PLANO URBANO

PLANO URBANO: Actitudes contra la movilidad

PLANO URBANO: Actitudes contra la movilidad PLANO URBANO: Actitudes contra la movilidad
PLANO URBANO: Actitudes contra la movilidad

Rodrigo Mejía-Andrión *

OPINIÓN

Panamá viaja contra la corriente. Mientras los países avanzados hace años llegaron a la conclusión de que solo a través del transporte colectivo resolverán el transporte de las comunidades a sus áreas de estudio o trabajo, Panamá ha promovido y facilitado en extremo las opciones para que cada asalariado posea un auto para uso personal.

Conversaba con distinguidos colegas sobre los inevitables tranques panameños, coincidimos que se deben principalmente a las siguientes acciones:

1) Arancel de importación para los vehículos ridículamente bajo.

2) Impuesto de circulación (placas) casi inexistente.

3) Financiamiento bancario exageradamente largo. (hasta 90 meses).

4) Escasa cultura de pago de estacionamiento que lleva a invadir los espacios de circulación.

5) Injerencia de la Asamblea Nacional en procesos de planificación urbana que corresponden a Ordenamiento Territorial, como la prohibición de construir estacionamiento bajo los parques y el uso gratuito de estacionamiento en las áreas privadas de los comercios.

6) Ausencia de una política de transporte público.

Arancel. En países más avanzados que el nuestro, con larga trayectoria en planificación como el Reino Unido y Japón, han aumentado significativamente los impuestos sobre los vehículos, especialmente los importados, con el fin de desalentar o casi impedir la circulación de vehículos para uso individual, para dedicar sus recursos al fortalecimiento del transporte colectivo.

Impuesto de circulación (placas). El pago que el panameño hace para lograr transitar por el territorio es ridículo, si lo comparamos con el de países vecinos. El caso de Tokio es notorio. Para adquirir un auto, el interesado debe demostrar que tiene espacio donde guardarlo y que su sitio de destino ofrece el espacio correspondiente.

Excesivo financiamiento bancario. Con asombro he descubierto que bancos locales financian hasta por 90 meses (7.5 años), tiempo más largo que la vida útil de la mayoría de los vehículos. Así, el más pobre de los asalariados logrará obtener el auto que ingenuamente considerará su solución al transporte diario. No tiene idea del infierno que lo espera.

Escasa cultura de pago en estacionamientos públicos. El panameño evita pagar por estacionarse y logra encontrar espacios prohibidos donde dejar su vehículo, aunque sean esquinas donde impedirá la necesaria visión para cruzar la vía. Con demasiada frecuencia la vía de cuatro carriles queda reducida a dos y no existen suficientes agentes de la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) para multar a los constantes infractores.

Injerencia de la Asamblea en las labores de planificación urbana. Ellas corresponden al Ordenamiento Territorial del Miviot y la Dirección de Planificación del Municipio capitalino. Me refiero a la prohibición de colocar estacionamientos debajo de parques y lo de prohibir el cobro de estacionamiento por las tres primeras horas en comercios privados.

Ausencia de una política de transporte público. Aún Panamá carece de una política de transporte público y por los vientos que soplan no se están corrigiendo las medidas antes señaladas que fomentan el increíble crecimiento de compra-venta de autos que todos los años aumenta. Reconozco los esfuerzos que está haciendo la sociedad civil y el Colegio de Arquitectos para mejorar lo existente, mientras el Gobierno Central no deje de facilitar la compra de vehículos nuevos y los desechados en Florida, en vez de disminuir el tiempo de traslado de los usuarios, este seguirá incrementándose. Ayer, mi asistente compró su auto pagadero en “solo siete años”.

El pasado domingo en el programa Radar escuché opiniones entre distinguidos panelistas que seguí con especial atención. Entre los participantes logré destacar claras ideas de Álvaro Uribe, planificador del Metro y profesor de Urbanismo en la Facultad de Arquitectura; Carlos Fernández, ingeniero, presidente de la Cámara de Comercio; Julio González Pereira, director de la ATTT y otros, quienes abordaron puntos clave del asunto. Quiero destacar que todos esos problemas se habrían evitado si hubiéramos mantenido las instituciones de planificación nacional que en el pasado nos orientaban.

Leyendo las memorias del Dr. Carlos Bolívar Pedreschi sobre la crisis del transporte en el año 2005, donde explicaba “la necesidad que confrontaban los trabajadores de pararse a las 4:00 de la mañana para ver si llegaban a tiempo a sus trabajos” y las comparo con lo que afirman ahora quienes viven en el oeste y trabajan en Panamá, “que están obligados a levantarse a las 3:00 de la mañana” y añadimos que todos los años se acrecienta un 20% la venta de autos, hasta dónde llegaremos si no impedimos que circulen los vehículos con menos de dos a cuatro personas o mejor aún: busitos con carril expreso. Problemas extremos requieren medidas radicales.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código