FISCALIZACIÓN

La OCDE mira fallas de la economía panameña

El organismo aconseja fortalecer la capacitación para diversificar exportaciones y modernizar la agroindustria.

Programa para áreas indígenas

Temas:

El FMI y la Cepal prevén un crecimiento de 5.6% para Panamá en 2018, por encima de las proyecciones para la región. Ricardo Iturriaga - El FMI y la Cepal prevén un crecimiento de 5.6% para Panamá en 2018, por encima de las proyecciones para la región. Ricardo Iturriaga -
El FMI y la Cepal prevén un crecimiento de 5.6% para Panamá en 2018, por encima de las proyecciones para la región. Ricardo Iturriaga -

Panamá lidera las economías latinoamericanas en términos de crecimiento económico anual. Según la Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (Cepal, 2018) y el Fondo Monetario Internacional (FMI, 2018), se prevé que en 2018 el producto interno bruto (PIB) real crezca un 5.6%, muy por encima de las proyecciones para la región (2.2% y 2.0%, según los datos de ambas instituciones, respectivamente).

Sin embargo, la riqueza no es permeable a todas las capas sociales, lo que perpetúa la brecha entre pobres y ricos en Panamá. Esto ha llevado a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) a lanzar una clara advertencia en el estudio multidimensional de Panamá, volumen 2, presentado ayer viernes “La falta de coordinación entre las instituciones públicas para ofrecer una estrategia nacional efectiva para el desarrollo continúa siendo un motivo de preocupación para Panamá”.

Las desigualdades encuentran su explicación en una economía dual en la que un número reducido de actividades relacionadas con el Canal y las zonas económicas especiales (ZEE) demuestra un alto crecimiento de la productividad, pero genera pocos puestos de trabajo, frente a otro tipo de actividades como la producción agrícola, donde los empleos informales (sin protección social), realizados en su mayoría por las clases más humildes en riesgo de pobreza, son la tercera parte.

“El país cuenta con un sector formal que ofrece altos salarios en actividades específicas relacionadas con el comercio global, pero la capacidad de exportación y la productividad continúan siendo escasas en el resto de la economía, y en concreto en los sectores agrícola e industrial”, reseña el documento.

Para sanar estas fallas y extender la productividad laboral a otras actividades más allá del Canal, las ZEE y el sector de la construcción, la OCDE, aconseja al Gobierno la implantación de un plan que fortalezca los programas de formación, medidas para la diversificación de las exportaciones y la modernización de los servicios de agroindustria existentes.

Además, el organismo llama a frenar los trabajos sin contribuciones a la seguridad social con un refuerzo de las leyes laborales y el desarrollo de un sistema de pensiones integrado que incorpore a los trabajadores del hogar y agrícolas temporales.

Por otro lado, también invita a generar incentivos para que los empleadores formalicen a sus trabajadores mediante la subvención parcial de las cotizaciones sociales de empleados vulnerables.

Fortalecer desarrollo

La organización dirigida por el mexicano Ángel Gurría también está preocupada por la disparidad con relación a los resultados de bienestar entre las provincias y las comarcas.

“Los habitantes de las comarcas tienen muchas más probabilidades de vivir en la pobreza y declaran niveles de satisfacción inferiores respecto a sus condiciones de vida, al mismo tiempo que experimentan un mayor riesgo de tener trabajos informales”, se lee en el documento.

“En la actualidad no existe ninguna estrategia global que oriente este desarrollo en el largo plazo, ni tampoco ninguna política explícita para el desarrollo regional que pueda servir de hoja de ruta a medio plazo. La implementación de iniciativas de desarrollo regional está repartida entre las distintas carteras ministeriales y cada territorio introduce y ejecuta sus planes y objetivos sectoriales. Como consecuencia, a nivel nacional el desarrollo regional está fragmentado y responde a una orientación sectorial, caracterizándose por una efectividad limitada y una falta de resultados concretos”, se agrega.

Para revertir este modelo económico que ha beneficiado en las últimas décadas solo a una parte de la población, la OCDE exhorta al Estado a invertir de forma efectiva en los territorios menos favorecidos, donde está previsto que crezca más la población, como en las comarcas, Bocas del Toro y Los Santos.

Además, la organización señala que el desafío del futuro será garantizar un nivel adecuado de infraestructuras, vivienda, equipamientos y provisión de servicios públicos en la ciudad de Panamá.

Corregir tributación

La OCDE también marca una necesaria agenda de reformas en el sistema tributario para mejorar el índice de los impuestos y de las contribuciones a la seguridad social, que tan solo alcanzó el 16.6% del PIB en 2015, muy por debajo de las cifras de los países de América Latina y el Caribe (22.7% del PIB). Esto crearía una fuente estable de ingresos en el largo plazo para financiar el crecimiento inclusivo.

A este respecto añade que la recaudación tributaria en Panamá se ve muy afectada por la evasión fiscal, debido en parte a “la escasa capacidad institucional de la administración tributaria”. Por ello apremia a establecer un consejo fiscal independiente que fomente el cumplimiento, la transparencia y la rendición de cuentas dentro del marco fiscal, así como a evaluar la eliminación de subsidios a empresas o negocios que de otra forma no serían rentables y a ampliar la base tributaria mediante la reducción de las ventajas tributarias de las que gozan industrias consolidadas dentro de las ZEE.

Asimismo, la OCDE insta al país a modernizar su marco regulatorio e institucional sobre las asociaciones público-privadas para estimular proyectos de inversión sostenibles. De este modo, la organización sentencia que la ley de 1988 que regula la concesión de proyectos, incluidas las carreteras y los aeropuertos, “se ha quedado obsoleta” e invita a la aprobación de un sólido marco normativo e institucional que incremente la financiación para el desarrollo en Panamá.

Programa para áreas indígenas

$133

Millones afirma el Gobierno que ha invertido en un plan de inversiones en la comarca Ngäbe Buglé, en proyectos de sanidad básica, Techos de Esperanza, infraestructura vial y escuelas.

$335

Millones es el monto del plan de inversión que tenía el Gobierno en la comarca Ngäbe Buglé para el quinquenio 2014-2019.

6,680

Residentes de la comarca se beneficiarían con el programa de las unidades sanitarias para ese sector del país.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Nov 2018

Primer premio

9 1 3 3

ACBC

Serie: 5 Folio: 10

2o premio

8330

3er premio

1521

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código