recomiendan mejorar capacitación de técnicos

OACI detecta deficiencias en vigilancia aérea

En 2005, la AAC obtuvo una puntuación de 85 en materia de supervisión aérea; 10 años después, la calificación cayó a 36.4 puntos.

Temas:

En septiembre de 2017, la OACI hará una inspección de seguimiento con el fin de revisar los avances logrados por Panamá para actualizar su sistema aeronáutico. En septiembre de 2017, la OACI hará una inspección de seguimiento con el fin de revisar los avances logrados por Panamá para actualizar su sistema aeronáutico.
En septiembre de 2017, la OACI hará una inspección de seguimiento con el fin de revisar los avances logrados por Panamá para actualizar su sistema aeronáutico. LA PRENSA/Archivo

Panamá ocupa la posición 11 entre las economías más conectadas del mundo, pero en materia de supervisión de la industria aérea está entre los últimos lugares de la región, superado por Costa Rica, El Salvador, Guatemala y Nicaragua.

Así quedó evidenciado en la auditoría que la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) realizó del 24 de agosto al 3 de septiembre de 2015.

La inspección de la OACI debió efectuarse entre 2010 y 2012, pero las autoridades panameñas en ese momento solicitaron una prórroga.

La inspección, que conllevó más de mil preguntas, se basó en los anexos 1, 6 y 8 del Convenio Sobre Aviación, conocido como el Convenio de Chicago, del cual Panamá es signatario.

En total, la OACI ha hecho 19 anexos al convenio, pero en esta oportunidad solo revisó el cumplimiento de Panamá de los tres antes mencionados que tienen que ver con la vigilancia y supervisión a las empresas que participan en la industria aérea, como las aerolíneas y administradores de aeropuertos, como es el caso de Tocumen, S.A. La inspección abarcó las áreas de capacitación del personal y resolución de problemas de seguridad operacional, entre otros.

Los resultados fueron entregados a Panamá en febrero pasado, obteniendo una puntuación de 36.4, lejos de los 85.7 de 2005, cuando la OACI auditó a la Aeronáutica Civil (AAC).

En ese momento se confirmó el trabajo que había hecho Panamá entre 2001 y 2004 para recuperar la categoría 1 que le había retirado la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés), señaló Germinal Sarasqueta, embajador de Panamá ante el Consejo de la OACI en Montreal, Canadá.

Sarasqueta, autor del sistema de vigilancia de la seguridad operacional que aplicó la AAC en la década pasada, comentó que hay preocupación en la OACI por la situación del sistema panameño.

“En 10 años destruyeron todo el esfuerzo y dinero que se invirtió entre 2001 y 2005, no es posible que estemos por debajo de países como Haití en vigilancia operacional”, recalcó.

Aclara que la falta de cumplimiento no es por parte de las aerolíneas que mantienen su seguridad operacional al día, sino que el ente llamado a regular el sector no tiene la capacidad para hacerlo.

Para el capitán y exdirector de la AAC durante la administración de la expresidenta Mireya Moscoso, Jorge Rodríguez, la calificación de 36.4 denota el abandono en el cual ha estado la AAC en los últimos años. “Se cayó en un olvido total, hay enmiendas que Panamá debe ir haciendo a su reglamento aéreo y no se hicieron”, explicó.

La opinión de Rodríguez fue confirmada por el propio director de la AAC, Alfredo Fonseca Mora, quien no dudo en decir que la institución “estuvo abandonada por 10 años por el Estado”.

“En 2005, la OACI hizo recomendaciones que nunca se aplicaron, como cambiar la ley de la AAC, darle autonomía financiera y crear inspectores que vigilaran el trabajo de los controladores aéreos, pero no se hizo nada”, comentó Fonseca.

La inspección reveló que la AAC ha fallado en la capacitación del personal técnico responsable de supervisar el tráfico aéreo dentro de sus fronteras, además de no contar con los recursos necesarios para hacer frente a un eventual accidente.

Para Tomás Paredes, exdirector de la AAC durante el gobierno de Martín Torrijos, la auditoría de la OACI no indica que los cielos panameños sean inseguros, pero es una advertencia de que no se está haciendo lo necesario.

“No es posible que el salario de un trabajador de la empresa privada, incluso de otras dependencias estatales, sea dos o tres veces más que el de un técnico de la AAC que hace las mismas funciones”, manifestó Paredes.

