PLANO URBANO

PLANO URBANO: Huelga por insaciables exigencias

Cerca de 591000 de los autos estan en EU. Cerca de 591000 de los autos estan en EU.
Cerca de 591000 de los autos estan en EU.

OPINIÓN

Ante absurdas aspiraciones de los dos gremios huelguistas, que no pueden ser aceptadas sin poner en peligro la estabilidad del país por los nefastos precedentes que se establecerían, muchas de las personas con quienes me reúno y converso estos temas, coincidimos en que deberíamos dejar que los paros continúen, hasta que ambos sectores se convenzan de que la sociedad civil no aceptará sus presiones.

Como ex profesor universitario, considero no ético que los docentes hayan rechazado la exigencia gubernamental de que el aumento de 300 dólares ofrecido vaya acompañado de una evaluación previa de su desempeño como educador, especialmente si se trata de una autoevaluación.

En un acto contrario a su deber como educadores, dejan sin educación a miles de estudiantes cuyos padres tienen que estar desesperados por la falta de la enseñanza que sus descendientes deberían estar recibiendo. Esta actitud es absolutamente contraria a los principios que rigen al educador.

Si ya hay un buen número de educadores que han aceptado su autoevaluación, la han realizado y gozan ya del aumento prometido, considero que poco a poco cada educador se convencerá de la conveniencia de la evaluación y procederá de acuerdo con ella.

Estoy seguro de que existe un número amplio de educadores, hombres y mujeres, que han rechazado la huelga por considerarla injusta, de otros sé que se mantienen en paro, pero únicamente por apoyo a sus dirigentes, muy equivocados esta vez. Cada día tendrán más panameños en su contra. Hasta la defensora del Pueblo les critica con vehemencia la afectación a terceros, inocentes ciudadanos que tienen que tomar la calle Cincuenta para llegar a su destino y quedan encerrados por horas.

En cuanto a la huelga decretada por el Suntracs, con mayor razón considero que la Capac que ya había concedido mayores aumentos de lo debido y por tanto no debería conceder otros incrementos, que ya ha sobrepasado lo racional, y van a encarecer demasiado las obras impidiendo que los panameños de recursos limitados puedan adquirir las viviendas que antes se construían para ellos. Por tanto, todas esas familias se verán abocadas a comprar únicamente viviendas de interés social, y pronto, solamente los obreros de la Suntracs, tendrán la capacidad necesaria para obtener viviendas de nuevos precios.

Nunca entendí la razón por la cual la Capac no supo manejar ante el panameño pensante, las fantásticas exigencias del sindicato. Desde mi punto de vista, como exsocio de Capac, considero gran error contestar en una página entera de este “elitista” diario, el primer comunicado del Suntracs, Como los obreros solo leen tabloides, no conocerían los argumentos de Capac para atacar al Sindicato. En cambio la clase media, que sí lee La Prensa, se solidarizaría con los “pobres” obreros.

Con posterioridad, cuando el sindicato en repetidas ocasiones, en sus presentaciones en medios escritos y televisivos, aseguraba que los contratistas habían aumentado sus ganancias desde la convención anterior, en un 323%, los obreros solo habían obtenido aumentos de 18% y la Capac no refutó esas cifras, repetidas hasta la saciedad, la comunidad en general aceptó la tesis de los obreros como correcta.

Mi conclusión es que en los últimos cuatro o cinco años, la inversión en obras de construcción pudo haber crecido en esos porcentajes, lo que en ninguna forma significa mayores ganancias para los constructores. Por otra parte, si Pedro Pérez como promotor construyera un edificio de 60 pisos, con $80 millones y se ganara un 20%, o sea $16 millones, en cambio el contratista y constructor de la obra sería muy afortunado si lograra una ganancia de 6% sobre el valor de la obra, o sea alrededor de $4.8 millones.

Todo esto lo lograría en unos cuatro años de trabajos seguidos, el primero de ellos en reuniones de acercamiento para conocer al promotor y mostrar su integridad, reputación, responsabilidad y buenos resultados. De lograr ser invitado a participar en la reñida licitación enfrentaría arduos trabajos de cálculos de cantidades y costos de materiales y mano de obra, para su participación en la licitación. Tras tres años de construcción le quedan cinco años de garantía y atención de reclamos. Un total de nueve años atendiendo obligaciones con el promotor y con los compradores, y rehaciendo con demasiada frecuencia la pésima calidad de los acabados de nuestros trabajadores que nunca regresan a enmendar errores.

Cosas del trabajo en los periódicos. A mi artículo anterior le puse como título: Fluctuaciones moderadas, pero en el periódico quien lo manejó le recortó el de y quedó así: Fluctuaciones moradas. No había observado el simpático cambio, pero un amigo me llamó para preguntarme cuáles eran los incrementos morados, pensando que tenían un significado muy especial. Me dijo: pensé que eran cosas de ese Cucalón que todo lo enreda.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código