English version

PRODUCCIÓN BANANERA EN BARÚ

‘Oro verde’ queda en manos de Del Monte

Banapiña de Panamá invertirá $100 millones en siete años en un proyecto bananero. Al cabo de ese lapso habrá ingresado unos $550 millones.

English version

Temas:

Banapiña de Panamá reactivará la producción de banano en el distrito de Barú, cuya economía se deprimió profundamente tras la salida de Chiquita Brands. Banapiña de Panamá reactivará la producción de banano en el distrito de Barú, cuya economía se deprimió profundamente tras la salida de Chiquita Brands.
Banapiña de Panamá reactivará la producción de banano en el distrito de Barú, cuya economía se deprimió profundamente tras la salida de Chiquita Brands. Archivo

De concretarse lo establecido en el contrato con el Estado, los ingresos de la empresa Banapiña de Panamá, S.A. -filial de la multinacional Del Monte- en su primer año de operación serían de unos $78 millones.

La propuesta de la empresa al Estado panameño es la de invertir $100 millones en un plazo no mayor a siete años para desarrollar un proyecto de producción de banano en el distrito de Barú, provincia de Chiriquí.

Es decir, que los ingresos de la compañía en los siete años en que desarrollará su proyecto alcanzarán los $549 millones: casi un 450% más que la inversión planteada.

Este cálculo surge del plan presentado por Banapiña de Panamá, que producirá 900 hectáreas a razón de 2 mil 725 cajas de banano por hectárea, que se destinarán exclusivamente para exportación.

Productores bananeros consultados explicaron que el valor de una caja de banano en el mercado internacional ronda actualmente los $32. Este valor aproximado contempla los gastos de producción, mano de obra y transporte, pero no los de embarcación.

Según el contrato-ley entre el Estado y la empresa, que presentó a la Asamblea Nacional el ministro de la Presidencia, Álvaro Alemán, y el cual por su naturaleza no podía ser modificado en el pleno legislativo, el proyecto bananero se desarrollará en unas 5 mil 804 hectáreas de tierra fértil baruense.

El contrato-ley, que fue aprobado ayer en tercer debate, garantiza al distrito de Barú la suma de $312 mil anuales en impuestos municipales.

De este total, 4 mil 34 hectáreas pertenecen al Estado y las mil 770 restantes a extrabajadores de la Cooperativa de Servicios Múltiples de Puerto Armuelles (Coosemupar).

Banapiña de Panamá subarrendará al Estado las tierras de los extrabajadores de Coosemupar a $7 mil 500 por hectárea. Misma hectárea que generará $87 mil 200 por año.

Para las tierras estatales, el Estado da en concesión a Banapiña de Panamá por un período de 20 años (más 20 años prorrogables) con un canon de arrendamiento anual de $187.50. o $0.51 por día.

CUESTIONAN CONTRATO

El Estado concedió varias exenciones fiscales para que la compañía desarrolle el proyecto, que generaría 3 mil 100 empleos directos y unos 12 mil indirectos.

Uno de ellos es el impuesto a la transferencia de bienes corporales muebles y la prestación de servicios (Itbms), el cual se negoció en los mismos términos y condiciones, como la fecha de vencimiento en el año 2018, que el contrato entre el Estado y la empresa Chiquita Panamá, L.L.C. -antes Bocas Fruit Co., Ltd.

La prórroga de esta exoneración a Banapiña de Panamá dependerá de la nueva negociación con Chiquita Panamá una vez que se haya vencido el plazo.

Banapiña de Panamá estará exonerada de los tributos que recaigan sobre la importación, uso, consumo o aprovechamiento de combustibles, así como los impuestos a la importación de maquinarias, equipos, repuestos, papel, y todos los insumos para el desarrollo de las actividades bananeras, agrícolas y agroindustriales.

La empresa tampoco pagará tributos o gravámenes sobre el capital, incluyendo el impuesto al aviso de operación; inmuebles y sus mejoras; impuesto sobre la renta que la compañía perciba por el desarrollo de sus actividades, entre otros.

Para el productor baruense Marvin Wilcox, el contrato con Banapiña de Panamá es “entreguista”, tanto por las exoneraciones tributarias establecidas en la cláusula décima primera del contrato, como por la tierra que se pondrá a su disposición.

“Es un contrato ‘entreguista’. Entrega una inmensa cantidad de terreno sumamente fértil a una trasnacional por 20 años, prorrogables automáticamente por 20 años más”, subraya Wilcox.

Asimismo, hace hincapié en que estas tierras deberían destinarse para la producción de distintos alimentos, y no exclusivamente para el banano, “que ni siquiera es para el mercado local”.

Alexis Morales, extrabajador de Coosemupar y quien apoyó desde un inicio el plan de Del Monte, reconoce que con el proyecto “no nos ganamos la lotería, pero es la única propuesta que tenemos”.

El cese de operaciones en el área de Chiquita International Limited en 2003 y la falta de inversiones en Barú desde entonces deprimieron sensiblemente la actividad económica del distrito. La Cámara de Comercio de Barú reporta que la tasa de desempleo supera el 60%.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código