La OACI viene recomendando a Panamá desde hace 11 años que es necesario modificar la legislación aeronáutica para incorporar los nuevos reglamentos que se aplican en la industria de la aviación internacional. También pide darle más presupuesto a la institución para incrementar el salario al personal técnico y así minimizar la fuga de personal.

Para el próximo año la AAC contará con un presupuesto de 63.6 millones de dólares, de los cuales 40.6 millones de dólares serán para funcionamiento.

OACI detecta deficiencias en vigilancia aérea Expandir Imagen
OACI detecta deficiencias en vigilancia aérea

Parte de estos fondos se destinará a incrementos salariales del personal técnico; además, se crearán nuevas posiciones de supervisión. “Ahora mismo tenemos un taller que es dictado por técnicos de la OACI para formar a estos inspectores y que es una de los temas pendientes de Panamá”, indicó Fonseca Mora.

EL FANTASMA DE LA CATEGORÍA 2

Las recomendaciones que hace la OACI no son de estricto cumplimiento para sus miembros y no conllevan sanciones de no ser aplicadas. No obstante, estos informes son utilizados por organismos, como la FAA, que sí puede emitir sanciones, como ocurrió en 2001 cuando Panamá perdió la categoría 1 que entrega ese país que regula los vuelos en su territorio.

Para Rodríguez, quien encabezó al equipo panameño que permitió recuperar la categoría 1 en 2004, la puntuación que obtuvo Panamá en la última inspección de la OACI podría motivar una visita de los funcionarios de la FAA.

“A ellos hay que tenerles miedo, porque si quieren, de un solo plumazo nos bajan de categoría y eso sería un golpe duro para Copa Airlines, ya que no podría añadir nuevos vuelos hacia Estados Unidos, y para Tocumen, que está invirtiendo más de mil millones de dólares en su ampliación”, comentó.

Añade que otros países podrían limitar las operaciones aéreas de empresas panameñas basados en los resultados de la OACI.

Fuentes del sector indicaron que en enero próximo inspectores de la FAA estarían efectuando una visita al país, pero el director de la AAC señala que no existe tal inspección, y aseguró que la FAA está al tanto del trabajo que está haciendo el país para arreglar las fallas detectadas en la auditoría.

GRUPO WICKS ENTRA EN ESCENA 

A diferencia de 2004 y 2005 cuando la AAC recuperó la categoría 1 y superó la auditoría de la OACI utilizando personal panameño, en esta oportunidad la institución contrató los servicios del Grupo Wicks, firma integrada por exinspectores de la FAA. Esta compañía cobrará 2.5 millones de dólares por un año, trabajo que comenzó el pasado 29 de noviembre.

La AAC, según Fonseca Mora, pidió a la FAA el nombre de especialistas que ayudaran a mejorar el sistema aeronáutico del país, entre los que estaba Grupo Wicks.

“Ellos hicieron un trabajo similar en India y actualmente trabajan en otros países para corregir fallas similares a la panameña”, comentó el funcionario.

Los ocho especialistas de la firma estadounidense trabajarán entre dos y tres semanas al mes en Panamá para actualizar la normativa nacional con los estándares internacionales fijados por la OACI, así como de otros organismos relacionados con la aviación.

La AAC contrató los servicios de la OACI para que Panamá cumpla con los otros 16 anexos vinculados con la aviación internacional, en los cuales Panamá también presenta fallas.

Pese a los resultados que espera obtener la directiva de la AAC del trabajo que ejecuta el Grupo Wicks, el capitán Rodríguez, junto a otros expertos en la materia, ponen en duda la capacidad de esta firma, además de cuestionar la cantidad de dinero que se le pagará.

“Hay organismos regionales que hacen lo mismo que hará Grupo Wicks, pero sin cobrar ningún centésimo; además, yo ofrecí mis servicios de forma gratuita a la actual administración, pero al parecer hay otros interés de por medio”, acotó Rodríguez.

En septiembre de 2017, la OACI debe llevar a cabo una inspección de seguimiento para constatar si efectivamente Panamá está cumpliendo con las mejoras a su sistema de vigilancia operacional, al tiempo que las autoridades panameñas tienen planeado solicitar para inicios de 2019 una nueva auditoría completa.

El exdirector de la AAC en la pasada administración, Rafael Bárcenas, indicó que sería “irresponsable” hacer comentario sin conocer el contenido del informe.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código