LUNES CON EL PIE DERECHO

LUNES CON EL PIE DERECHO: Cómo presentar tu propio negocio

Nicolas Maduro presidente de Venezuela. AFP/ Leo Ramirez. Nicolas Maduro presidente de Venezuela. AFP/ Leo Ramirez.
Nicolas Maduro presidente de Venezuela. AFP/ Leo Ramirez.

OPINIÓN

El error más común de los emprendedores apasionados, a la hora de hablar acerca de su nuevo negocio, es querer decir demasiado en poco tiempo. La solución no es contener lo que quisiéramos decir, sino estructurar nuestros mensajes de una manera estratégica para inspirar preguntas que nos permitan seguir elaborando. El truco es pensar que cualquier presentación, más que ser una oportunidad de comunicación, es una oportunidad de conexión. Presentar no se trata acerca de decir todo lo que conocemos sobre un tema, sino acerca de abrir ventanas e invitar a la audiencia a explorar el mundo que está allá afuera. Les comparto cuatro técnicas que debemos tener presentes a la hora de armar una presentación efectiva:

1. Tiempo:

Según el autor estadounidense Nicholas Carr, en su libro Lo que internet le está haciendo a nuestros cerebros, nuestro rango de atención se mantiene entre los 12 y los 15 minutos. Carr explica que nuestros hábitos de consumo de información online están disminuyendo nuestra tolerancia a prestar atención. Cada vez que saltamos de ventana en ventana; pasamos de escribir la mitad de un email, a revisar Facebook, a leer tres párrafos de un artículo: estamos acostumbrando a nuestro cerebro a consumir información en bloques cortos y de manera cambiante. Debemos estructurar presentaciones diseñadas para una audiencia del siglo XXI que nos prestará atención por 12 minutos. Si fuera un requisito presentar una ponencia por mayor tiempo, cada 12-15 minutos pudiéramos incluir algún tipo de giro en nuestra presentación (pausa, pregunta, cambio en el tono de voz, cuento) para resetear la atención de quienes nos escuchan.

Para considerar el tiempo a la hora de escribir nuestra presentación, tengamos en cuenta que: cuatro líneas en Times New Roman, tamaño 12, en Microsoft Word = 20 segundos. Esta técnica nos ayuda para escribir una presentación que no supere los límites de tiempo; para reconocer el minuto 15 para introducir un giro; para practicar nuestra presentación minuto a minuto.

2. Contenido Dirigido:

Usualmente creamos una sola presentación que usamos y reusamos en cada oportunidad que tenemos de presentar. Sin embargo, la mejor manera de conectar con nuestra audiencia es entender que tenemos distintos tipos de audiencias. Si más allá de que nos presten atención lo que buscamos es persuadir a alguien y causar impacto, debemos hacerles saber qué tiene que ver con ellos lo que tenemos que decir.

Aunque la base de nuestra presentación sea la misma, con un gerente de Finanzas (por ejemplo) haríamos mayor énfasis en las proyecciones financieras y con un gerente de Mercadeo haríamos mayor hincapié en las estrategias de adquisición de clientes. Si le presentamos a un potencial inversionista, explicaríamos cómo nuestro negocio es escalable y replicable y, si le presentamos a un potencial cliente le explicamos cómo el producto que ofrecemos resuelve sus necesidades.

La manera de diseñar una presentación efectiva es entender el perfil de cada una de nuestras audiencias. He aquí algunas preguntas que podemos hacernos antes de escribir nuestra presentación: ¿Quién es mi audiencia? ¿Por qué asisten a esta conferencia o aceptaron esta reunión? ¿Cómo lo que ofrezco está conectado con sus necesidades o intereses? De persuadirlos, ¿quién tomaría la decisión de adquirir mis servicios/comprar mis productos?

3. Práctica: Practicar es el consejo más importante para presentar efectivamente y también es el consejo más descartado. Todo el mundo sabe que practicar es importante, pero siempre se deja para último minuto (si es que se practica del todo). Mucho del miedo de hablar en público surge porque sentimos que no podemos predecir qué pasará frente a nuestra audiencia. La mejor manera de disminuir esa incertidumbre es practicando. Solo cuando practicamos podemos dominar factores como: nuestro tono de voz, nuestras pausas, e incluso el tiempo de nuestra presentación.

A la hora de hablar en público tenemos que pensar en nosotros como DJ de sentimientos. Debemos decidir cómo queremos que se sienta nuestra audiencia y diseñar una presentación que efectivamente los lleve a sentirse así. Son los sentimientos como curiosidad, inspiración, o miedo, los que llevan a nuestra audiencia a actuar en base a lo que proponemos. Si gozamos de la escasa oportunidad de que alguien nos preste atención, debemos prepararnos para aprovecharla al máximo.

4. Llamado de acción: Arma una presentación de 15 minutos y practícala para asegurarte de que no te pases del tiempo. Pide una reunión con alguien que pueda potenciar tu negocio y avisa desde el email: “Solo serán 15 minutos. Créame, ya me he tomado el tiempo”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código