenza y por consiguiente, un secreto.

Así mismo, hay casas de niños ricos y casas de niños pobres donde sus papás les dicen: “Tú puedes lograr todo lo que te propongas. Eso sí, te toca esforzarte y trabajar duro, pero tú puedes. No te dejes desalentar ni confundir por lo que ha vivido nuestra familia, tú sabes en lo que tú eres bueno”. Hay casas de niños ricos y casas de niños pobres donde las ideas y los sueños son la llave para cruzar la puerta hacia un futuro mejor. Hay casas donde ser diferente es un orgullo y dentro de la sociedad en la que vivimos un lujo.

En la educación de emprendimiento, tan importante como enseñar metodología para empezar un negocio, es enseñarles a las personas a creer en ellas mismas.

Tony Elvin, emprendedor social detrás del proyecto iKhaya Le Langa, enseña la actitud “yo puedo” para revitalizar uno de los tantos barrios que quedaron destrozados en el apartheid sudafricano.

Langa, el más antiguo barrio negro (township) de Cape Town, ha sido históricamente reconocido por su identidad creativa y su jazz. Tony Elvin utiliza el emprendimiento para devolverles la confianza a los residentes de este barrio para trabajar, pero, más importantemente, para crear. Una de las iniciativas de iKhaya Le Langa es Maboneng: Experiencia de Arte.

Maboneng es una exhibición de arte que convierte casas en galerías. A través de un concurso de arte se escogen artistas emergentes que pintan las fachadas de las casas con diseños vibrantes. Primero a través de un festival de arte, y luego en conexión con las compañías de turismo, se creó un incentivo para que los extranjeros visiten Langa como un sitio turístico. Los visitantes no solo pueden admirar la fachada de las casas, sino que compran sus almuerzos cocinados por las madres de familia para tener un sentido local de la comida sudafricana. Comparten además su almuerzo con la familia que allí vive, dentro de sus casas, donde pueden apreciar obras de arte y escuchar un toque de jazz. Una simple visita a una sola casa termina siendo una experiencia de arte, de fonda urbana, de club secreto de música. La cultura termina siendo el vehículo del emprendimiento y el ingreso inicial de esas familias.

“Lo único que conquista el miedo es el deseo”, asegura Elvin. A través de iniciativas como Maboneng, los residentes de Langa, más que dinero, lo que ganan es confianza. Es la confianza que viene con un proyecto cumplido. Es la confianza que viene con arrancar algo y ver que funciona. Es la confianza que te da el emprendimiento, aun en su mínima expresión. Tony Elvin apuesta por el emprendimiento porque inculcar la actitud “yo puedo” es el primer paso para aprender a emprender formalmente.

En Panamá (y en el mundo) no solo nos hace falta romper ciclos de pobreza económica; nos hace falta romper ciclos de pobreza mental. Privilegiadas serán las personas que tengan la visión de creer en los demás, pero más importante aún, que tengan el coraje de creer en ellas mismas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código