PLANO URBANO

PLANO URBANO: ¿Locuras de la Caja de Ahorros?

PLANO URBANO: ¿Locuras de la Caja de Ahorros? PLANO URBANO: ¿Locuras de la Caja de Ahorros?
PLANO URBANO: ¿Locuras de la Caja de Ahorros?

Rodrigo Mejía-Andrión

OPINIÓN.

Ante la absurda pretensión de la Caja de Ahorros de efectuar un remate de las áreas comunes de dos edificios incorporados al régimen jurídico de propiedad horizontal, parte inseparable de la propiedad sobre las respectivas unidades inmobiliarias, siento un deber moral de advertir sobre ese atraco de los fondos públicos debido a mi más de medio siglo relacionado con esta figura que tanto beneficio ha traído al país.

Fui estudioso de la propiedad horizontal desde estudiante universitario cuando en 1952 se aprobó la ley que “regularía” esa figura jurídica en Panamá, la que nunca se pudo utilizar la vez que en 1962 el arquitecto Calvin Stempel intentó aprovecharla para la construcción del edificio Atalaya (hoy P.H. Atalaya en la avenida Balboa). Participé con Stempel en todas sus gestiones para lograr construir su edificio bajo ese régimen jurídico, novedoso para Panamá. Uniendo esfuerzos logramos, como primer objetivo, obtener del Ministerio de Obras Públicas dos reformas a normas que impedían esa construcción. También tras larga lucha logramos que la Caja de Seguro Social aceptara reformas en sus Reglamentos de Préstamos Hipotecarios para poder brindar préstamos para compra de apartamentos en propiedad horizontal, opción que se mantuvo virgen hasta alcanzar su mayoría de edad. Mi entusiasmo por la propiedad horizontal me llevó, entonces, a estudiar una serie de libros europeos sobre la milenaria historia de la construcción de viviendas superpuestas con regulaciones rudimentarias que intentaban controlar los problemas de convivencia. Publiqué múltiples escritos en los diarios de la época, y logré entusiasmar a nueve personas más para asistir a un seminario de la OEA de seis días en El Salvador. Estuvieron presentes representantes de la Cámara Panameña de la Construcción (Capac), Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos, Caja de Seguro Social, Universidad de Panamá, Banco de la Vivienda, Instituto de Vivienda y Urbanismo, Asociación de Propietarios de Inmuebles, Facultad de Arquitectura y precisamente el estudioso asesor de la Caja de Ahorros, Dr. Rodrigo Arosemena. De las tres comisiones de trabajo escogí la de Asuntos Legales con los dos abogados del grupo, desatendiendo las comisiones de Administración y Arquitectura.

Al regresar convencí al asesor de la Caja de Ahorros de que entre ambos preparáramos la ley que el país necesitaba, trabajo que nos llevó año y medio, lográndose finalmente el Decreto Ley de 26 de junio de 1970. Eran ya tiempos de los militares.

Veintiún años más tarde y como funcionario del Ministerio de Vivienda, con la colaboración de Capac, me correspondió coordinar a los grupos interesados en el tema para el estudio de necesarias reformas a la Ley, que fueron aprobadas en 1993. Nuevamente, en el año 2002 colaboré con el diputado José Blandón para preparar nuevas reformas y las discusiones de esa nueva ley. En el último año del presidente Torrijos, participé nuevamente con el ministro Gabriel Diez en otro proyecto de ley de P.H., que no fue aprobado. En la última nueva Ley de P.H. de 2010, no fui invitado a participar. Tengo estudiadas urgentes correcciones a esa Ley que contraviene los conceptos básicos de tan importante figura jurídica.

Si ahora la Caja de Ahorros concedió préstamos millonarios respaldados por la hipotecas sobre las áreas comunes de dos edificios de playa que, como bien se sabe son inalienables de forma independiente de las unidades inmobiliarias, queda muy claro que allí hubo dolo, un vulgar atraco al Estado. Esa responsabilidad corresponde principalmente a los funcionarios de máxima autoridad y a todos los abogados envueltos en la preparación de las escrituras. Si los firmantes alegaran que ellos no sabían que violaban la ley, merecen cárcel por ineptos. Por el momento ya sabemos que el presidente de la junta directiva de la Caja de Ahorros, miembro del círculo cero del expresidente, fue quien avaló los dos préstamos que suman 5 millones. También conocemos el nombre de quién fue o aún es el administrador de la Caja. El inolvidable exasesor de la Caja, Dr. Rodrigo Arosemena, debe estar revolviéndose en su tumba.

Todas las semanas conocemos nuevos trucos que los señores del gobierno pasado se inventaban para recoger un dinerito para comprar “sus cositas”. Han llegado noticias interesantes sobre las inversiones gubernamentales en la construcción de hidroeléctricas para servir a la familia del expresidente. Ingenuamente, creía que los “centavitos” que ahorraba el penonomeño del Programa Nacional de Ayuda era la máxima expresión de picardía, creo ahora que está siendo opacado por los nuevos “descubrimientos”. Dios nos coja confesados.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código