TRAMITOLOGÍA

Oposiciones de la burocracia

Para que Cancillería apostillara un certificado de nacimiento,el documento debía haber sido expedido en la sede principal del Tribunal Electoral.
Infografía Infografía
Infografía LP

La falta de explicación y empatía de los funcionarios a veces es la principal causa de que un trámite no se pueda lograr.

A última hora me enteré que me iría de viaje. Es a un país medio lejano pero que guarda mucha relación conmigo. Mi padre era de allá. Quise entonces aprovechar aquel viaje para hacer algo que siempre había querido: sacar la nacionalidad.

Nací en Panamá, aquí estudié, aquí vivo y aquí quiero estar. Pero también creo que le debo a mi raíz, a todas ellas, y por eso quisiera también aferrarme a la tierra de mi padre. Confieso que por la premura con la que me enteré del viaje, comencé los trámites necesarios un poco atrasada.

Lo que me piden las leyes de mi país es bastante sencillo. Mi certificado de nacimiento panameño apostillado por el Ministerio de Relaciones Exteriores. Lo primero que hice fue acudir a la sede del Tribunal Electoral que me quedaba más cerca, la de El Dorado. Llegué temprano y saqué mi número. Me tocó el 00. Las llamadas iban lento.

La máquina que llama a los usuarios no tiene clemencia. Apareció el 00 en aquellas luces, así que me levanté y caminé con tranquilidad, feliz de que ya era mi turno. Tendría que haber corrido, sin embargo. El tramo entre mi puesto y el funcionario que me atendería era de unos cuantos metros, poquísimos segundos. Los suficientes, no obstante, para que cuando llegara ya estuvieran atendiendo a la 01.

Finalmente obtuve el certificado de nacimiento, caminé hasta la parada de bus rumbo al Ministerio de Relaciones Exteriores. En Cancillería la espera no fue mucha. Unos 14 minutos, si acaso. El drama fue cuando por fin me atendieron. Resulta que no, que ese certificado no me servía de nada. Para que ellos apostillaran mi certificado de nacimiento necesitaba haberlo sacado en la sede principal del Tribunal Electoral, en el Partenón de Curundú.

Allí, me cuentan, en la oficina principal del Registro Civil le ponen un sello especial al documento como una especie de autenticación para que Cancillería lo pueda apostillar. Ojalá que en la sede de El Dorado me hubieran contado eso cuando les expliqué para lo que necesitaba el certificado. Pero no me dijeron nada.

Intentaré obtener hoy el certificado y volver a Cancillería. Hacer todo de nuevo, pues. Ojalá me den permiso en el trabajo. Y ojalá esta vez no me falte y pueda llevar la documentación que necesito al país de mi padre. La que quiero que sea mi segunda tierra pero que la burocracia, aparentemente, se opone.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

17 Oct 2018

Primer premio

1 3 7 9

CADB

Serie: 21 Folio: 10

2o premio

9879

3er premio

5703

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código