HERBICIDA

Monsanto y sus polémicos excesos en la agroquímica

La multinacional deberá pagar $289 millones a un hombre que asegura que el cáncer terminal que padece se debe a su exposición al glifosato.

Temas:

Un tribunal de San Francisco considera que la empresa no advirtió de los riesgos de la sustancia. Un tribunal de San Francisco considera que la empresa no advirtió de los riesgos de la sustancia.
Un tribunal de San Francisco considera que la empresa no advirtió de los riesgos de la sustancia.

Un nombre controvertido, beneficios florecientes: ese es el retrato del gigante agroquímico estadounidense Monsanto, que deberá pagar cerca de $290 millones a un jardinero estadounidense por no haber informado sobre la peligrosidad de su herbicida Roundup.

Nada ilustra mejor la buena salud financiera de Monsanto -cuyo beneficio neto en 2017 superó los $2 mil millones, con una cifra de negocios de cerca de $15 mil millones- que los esfuerzos desplegados por el grupo químico y de farmacia alemán Bayer con el objetivo de comprarla en junio pasado.

Después de haber elevado tres veces su oferta, Bayer finalmente puso sobre la mesa más de $60 mil millones para adquirir a una empresa denominada “Monsatan” o “Mutanto” por sus detractores, debido a que ella encarna todos los excesos de la agroquímica.

Una vez concluida la megafusión, el grupo alemán rápidamente hizo saber que la marca Monsanto debería ser abandonada.

Creada en 1901 en Saint-Louis, en Misuri (centro), Monsanto produjo en primer lugar la sacarina, un famoso y poderoso edulcorante, y a partir de los años 1940 se lanzó en la agroquímica.

La empresa estuvo asociada a la fabricación, junto a otros grupos químicos, del desfoliante conocido como “Agente Naranja”, utilizado masivamente por las fuerzas armadas estadounidenses durante la guerra de Vietnam.

En 1976 Monsanto lanzó su polémico herbicida Roundup y luego puso a punto la primera célula de una planta modificada genéticamente, antes de especializarse en estos productos transgénicos (OGM).

Las primeras semillas genéticamente modificadas, concebidas para resistir al Roundup, comenzaron a ser fabricadas en la década de 1990. El Roundup contiene glifosato, una muy polémica sustancia que ha sido objeto de estudios científicos contradictorios sobre su carácter cancerígeno.

El glifosato es el herbicida más utilizado en el mundo bajo distintas marcas, desde que la patente detentada por Monsanto pasó al dominio público en el 2000, y es además acusado de ser nefasto para el medioambiente y de contribuir a la desaparición de las abejas, así como de ser perjudicial para el sistema endocrino.

Antes de su condena por un tribunal de San Francisco, Monsanto había alcanzado en 2012 un arreglo amistoso para pagar $93 millones con Nitro, una localidad de Virginia Occidental, por ocasionar perjuicios a la salud de sus habitantes.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

15 Ago 2018

Primer premio

2 4 0 9

DCAD

Serie: 5 Folio: 8

2o premio

3610

3er premio

1029

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código